Celebran sesión maratónica

En una “maratónica espera” los diputados de la LVIII legislatura celebraron lo que será una de las últimas sesiones extraordinarias antes de abandonar sus curules para cederlos a los nuevos Legisladores, en ella se aprobaron algunas leyes y reformas, así como las cuentas públicas.

La cita se había programado a las diez de la mañana, dos horas antes de la fecha establecida para celebrar sesiones en Pleno, sin embargo las horas transcurrían y la espera continuaba.

En punto de las dos de la tarde, casi cuatro horas después de lo acordado los Legisladores priístas empezaron a dar señales en Pleno, sin embargo, tras unos minutos nuevamente lo abandonaron.

Fue así como en punto de las 3:30 de la tarde, la sesión extraordinaria arrancaba, seis horas y media después, aunque al momento de llegar los Diputados parecía que ya todo estaba acordado, pues no había mayor discusión en la aprobación de los puntos de la orden del día, también se solicitaba obviar lectura para hacer más ágil la sesión.

Aunque algunos puntos fueron omitidos de la lista por falta de acuerdos entre los grupos parlamentarios del PRI y del PAN, como la planta tratadora de aguas para el municipio de Guaymas, así como el Reglamento de servicio para el Poder Legislativo y por último la Ley de Seguridad Pública, el resto de lo establecido según la diputada Irma Romo Salazar les generó mucha satisfacción aprobarlo.

Entre los puntos aprobados por los Legisladores en la sesión de este jueves se encuentran las cuentas públicas de los 72 municipios en donde resultaron “reprobados” los municipios de Fronteras, Sahuaripa, Cumpas, Huatabampo y Cananea, quienes deberán solventar los señalamientos.

En lo que respecta a la cuenta pública del Gobierno del estado de Sonora, el Grupo Parlamentario del PAN realizó un posicionamiento en el cual mostraron su inconformidad, expusieron que durante los tres año se toparon con un gobierno opaco que se ha opuesto a la transparencia.

También aseguraron haber encontrado manejos deshonestos por parte de los servidores públicos bajo la “complacencia del ejecutivo”, sustentaron lo antes dicho en que se encontraron faltas que van desde la falta de comprobación de 449 millones de pesos en el año 2008.

En tanto el coordinador de la Bancada priísta en el Congreso local, Carlos Daniel Fernandez Guevara se defendió al mencionar que ha sido de las cuentas públicas más transparentes, puesto que así ha sido la administración del gobernador Eduardo Bours Castelo. No obstante el Congreso no tiene facultades para aprobar la cuenta pública del Gobierno de Sonora, sólo puede realizar señalamientos.

Otros puntos aprobados fueron la Ley de Desarrollo rural, el Código de familia, así como las reformas a la Ley de discapacidad.