Sonora y San Lázaro

* Ecos de la instalación de la Legislatura 61

* La influencia de Manlio Fabio Beltrones es evidente

* Samuel Moreno en un día logra lo que no tuvo aquí en 3 años

Por Francisco Rodríguez

El pasado sábado 29 de agosto, a las 11 horas y algunos minutos, estos últimos de retraso, dio inicio la sesión de instalación de la Legislatura número 61 de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en la ciudad de México, dentro del imponente recinto que es el Salón de Sesiones del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Las instalaciones de la infraestructura que alberga la mayor actividad legislativa del país son enormes y llenas de simbologías de la historia democrática en México: murales, bustos, esculturas, pinturas y un interminable recorrido.

El salón de sesiones es un espacio opulento, un recinto circular, las 500 curules frente a la mesa directiva, enmarcada por una gigantesca bandera mexicana. Hacia ambos costados, dos enormes muros de mármol que contienen los nombres de los hombres y mujeres que ahí ya dejan huella indeleble.

Arriba, en un muro también impresionante por su tamaño y siguiendo la curvatura del salón, la frase inmortal de Benito Juárez: «Entre los individuos como en las Naciones, el Respeto al Derecho Ajeno es la Paz». Y abajo del enunciado algunos nombres más de distinguidos patriotas.

A los lados de los muros de mármol se encuentran los tableros electrónicos de votación que registran el sentido del voto de cada uno de los 500 Diputados.

Frente a esto y a los lados de las curules, se encuentran espacios de actividad de apoyo legislativo, como sonido, grabación, video, archivo y demás necesidades y también los espacios destinados a las actividades de los medios de comunicación. Existe también un espacio para invitados especiales denominado palcos y otro espacio de visitas, en segundo piso, denominado galerías.

Enmarcada en este contexto, se instaló la nueva legislatura, dando inicio con el informe de la Secretaría General acerca de la designación de la mesa de Decanos, quien se encarga de tomar protesta a ellos mismos y luego al resto de los Diputados, para que quede formalmente conformada la Cámara de Diputados en su edición 61.

En Ifigenia Martínez del PT recayó la Presidencia (el sonorense Carlos Armando Biebrich lo fue en su momento) y una de las vicepresidencias en Alejandro Encinas, del PRD.

LA MESA DIRECTIVA DEL PRIMER AÑO

Posteriormente la mesa de decanos dio lectura al acuerdo de los Grupos Parlamentarios que designa la Mesa Directiva para el primer año de ejercicio legislativo y en el que la Presidencia de la Cámara Corresponderá al PAN en la persona de Francisco Ramírez Acuña, ex Gobernador de Jalisco (destapador de Felipe Calderón) y ex Secretario de Gobernación. (El PRI presidirá la Junta de Coordinación Política a Través de Francisco Rojas).

Vicepresidentes: Francisco Javier Salazar, Felipe Solís Acero y Jesús Zambrano Grijalva.

Secretarios: María Dolores del Río Sánchez, Georgina Trujillo Zentella, Balfre Vargas Cortéz, Carlos Samuel Moreno Terán,

Gerardo Fernández Noroña, Jaime Arturo Vázquez Aguilar y

María Teresa Ochoa Mejía.

Resumiendo, hay representación del PAN, PRI, PRD, PVEM, PT, Nueva Alianza y Convergencia.

El acuerdo fue sometido a votación por cédula personal y pasaron a depositar su decisión en urna, 499 Diputados; faltó César Godoy, hermano del Gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, quien cuenta con orden de aprehensión (el hermano no el gobernador). El resultado fue que once Diputados propusieron una conformación diferente de la Mesa Directiva, un Diputado votó el acuerdo en contra y los demás en abrumadora mayoría votaron a favor. Ya existía acuerdo previo entre los coordinadores parlamentarios.

