Berlusconi amenaza con bloquear a la UE

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, amenazó el martes con bloquear el proceso de toma de decisiones de la Unión Europea a menos que a los comisarios del bloque y a sus portavoces se les prohíba hablar en público, informaron medios italianos.

Algunos eurodiputados expresaron su conmoción por la amenaza y uno de ellos la calificó de «indignante».

Berlusconi pareció poner objeciones a noticias publicadas por periódicos italianos que sugieren que la Comisión Europea estaba criticando implícitamente a Italia al solicitar información del país transalpino y Malta después de que una embarcación con inmigrantes africanos fuera devuelta a Libia.

Dennis Abbott, portavoz de la Comisión para política regional, confirmó que se había realizado una solicitud.

«La petición de información es un proceso normal en situaciones como esta», dijo en una sesión informativa habitual.

«La Comisión quiere ayudar pero para ayudar necesita información precisa», agregó.

Pero Berlusconi dijo que la noticia aparecida en medios italianos es resultado de la «manipulación» de las palabras de los portavoces de la Comisión.

El primer ministro dijo a periodistas en Gdansk, Polonia -donde dirigentes europeos estaban en una ceremonia de conmemoración del inicio de la Segunda Guerra Mundial-, que llevaría el asunto a la próxima cumbre de la UE.

«Mi posición será inequívoca y precisa: no daremos más nuestro voto, bloqueando de manera efectiva el funcionamiento del Consejo (de jefes de Estado y de Gobierno de la UE) a menos que se acuerde que ningún comisario o portavoz de un comisario pueda públicamente opinar sobre cualquier asunto», dijo Berlusconi, citado por una agencia italiana desde Polonia.

Sólo el presidente de la Comisión Europea y su portavoz deberían poder hablar en público, agregó.

«Pediré que los comisarios y portavoces de los comisarios que continúen la tendencia de los últimos años sean despedidos de manera definitiva», enfatizó. «Es algo que no podemos aceptar más porque da a la oposición de cada país armas que no existen», argumentó.

Un destacado eurodiputado expresó su indignación.

«Creemos que el líder de un gobierno de un estado miembro no debería hacer este tipo de demandas. Berlusconi, una vez más, ha mostrado su profundo sentimiento antieuropeo», dijo Martin Schulz, líder de los socialistas europeos en la Eurocámara.

«Pedimos a la presidencia de la UE y al presidente de la comisión (Jose Manuel Durao) Barroso que reaccionen inmediatamente y personalmente contra este ataque infame contra las instituciones europeas», agregó.

El Gobierno italiano es particularmente sensible a los ataques a su política inmigratoria. En mayo, el ministro de Defensa, Ignazio La Russa, calificó a la portavoz en el país de la agencia para los refugiados de la ONU de «inhumana» y «criminal» izquierdista por sus críticas.

La portavoz, Laura Boldrini, el lunes acusó a Italia de enviar de vuelta el barco cuando estaba en aguas italianas sin dar a sus ocupantes la posibilidad de solicitar asilo y calificó el caso de «muy grave». Italia dice que la embarcación estaba en aguas internacionales.