Se mantiene IMSS en alerta ante amenaza de ‘Jimena’

Ante la amenaza por la presencia del huracán Jimena en las costas del Pacífico norte mexicano, las instalaciones y el personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se reportan preparadas para enfrentar una eventual contingencia por este fenómeno natural, como parte de las medidas preventivas institucionales.

hurricane-APLo anterior, en coordinación con las autoridades de los tres niveles de gobierno en cada entidad en la que se prevé el paso del huracán.

Las delegaciones del IMSS en Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Jalisco, Nayarit, Colima, Michoacán y Guerrero permanecen en alerta a través del programa de Respuesta Institucional Inmediata ante Desastres (RIIAD); y, además, participan activamente en los albergues temporales instalados para auxiliar a la población que resulte afectada.

El programa RIIAD cuenta con plantas purificadoras de agua, plantas de luz, camiones cisterna, equipos de fumigación, unidades móviles quirúrgicas y de diagnóstico, así como otros equipos necesarios para hacer frente a este tipo de contingencias.

El doctor Felipe Cruz Vega, jefe de la División de Control y Operación de Proyectos Específicos, de la Dirección de Prestaciones Médicas del IMSS, señaló que desde el inicio de la temporada de huracanes, el Instituto ha tomado medidas como el abasto suficiente de tanques de gas, depósitos de diesel, cisternas con agua potable, tanques de oxígeno y gases medicinales, plantas de luz de emergencia en todas las unidades médicas y hospitales de las entidades señaladas.

Asimismo, informó que una vez que pase el meteoro, se formarán brigadas de vigilancia para el control de vectores, es decir, de moscos o mosquitos transmisores de enfermedades, que proliferan por encharcamiento de agua, así como campañas de fumigación para evitar epidemias.

El doctor Cruz Vega apuntó que la infraestructura del IMSS cumple a cabalidad con el objetivo de brindar protección a los derechohabientes, trabajadores y población en general, donde la participación de especialistas es fundamental para la vigilancia médica.

Una de las entidades que, de acuerdo con los pronósticos meteorológicos, podría resultar más afectada es Baja California Sur, donde el Instituto tiene al cien por ciento de sus funciones 12 Unidades de Medicina Familiar (UMF), un Hospital General de Zona (UGZ), cinco Hospitales Generales de Zona con Medicina Familiar, 14 consultorios auxiliares de medicina familiar, cinco Unidades Móviles y una Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA).