Celebran a los verdaderos héroes

Hoy, Hermosillo celebra a sus héroes, a estos hombres que son sinónimo de entrega, de grandeza, de coraje, de valor y de hermandad, ya que este sábado, 22 de agosto, los integrantes del Heroico cuerpo de Bomberos conmemora su día.

Reunidos desde las 8:00 de la mañana en la Capilla del Carmen, donde son los consentidos y se encuentra su patrona los bomberos recibieron la bendición por parte del padre, quien los invitó a seguir realizando esa noble y genuina labor de salvaguardar siempre la integridad de todos y cada uno de los ciudadanos.

Ahí estuvieron todos, desde el que lleva más años en la corporación hasta las nuevas generaciones, pequeños que desde su corta edad ya saben el compromiso que es portar la insignia y el uniforme de un bombero.

Al término de la misa, los bomberos acuden al panteón Yáñez. Ahí depositan ofrendas florales y pensamientos a uno de los suyos.

El recuerdo del Oficial Manuel Soto Jiménez aún está dentro de los corazones de sus compañeros, ese gran personaje que por más de 29 años sirvió con honor y profesionalismo a la sociedad hermosillense enfundado en su traje de bombero.

Después, al medio día, el cuartel centro es el escenario ideal para reconocer a los mejores bomberos.

EL alcalde Ernesto Gándara Camou, acompañado de autoridades municipales, encabeza la ceremonia donde se entregan reconocimientos y estímulos a nuestros héroes verdaderos.

Jesús Iván Figueroa Benítez es llamado al estrado para recibir el reconocimiento como bombero del mes de julio, además de un bono de diez mil pesos por su impecable labor.

Pero quien se lleva los aplausos y los gritos de los compañeros es Mario Alberto Aguilar León, quien es nombrado Bombero del Año por la votación de todos sus compañeros.

El destacado “tragahumo” agradece a las autoridades, y a la sociedad, el reconocimiento que hoy tiene en sus manos, pero ante todo, reconoce y agradece de sus compañeros, amigos y familiares el apoyo que siempre le han brindado para seguir adelante en esta noble tarea.

El mismo Presidente Municipal destaca la entrega, el profesionalismo, la dedicación y sobre todo el espíritu que cada uno de los bomberos de hermosillo demuestra día con día, servicio tras servicio, donde entregan todo de si con tan de cumplir con la más importante labor que tienen: velar por la seguridad e integridad de los hermosillenses.

Ellos son nuestros héroes, nuestros salvadores y nuestros guardianes, son quienes diariamente arriesgan su vida sin importar los riesgos que se corran y hoy, a pesar de que celebran su día, no tendrán el tradicional festejo, ya que solidariamente se unen al luto que lleva la sociedad hermosillense por la tragedia ocurrida el pasado mes de julio, de la cual, ellos mismos han adquirido el compromiso de evitar a toda costa que vuelva a ocurrir.