Uno por uno fueron llamados los Diputados en orden alfabético a votar y el primero fue un sonorense: Manuel Ignacio Acosta, «el Maloro»; pasó Dolores del Río, con aplausos de sus compañeros; Ernesto de Lucas, Marcos León Perea (coordinador de los diputados priístas de Sonora), Onésimo Mariscales, Samuel Moreno, aplaudido por los del PVEM y los del PRI, por ser nominado secretario de la Mesa; Miguel Pompa, «el Potrillo», Rogelio Díaz Brown, Evelyn Trigueras, Enrique Torres Delgado, Jesús Alberto Cano Vélez, y Leonardo Guillen, por mencionar a los sonorenses

SONORA PRESENTE EN LA TRIBUNA LEGISLATIVA NACIONAL

Como vemos, Sonora está, el primer año de ejercicio de la LXI Legislatura, con presencia importante en la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

Jesús Zambrano (PRD), de Empalme, con experiencia Legislativa, María Dolores del Río (PAN), hermosillense ex alcaldesa de nuestra capital y ex precandidata a la Gubernatura, cercana se dice, a Josefina Vázquez Mota, coordinadora de los diputados albiazules. Y el oriundo de Cananea, Samuel Moreno (Partido Verde), posición operativa del poderoso Senador Manlio Fabio Beltrones. Tres valores de la política sonorense en la mesa Directiva.

CASO CURIOSO DE TIEMPOS Y CIRCUNTANCIAS

Es entendible la posición de Jesús Zambrano por su cercanía a la dirigencia nacional perredista y su activa participación, igualmente se reconoce la valía de Dolores del Río y sus buenas relaciones políticas, pero el caso de Samuel Moreno es por decir lo menos, curioso.

Cuando ganó la elección a diputado local por Cananea en 2003 y por motivos de que el Gobernador Eduardo Bours no quería saber nada de lo que tuviera que ver con Beltrones, y quizá debido también a la falta de oficio político de sus compañeros diputados priístas y del propio coordinador, a Samuel Moreno no se le invitaba a las reuniones previas de su bancada y nunca en los tres años que duró la Legislatura, fue integrante de la mesa directiva del congreso sonorense. Fue el único de los 33 legisladores en esta situación.

Ahora, en la instalación de la Legislatura federal, en el primer acto protocolario, el cananense es designado Secretario de la Mesa Directiva, con todo lo que ello implica de auxiliar a dirigir las sesiones, conocer antes que la mayoría de los diputados de los asuntos a tratar, el sentido de los acuerdos de los grupos parlamentarios, vigilar el registro y asistencia de todos los integrantes de la cámara y como extra, mejores oficinas e instalaciones.

Hace 6 años a Samuel no lo dejaron participar ni una sola ocasión, ahora, en el primer acto de la Cámara lo nombran Secretario de la Directiva. Tiempos y circunstancias.

La lectura que podemos advertir de la conformación de la directiva de este año es sin duda la influencia del Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, el ex gobernador sonorense Manlio Fabio Beltrones, pues están ahí Felipe Solís, colaborador cercano del de Villa Juárez y Samuel Moreno, cercanísimo también. Y si pensáramos un poco mal, hasta a Jesús Zambrano le podríamos adjudicar. Les digo, tiempos y circunstancias.

SOLEMMNE CEREMONIA

Un acto protocolario lleno de formas y solemnidades la instalación de la Cámara, la lectura del informe de la Secretaría General, la designación de la mesa de decanos, la toma de protesta de los diputados y el nombramiento de la mesa directiva para el primer año.

Los invitados disfrutaron la ceremonia al ver a sus familiares y amigos tomando protesta a tan importante encargo.

Ahí estaban, entre muchos más, los señores Pompa Corella, Miguel y Julieta, padres de Miguel Pompa «El Potrillo», así como la esposa de éste; estaba también Juan Pablo Acosta, orgulloso de su hermano «el Maloro»; Mariano Quihuis y Pablo Yeomans, colaboradores de Samuel Moreno y su distinguida y orgullosa esposa, Maritza Elías de Moreno. Desde luego había ahí familiares cercanos del doctor León Perea y Ernesto De Lucas y de todos los nuevos legisladores sonorenses.

Posteriormente al término de la sesión, la mayoría por no decir la totalidad, partieron a festejar en los diversos lugares de recreo y alimentación de la Ciudad de México.

Enhorabuena para todos y se les desea lo mejor. Una gran responsabilidad han adquirido de representarnos a los sonorenses y de velar por los intereses de la nación. Estaremos vigilando su actuar, celebrando sus aciertos y criticando sus yerros. No nos defrauden.