Le sacan la vuelta a los ‘naranjazos’

Una vez más, al igual que hace 50 años, los naranjos de la Plaza Zaragoza amanecieron sin fruto, para evitar que el próximo 15 de septiembre, ocurra un incidente similar al que vivió el ex-gobernador Alvaro Obregón Tapia.

El cronista oficial de Hermosillo, José Rafael Aguirre, narró que la tradición de cortar las naranjas, en vísperas de las fiestas patrias, se debe a que en 1959, las inconformidades entre los maestros del estado, provocaron que un grupo de personas agredieran al aquel entonces gobernador de Sonora.

‘Había manifestaciones de maestros en casi todo el estado, en ese tiempo el problema estaba más fuerte, y entonces alguien tuvo la ocurrencia, sin saber exactamente quien fue, de cortar naranjas y empezar a tirárselas’, indicó Rafael Aguirre.

Al grito de ¡Agáchate Fernanda!, el ex mandatario estatal, hijo del General Alvaro Obregón Salido, protegió a su esposa, y desde esa fecha, año con año los frutos de la Plaza Zaragoza, desaparecen.