César Duarte, candidato del PRI a gobierno de Chihuahua

El ex presidente de la Cámara de Diputados, César Duarte Jáquez, fue designado este domingo como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Gobierno de Chihuahua.
En su discurso como candidato oficial del PRI, Darte Jáquez se refirió directamente al problema de inseguridad que sufre Chihuahua, pero hizo énfasis en Ciudad Juárez, a la que se refirió como “el hermano mayor” de los 67 municipios, por lo que sus primeras propuestas fueron en ese sentido, de rescatar a esta frontera de las manos de la delincuencia y el crimen organizado.
En un atronador discurso de combate que marcó el tono que habrá de tomar su campaña proselitista con miras de obtener la gubernatura de Chihuahua el próximo 4 de julio, César Duarte llegó incluso a ofrecer su vida si es necesario para enfrentar los problemas que sufren los chihuahuenses, “ofrezco dar todo y hasta la vida si es necesario”, dijo, ante un escenario lleno de las bases priistas que se reunieron en el Gimnasio Universitario Manuel Bernardo Aguirre, en la ciudad de Chihuahua.
Ahí, reseñó las principales promesas que habrán de estar en su discurso político, durante la gira electoral en que habrá de recorrer los 67 municipios del estado y que tienen que ver con el combate a la inseguridad, delincuencia y crimen organizado, recuperar la actividad primaria en el estado, construir infraestructura primordial en la entidad y replantear el tratado de aguas.
En su parte más extensa, Duarte Jáquez propuso la creación de una policía única en el estado y para todos los municipios, para enfrentar la crisis de violencia que tiene como rehenes a los habitantes de Chihuahua.
Además, recordando sus acciones como legislador, prometió impulsar un paquete de reformas locales y federales como es la Ley de Extinción de Dominio, a fin de atacar la estructura financiera del crimen organizado y el narcotráfico.
También prometió impulsar la Ley Antisecuestros, la Ley contra el narcomenudeo para que las policías locales puedan combatir al narcotráfico, así como promover el nuevo sistema nacional de seguridad.
Al referirse a Ciudad Juárez, Duarte Jáquez prometió rescatar esta frontera de las manos de la delincuencia y el crimen organizado, “nos duele Juárez” y por
ello dijo no temer ante cualquier obstáculo que se le presente, “no tengo miedo para afrontar los retos que se nos presenten”, añadió y enfatizó: “ofrezco dar todo y hasta la vida si es necesario”.
En la toma de protesta de César Duarte Jáquez como candidato del PRI al Gobierno de Chihuahua, estuvieron presentes el Gobernador del estado, José Reyes Baeza, la presidenta Nacional del PRI, Beatriz Paredes, los Gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera, de Nuevo León, Rodrigo Medina, de Durango, Ismael Hernández, de Sinaloa, Jesús Aguilar y el de Tamaulipas, Eugenio Hernández.
También estuvieron presentes en líder de la bancada priista en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez y Emilio Gamboa Patrón.

El ex presidente de la Cámara de Diputados, César Duarte Jáquez, fue designado este domingo como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Gobierno de Chihuahua.

En su discurso como candidato oficial del PRI, Darte Jáquez se refirió directamente al problema de inseguridad que sufre Chihuahua, pero hizo énfasis en Ciudad Juárez, a la que se refirió como “el hermano mayor” de los 67 municipios, por lo que sus primeras propuestas fueron en ese sentido, de rescatar a esta frontera de las manos de la delincuencia y el crimen organizado.

En un atronador discurso de combate que marcó el tono que habrá de tomar su campaña proselitista con miras de obtener la gubernatura de Chihuahua el próximo 4 de julio, César Duarte llegó incluso a ofrecer su vida si es necesario para enfrentar los problemas que sufren los chihuahuenses, “ofrezco dar todo y hasta la vida si es necesario”, dijo, ante un escenario lleno de las bases priistas que se reunieron en el Gimnasio Universitario Manuel Bernardo Aguirre, en la ciudad de Chihuahua.

Ahí, reseñó las principales promesas que habrán de estar en su discurso político, durante la gira electoral en que habrá de recorrer los 67 municipios del estado y que tienen que ver con el combate a la inseguridad, delincuencia y crimen organizado, recuperar la actividad primaria en el estado, construir infraestructura primordial en la entidad y replantear el tratado de aguas.

En su parte más extensa, Duarte Jáquez propuso la creación de una policía única en el estado y para todos los municipios, para enfrentar la crisis de violencia que tiene como rehenes a los habitantes de Chihuahua.

Además, recordando sus acciones como legislador, prometió impulsar un paquete de reformas locales y federales como es la Ley de Extinción de Dominio, a fin de atacar la estructura financiera del crimen organizado y el narcotráfico.

También prometió impulsar la Ley Antisecuestros, la Ley contra el narcomenudeo para que las policías locales puedan combatir al narcotráfico, así como promover el nuevo sistema nacional de seguridad.

Al referirse a Ciudad Juárez, Duarte Jáquez prometió rescatar esta frontera de las manos de la delincuencia y el crimen organizado, “nos duele Juárez” y por

ello dijo no temer ante cualquier obstáculo que se le presente, “no tengo miedo para afrontar los retos que se nos presenten”, añadió y enfatizó: “ofrezco dar todo y hasta la vida si es necesario”.

En la toma de protesta de César Duarte Jáquez como candidato del PRI al Gobierno de Chihuahua, estuvieron presentes el Gobernador del estado, José Reyes Baeza, la presidenta Nacional del PRI, Beatriz Paredes, los Gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera, de Nuevo León, Rodrigo Medina, de Durango, Ismael Hernández, de Sinaloa, Jesús Aguilar y el de Tamaulipas, Eugenio Hernández.

También estuvieron presentes en líder de la bancada priista en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez y Emilio Gamboa Patrón.