Autoriza Pleno la ejecución de dos créditos al titular del Ejecutivo

Para brindar apoyo financiero a los ayuntamientos del Estado que enfrentan necesidades extraordinarias de fin de año y para modificar las condiciones establecidas en el Decreto número 45, a fin de que adquiera una línea de crédito revolvente, el Congreso del Estado aprobó que el Ejecutivo estatal contrate empréstitos por 100 millones y 250 millones de pesos, respectivamente.

Ambos asuntos fueron aprobados por unanimidad, al igual que los acuerdos para que se otorgue una prórroga de 90 días hábiles al término marcado por la Ley para que las comisiones dictaminen los asuntos que les fueron turnados para tal efecto, presentado por la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política, y otro relativo a establecer un programa permanente de análisis y actualización del marco jurídico sonorense, presentado por la diputada Flor Ayala Robles Linares.

El diputado Jorge Antonio Valdez Villanueva dio lectura, a nombre de la Segunda Comisión de Hacienda, al dictamen con proyecto de Decreto que autoriza al Ejecutivo estatal para que, a nombre y representación del Gobierno del Estado de Sonora, gestione y contrate con la o las instituciones de la banca comercial que mejores condiciones contractuales ofrezcan, uno o más créditos de corto plazo hasta por la cantidad de 100 millones de pesos.

Dicho empréstito se pretende destinar, de acuerdo a la solicitud presentada al Poder Legislativo por el Gobernador del Estado, a brindar apoyo financiero a los ayuntamientos que enfrentan necesidades extraordinarias de liquidez para concluir sus programas de obras y servicios públicos, con motivo de fin de año.

En el Decreto se establece que, como garantía de crédito, el Ejecutivo estatal propone la afectación de los ingresos derivados de las participaciones federales que percibirá el Estado durante el ejercicio fiscal de 2010 y, como fuente de pago, se estima el flujo de efectivo que reciba el Gobierno del Estado por concepto del pago que realicen los ayuntamientos que reciban el beneficio.

Asimismo quedó asentado que dicha afectación se realizará contra el acreditamiento de las participaciones federales que les correspondan en el periodo de febrero a noviembre de 2010, a través de descuentos por cantidades similares hasta la total cobertura del beneficio recibido, y que la obligación de pago no se transferirá a futuras administraciones estatales, sino que la fecha límite será el 30 de noviembre de 2010.

Los ayuntamientos que solicitaron apoyo al Gobierno del Estado son: Quiriego, con 103 mil 716.24 pesos; San Luis Río Colorado, con 10 millones de pesos; Tubutama, con 100 mil pesos; Tepache, con 150 mil pesos; Ures, con 660 mil 751 pesos; General Plutarco Elías Calles, con 3 millones de pesos; Álamos, con 2 millones de pesos; Empalme, con 4 millones 500 mil pesos; Guaymas, con 13 millones 73 mil 129 pesos y Hermosillo, con 57 millones de pesos.

El otro empréstito solicitado por el titular del Ejecutivo es por un monto de 250 millones de pesos, y de acuerdo al dictamen de la Primera Comisión de Hacienda, que leyó la diputada Alejandra López Noriega, se trata de la modificación al Decreto número 45, por el que la LVII Legislatura (2003-2006) autorizó al Ejecutivo estatal (noviembre de 2003), gestionara y contratara el otorgamiento de una línea de crédito revolvente hasta por la cantidad mencionada, con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, Sociedad Nacional de Crédito.

El documento establece que el objeto es modificar las condiciones establecidas a las autorizaciones anteriormente otorgadas por el Poder Legislativo en esta materia, para actualizar su vigencia y prolongar sus beneficios para la actual administración estatal.

“Es prioritario para la administración estatal 2009-2015 que no se detengan los programas de beneficio para los sonorenses y, en consecuencia, que se busquen los mecanismos que contribuyan a su eficaz desempeño”, destaca el dictamen.

Una de las consideraciones que menciona la comisión es la necesidad de actualizar el periodo que tendrán vigencia las operaciones del tipo revolvente que llegase a realizar el Gobierno del Estado, lo cual requiere que se faculte a la actual administración pública estatal para llevar a cabo la contratación de esta línea de crédito, en los mismos términos aprobados por la LVII Legislatura.

Acuerdos

La diputada Flor Ayala Robles Linares propuso un punto de Acuerdo con el fin de que el Pleno instruya a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales y a la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Sociedad, abocarse al estudio y análisis de la legislación Civil y otras disposiciones locales, con el propósito de hacer una revisión del lenguaje y términos jurídicos que pudieran resultar ofensivos y discriminatorios de personas o grupos vulnerables.

Sostuvo que la terminología jurídica que se encuentra en las leyes locales carece de todo sentido humano e inhibe la erradicación y la promoción de una cultura de respeto a los ciudadanos con alguna discapacidad.

“Como legisladora sonorense me indigna ver que varios artículos del Código Civil discriminen flagrantemente a las personas discapacitadas; a los sordos como idiotas, imbéciles o dementes, y además que por ello sean declarados incapaces legalmente”, aseveró.

Posteriormente el diputado Enrique Reina Lizárraga dio lectura a la propuesta con punto de Acuerdo mediante el cual el Congreso del Estado resuelve autorizar una prórroga de 90 días hábiles, contado a partir del 3 de diciembre de 2009, para que las comisiones de esta Soberanía emitan los dictámenes que corresponden a cada uno de los asuntos que les fueron turnados durante el Primer Periodo de Sesiones Ordinarias, correspondiente al primer año de ejercicio legal.

Refirió que el pasado 20 de octubre les fueron turnados a las comisiones los asuntos que fueron presentados desde el 16 de septiembre y hasta el 14 de octubre del año en curso, que habían sido reservados por no haberse integrado las comisiones de trabajo, y el día 22 del mismo mes, la Presidencia de la mesa directiva turnó a las comisiones los asuntos que, en calidad de “en trámite”, les dejó la LVIII Legislatura.

Expuso ante el Pleno que la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política ha recibido diversas solicitudes en el sentido de que se ejerza la atribución de solicitar a la asamblea la autorización de una prórroga general para las comisiones dictaminadoras, tomando en consideración que a la fecha, a pesar del intenso trabajo que éstas han realizado, ha sido materialmente imposible dictaminar todos los asuntos turnados.

En la sesión de este día, el diputado Otto Guillermo Claussen Iberri, a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, presentó una propuesta con punto de acuerdo en relación a la problemática planteada por la Asociación Ganadera Local General de Guaymas, Sonora, por los daños ocasionados a ese sector el fenómeno meteorológico denominado “Jimena”.

En la propuesta se plantea que esta Soberanía atienda y dé respuesta a la situación por la que atraviesan los ganaderos del municipio de Guaymas, y resuelva incluir dentro de la discusión y aprobación del proyecto de presupuesto de egresos del Gobierno del Estado para el ejercicio fiscal de 2010, se asignen recursos suficientes para solucionar la problemática referida. Se turnó a las comisiones Primera y Segunda de Hacienda, y a la Comisión Especial de Seguimiento.

Como último punto del Orden del Día, el diputado Moisés Ignacio Casal Díaz presentó un posicionamiento relativo al Día Internacional de las Personas con Discapacidad, con el que invitó a sus compañeros legisladores a conmemorar esta fecha buscando la participación de entidades gubernamentales, no gubernamentales y del sector privado, así como escuelas y universidades, fomentando el interés por los derechos sociales, culturales, económicos, civiles y políticos de las personas con discapacidad.