Corea del Norte podría disparar más misiles

Corea del Norte se preparaba para disparar una nueva descarga de misiles de corto alcance, dijo el martes un reporte, en una maniobra que es vista como un intento para mejorar su posición negociadora antes de las conversaciones que buscan terminar con su programa de armamento nuclear.

Analistas sostienen que los misiles funcionan como un recordatorio de la capacidad de Corea del Norte para influir en la seguridad regional, pero que no interrumpen la creciente oportunidad de diálogo después de que el aislado Estado anunciara su disposición para volver a la mesa de negociaciones.

La agencia de noticias Yonhap citó a una fuente del Gobierno diciendo que el lunes Corea del Norte había disparado cinco misiles de corto alcance frente a su costa este y que más tarde lanzaría más.

«Han habido indicaciones de que Corea del Norte se está preparando para lanzar misiles de corto alcance desde la costa oeste», expresó la fuente, según la agencia.

El país emitió una alerta para que los barcos permanezcan alejados de sus aguas costeras durante las horas del día, del 12 al 16 de octubre, precisó la guardia costera de Japón.

Sin embargo, menos de un día después de que Corea del Norte estremeciera a la región con el primer lanzamiento de misiles en cerca de tres meses, también accedió a mantener diálogos con su vecino del sur en temas inter coreanos, indicando que no ha cerrado la puerta a las conversaciones.

Los reportes de misiles afectaron en la caída de las acciones durante las primeras horas de operaciones bursátiles en Seúl.

China, que es lo más cercano que Corea del Norte tiene como un gran aliado, ve que el lanzamiento tiene poco impacto en los esfuerzos para reanudar los estancados diálogos nucleares de seis países organizados por Pekín.

«Creo que esto no afectará la tendencia hacia disminuir (la tensión) con la península coreana», dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Por su parte, el primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, expresó su preocupación y dijo sobre el lanzamiento: «Si es cierto, entonces es muy lamentable».

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo el lunes que Washington continuará con sus esfuerzos para terminar con las armas nucleares en la península.

Pero funcionarios surcoreanos restaron importancia a los lanzamientos, argumentando que a menudo forman parte de ejercicios militares de rutina.

«Los misiles son idénticos a los que han sido lanzados en numerosas ocasiones en el pasado, por lo que no creemos que vaya a haber problemas para mantener las conversaciones, las cuales seguirán adelante», declaró el portavoz del Ministerio de Unificación, Chun Hae-sung.