Caen ligados a caso Martí; cuidaban narcos

La Policía Federal y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informaron que fueron detenidos seis presuntos secuestradores de la banda de El Niño, relacionados con la banda de Los Petriciolet, acusados del secuestro y muerte del joven Fernando Martí.

El comisionado general de la Policía Federal, Facundo Rosas, señaló que tres de los presuntos delincuentes eran policías judiciales y brindaban protección a gente relacionada con los Beltrán Leyva.

José Antonio Jiménez Cuevas, El Niño, quien se hacía pasar por agente federal, aceptó haber participado en el secuestro de Alejandro Martí «y de jóvenes que tenían bodegas en la Central de Abastos».

Jiménez aceptó vigilar a agentes federales, a quienes pensaba asesinar, aseveró Facundo Rosas, comisionado de la Policia Federal.

Víctor Guillermo Servín Morales, El Panda, policía judicial del DF, aceptó haber participado en el secuestro de Antonio Equihua. Servín recibía entre 100 y 120 mil pesos por otorgar seguridad; también participaba en la vigilancia de federales.

Israel Gallego Hernández, El Bronce, también activo en la policía judicial del DF, tenía dos meses en la banda; vigilaba a agentes federales.

José Guzmán Valeriano, El Gato, trabajaba como judicial en el DF.

Daniel Octavio Sánchez, El Charro, quien trabajaba en una discoteca de Toluca y dijo que el jefe de la banda, José Antonio Jiménez Cuevas, El Niño, tenía contactos que le daban información privilegiada y éste a su vez la vendía a presuntos narcotraficantes. Además, de dar protección a una persona colombiana, que introduciría droga al país.

Carlos Fabián García Castaño, El Colocho, originario de Colombia, quien solicitó protección para introducir droga al país.

Dos pistolas. 9, calibre .38, dos calibre .40, un fusil AR-15, otro AK-47, 140 cartuchos de diversos calibres. Dos vehículos, 105 envoltorios de cocaína, dólares, una memoria USB, celulares, radiocomunicadores, emblemas de la procuraduría del DF y un pasaporte.