Suicida con coche bomba deja 33 muertos en Pakistán

Un suicida con coche bomba mató el viernes al menos a 33 personas en el noroeste de Pakistán, en una explosión ocurrida en una carretera que derrumbó varios locales comerciales cercanos, dijeron la policía y testigos.

Grupos combatientes han atacado varias veces con bombas, intensificando su guerra contra el Gobierno en el 2007, pero los islamistas han sufrido traspiés este año alimentando esperanzas gubernamentales de que las fuerzas de seguridad podrían estar imponiéndose.

La bomba estalló en una ruta principal cerca de la ciudad de Kohat, 150 kilómetros al sudoeste de Islamabad, y destruyó varios negocios que estaban junto al camino.

«Un restaurante y varios comercios han colapsado. Es un caos. Hay una gran devastación», dijo Ibn-e-Ali, un ex juez y vecino del lugar. «Mi casa está a un kilómetro pero la explosión fue tan grande como si hubiera ocurrido aquí al lado», agregó.

Un portavoz de la policía indicó que 33 personas murieron y cerca de 80 estaban heridas. La bomba habría contenido 150 kilos de explosivos, agregó la policía.

Kohat es una localidad cercana a la región donde domina la etnia tribal pashtún, sobre la frontera con Afganistán, que se ha convertido en un importante refugio para los milicianos que combaten tanto en Pakistán como en Afganistán.

El lugar donde ocurrió el ataque es habitada mayormente por chiítas y hace un tiempo sufrió violencia por cuestiones religiosas.