Entregan ayuda a damnificados y refugiados

Más de 11 mil despensas han sido entregadas en 35 colonias y nueve refugios temporales que siguen funcionando en Guaymas, luego del impacto de la tormenta tropical “Jimena”.

Esta mañana la alcaldesa, Susana Corella Platt, realizó un recorrido por zonas devastadas del Municipio, principalmente del área rural como San José de Guaymas, donde el lodo sepultó casas enteras y dejó a la comunidad incomunicada por varios días.

En San José de Guaymas, Santa Clara, La Salvación y otras rancherías que se encuentran en la zona, Corella Platt entregó despensas, kits de limpieza y agua embotellada.

Por la mañana, Fundación Bancomer y Cruz Roja realizaron una donación al Municipio de 4 mil despensas completas que se entregaron en diversos sectores de la ciudad, además de otras más que entregó las Fundación Telmex.

En las comunidades yaquis también se realizó una entrega de despensas y artículos de limpieza, además de colchonetas, kits de higiene personal y agua embotellada.

La alcaldesa recorrió la zona de San José y Santa Clara donde platicó con familias que perdieron sus viviendas y los llamó a mantener la calma pues la ayuda de los tres niveles de Gobierno llegará pronto.

En el Centro de Acopio del Municipio se informó que esta tarde llegarían más despensas y agua embotellada, pero aún persiste insuficiencia de pañales, leche en polvo y ropa.

Hasta el momento son 9 albergues los que siguen funcionando en sectores como San Vicente, Fátima, Centinela, Las Palmas, CAM, Pótam, Vícam, San José de Guaymas, Ejido Yaqui y San Carlos.

En los albergues se contabilizan hasta 700 personas de manera permanente, pero en horas de comida la cifra asciende a más de 3 mil, que se alimentan y posteriormente regresan a sus hogares.

Se informó que en Hermosillo, Caborca, Monterrey y Colima, se abrieron centros de acopio para recibir ayuda y enviarla a los damnificados de Guaymas que hasta este día se estiman en más de 45 mil.

La ayuda seguirá fluyendo en los próximos días y se accionarán programas para recuperar casas dañadas y que las familias poco a poco vuelvan a la normalidad.