FCH: Viven 20 millones en pobreza alimentaria

Las crisis alimentaría y económica mundiales dejaron a 6 millones de mexicanos más en situación de pobreza alimentaria, declaró hoy el presidente Felipe Calderón Hinojosa.

El titular del Ejecutivo federal participó en el XXIII Congreso Mundial de la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresas (UNIAPAC, por sus siglas en inglés), en un hotel de la ciudad de México.

El Presidente dijo que por la crisis alimentaria del año 2008, muchos mexicanos debieron destinar más recursos para alimentos.

«Imaginen lo que fue para esos 14 millones de mexicanos que los alimentos hayan subido en promedio 20% en ese año. Eso implicó que las familias hubieran aumentado su situación de pobreza por lo menos 10%».

Calderón añadió: «efectivamente, en México los datos muestran que la pobreza impactada por la crisis alimentaria primero y luego por la crisis económica, hizo que pasaran de 14 a casi 20 millones de mexicanos los que viven en lo que se llama pobreza alimentaria, es decir, una condición tal que no tienen ni siquiera los componentes necesarios para la alimentación de sus hijos».

Felipe Calderón sostuvo que esta situación obliga y llama a la solidaridad de todos.

El Congreso fue auspiciado por diversas empresas como Bimbo y Semex. Estaban presentes entre otros, el empresario Lorenzo Servitje, de Bimbo, así como el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Mariano Azuela.

Felipe Calderón también informó que esta situación de crisis pasará, «al final de cuentas y vendrán mejores vías y esos están por venir».

Por ejemplo, informó de signos alentadores pero insuficientes, como el hecho de que entre junio y agosto pasado hubo 65 mil registros de nuevos empleos en el IMSS.

Y aunque no mencionó al Congreso de la Unión ni el tema de la aprobación de su paquete económico para el 2010, recalcó la necesidad de ser solidario con quienes menos tienen, sobre todo en momentos de crisis.

También dijo que su gobierno hará su mejor esfuerzo para que antes de que termine el sexenio se dé cobertura total en salud, lo cual se traduce en que haya médicos y medicinas para todo mexicano que lo necesite, independientemente de su condición social.

Indicó que se debe actuar, aunque exista la posibilidad también de quedarse sentados a lado del camino.