Señoras y Señores Empresarios: ¿Para qué queríamos el cambio?

Me van a disculpar mis amigos empresarios, sobre todo quienes ahora dirigen organismos empresariales a nivel local y nacional, pero ¿dónde están sus voces, ante la aprobación de la ley de Ingresos 2010?

Yo suponía que queremos un cambio en el país para tener la libertad de expresarnos y exigir lo que NUESTROS REPRESENTADOS deben hacer. ¿Qué no les pagamos con nuestros impuestos?

De este reclamo solo excluyo al C.P. Mario Sánchez Ruiz, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, quien expresó públicamente lo que sentimos la mayoría de los Mexicanos:

“Los presidentes de las 252 Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo de México, muchos de ellos aquí presentes y esta confederación, que representamos a más de 650 mil unidades empresariales que en conjunto aportan el 51 por ciento del Producto Interno Bruto y el 53% por ciento de los empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, queremos externar nuestra decepción y frustración por el dictamen de la Ley de Ingresos de la Federación aprobada ayer en la Cámara de Diputados”.

“Y es que estamos convencidos de que lejos de provocar el crecimiento económico y la generación de empleo y de empresas, las nuevas medidas fiscales atentan principalmente contra las micro, pequeñas y medianas empresas, mismas que estarán obligadas a subsanar el déficit del gasto público bajo este nuevo régimen”.

“Lamentamos la miopía de la mayoría de los legisladores que temerosos de asumir costos político, volvieron a aprobar una miscelánea fiscal repleta de parches y de cargas tributarias a la misma base fiscal cautiva de todos los años, sin el menor afán de constituir una reforma fiscal orientada a impulsar la economía y la inversión, ampliar la base de contribuyentes y facilitar la tributación”.

“Para las Cámaras de Comercio de México, el dictamen de la nueva Ley de Ingresos que acaba de ser aprobado por la Cámara de Diputados provocará que terminen pagando más impuestos aquellos a quienes se les debe proteger, apoyar e impulsar: las micro, pequeñas y medianas empresas”.

“La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, desea hacer un enérgico extrañamiento a los Diputados de la LXI Legislatura por las medidas fiscales adoptadas, y confiamos en que el Senado de la República aún pueda corregir algunas de las iniciativas aprobadas, siendo esta una oportunidad histórica de tomar medidas con sensatez y sensibilidad, que generen más empleo y riqueza”.

“Las cámaras de comercio y su confederación advertimos que muchas empresas no están en condiciones de soportar un incremento en su carga impositiva, sobre todo en momentos en que la actividad productiva se ha reducido significativamente por la crisis económica”.

“Hoy, todos los aquí presentes sabemos que una carga fiscal elevada y compleja estimula la informalidad y desalienta la inversión. Por tanto, exhortamos a insistir en un sistema tributario sencillo, equitativo y universal, si se quiere realmente fortalecer las fuentes permanentes de recursos del sector público”.

“El aumento de impuestos solo redundará en menor ingreso real de las personas, menos inversión y un ambiente de negocios poco atractivo y competitivo, lo que finalmente inhibirá un mayor ritmo de crecimiento de la economía”.

“Estamos seguros que para corregir los desequilibrios en las finanzas públicas originadas por la crisis económica y la constante debilidad de la fuente de recursos petroleros, no sólo es necesario aumentar la carga impositiva, sino reducir el gasto y hacerlo eficiente, siendo estas condiciones vitales, si se quiere lograr un ambiente que estimule la inversión privada y mejore el bienestar social”.

“En este sentido, queremos externar nuestro reconocimiento al presidente Felipe Calderón por la valiente decisión de extinguir a la Compañía de Luz y Fuerza, siendo sólo un ejemplo de que existen más áreas de oportunidad para reducir el presupuesto y hacer más viable el gasto público”.

“Ahora basta esperar cómo se determina el reparto de los recursos públicos en los próximos días. Por tanto, esta Confederación y sus 252 Cámaras de Comercio estaremos atentos y participando en las discusiones previas a la distribución del presupuesto de egresos para el año entrante”.

“Estaremos insistiendo que la asignación del presupuesto para el próximo año, sea repartido equitativamente a los diferentes sectores, en función de su importancia, su representatividad y su generación de competitividad y valor agregado a nuestro país, como las micro, pequeñas y medianas empresas que son las que más empleos y riqueza aportan a México”.

¿Coincide con su sentir?

Le invito a conocer cómo votaron esta ley sus diputados federales en www.revistavivavoz.com

Le adelanto que de los 14 diputados que tenemos en el Congreso de la Unión solo 3 del PRI votaron en contra y hubo una abstención también del PRI, el resto de los legisladores del PRI, todos los del PAN y el Sonorense Jesús Zambrano del PRD votaron a favor de la ley de ingresos 2010.

Así que ya lo sabe, sonría y luego les reclama.

2 Comments Posted

  1. Saludos, es lo que todos sabemos el problema no es del pri ni del pan es del sistema,recuerden que desde la epoca de Santana había impuestos hasta en el uso de las puertas y ventanas porque no sabían como aumentar los ingresos de la nación, seguimos igual a nuestros representantes no les conviene impulsar una verdadera reforma más facil que los cautivos paguen más. 🙂

  2. Algún diputado se debería a atrever a plantear la iniciativa de modificar la Ley para quitarle las prerrogativas a los partidos po`´iticos y sindicatos, ya que las condiciones se encuentran dadas, debido a la necesidad de flujo económico que requiere el país, pues si bien es cierto que las prerrogativas se crearon para la implementación de la democracia con los partidos políticos y los supuestos logros sindicales,éstas ya cumplieron con su misión al tener todos los partidos y sindicatos la infraestructura suficiente y necesaria, por lo que para su permanencia requieren la aplicación de sus estatutos con el cobro de sus cuotas, no que al contrario, dichas prerrogativas se han convertido en botín de unos cuantos, simplemente basta analizar lo solicitado por el CEE estatal para los partidos políticos que asciende a más de 58’000,000.00 para el 2010, pero no¡ que siga pagando Juan Pueblo.

Comments are closed.