Experto británico aconseja hacerse vegetariano

El mundo debería hacerse vegetariano si quiere combatir con éxito el cambio climático, ya que el metano procedente de vacas y cerdos es 23 veces más poderoso que el dióxido de carbono como gas de efecto invernadero, según una de las máximas autoridades en el tema.

En unas declaraciones al diario «The Times», lord Stern, autor de un informe del gobierno británico en torno a la economía del cambio climático, afirma que la ganadería destinada al consumo de carne representa «un despilfarro de agua y contribuye poderosamente al efecto invernadero».

Según cifras de la ONU, la producción de carne es responsable de al menos 18% de las emisiones globales de CO2 por culpa tanto de la destrucción de bosques para la ganadería hasta la producción de soja como pienso para los animales.

La ONU ha advertido de que, de seguir las cosas como hasta ahora, el consumo mundial de carne podría duplicarse de aquí a mitad de siglo.

Según Stern, un eventual acuerdo en la próxima cumbre sobre el clima de Copenhague debería resultar en un fuerte incremento del precio de la carne y otros productos que generan grandes cantidades de ese tipo de gases.

El experto británico, que es vegetariano, predice que la actitud de la gente hacia el tipo de alimentos que consume irá evolucionando hasta que comer carne se considere inaceptable.

«Creo que es importante que la gente reflexione sobre sus acciones y esto se refiere también a lo que come», explica lord Stern, ex economista del Banco Mundial y actual profesor de la London School of Economics.

Según Stern, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debería participar personalmente en la cumbre de Copenhague porque «se necesita desesperadamente» el liderazgo de ese país para alcanzar un acuerdo significativo.

«Mi mensaje al presidente Obama sería el siguiente: `Vaya a Copenhague, acuda con un espíritu de colaboración y lleve ese mensaje al pueblo estadounidense`», señala el científico.

Stern dice no estar seguro de que mucha gente haya entendido muy bien lo que está en juego y se de cuenta de la importancia que tiene la cumbre de la ONU, que se celebra del 7 al 18 de diciembre en la capital danesa.

Copenhague representa -dice- una oportunidad única para que el mundo cambie de dirección y llegue a un cuerdo que permita reducir a la mitad para el año 2030 las emisiones globales de gas de efecto invernadero, que son actualmente de 50 gigatoneladas.

Los países ricos tendrán que comprometerse a invertir 50 mil millones de dólares al año de aquí al 2015 para ayudar a los pobres a adaptarse al cambio climático.

Según Stern, EU debería aportar tal vez 20 mil millones de ese total, mientras que la contribución anual británica sería de unos 5 mil millones.

Los países en desarrollo, liderados por China, que ha adelantado mientras tanto a EU como el mayor contaminante del planeta, y la India, dicen que en Copenhague el mundo rico debe comprometerse a recortar sus emisiones como mínimo a 40% por debajo de los niveles de 1990 de aquí al año 2020 como forma de evitar los peores efectos del cambio climático.

Se teme que Estados Unidos no se comprometa a una reducción tan drástica, y sin el liderazgo de Washington va a resultar muy difícil, según los expertos, convencer a China y a la India para que se comprometan a su vez a reducciones igualmente importantes a largo plazo.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Cocinando Sano » Blog Archive » Experto británico aconseja hacerse vegetariano | EHUI

Comments are closed.