Activistas atacaron primero, afirma Israel

NACIONES UNIDAS.- Israel aseguró hoy ante el Consejo de Seguridad de la ONU que la llamada «Flotilla de la Libertad» buscaba romper el bloqueo marítimo contra Gaza y que sus activistas atacaron a los soldados, que respondieron en «defensa propia».

«Los seis barcos de la flotilla intentaron romper el bloqueo marítimo de Israel a Gaza. Esa flotilla no iba sólo en misión humanitaria», defendió el embajador adjunto de Israel ante la ONU, Daniel Carmon, que participó en el Consejo de Seguridad de la ONU convocado hoy a petición de Turquía, Líbano y la autoridad palestina.

El diplomático israelí mencionó en varias ocasiones declaraciones publicadas en la prensa de los organizadores de ese operativo, entre ellas de Greta Berlin, la portavoz de los organizadores, la ONG turca IHH.

«Greta Berlin dijo la semana pasada que el objetivo no era sólo llevar ayuda humanitaria, sino también romper el bloqueo», dijo el representante de Israel, que también indicó que «los activistas agredieron a los soldados, que respondieron en su propia defensa».

Asimismo, calificó a la organización turca IHH de ser un grupo «de radicales antioccidentales que apoyan (al movimiento radical islámico) Hamás y que tienen entre ellos a elementos yihadistas próximos a Al Qaeda».

Además, el embajador adjunto israelí señaló que «no hay crisis humanitaria en Gaza», al tiempo que recordó que el coordinador especial de la ONU para Oriente Medio, Robert Serry, «dijo recientemente que en ese aspecto se habían producido muchos desarrollos positivos últimamente».

Por su parte, el representante palestino ante la ONU, Riad Mansour, pidió una respuesta firme del Consejo de Seguridad ante lo que calificó de «masacre», al tiempo que señaló que los responsables tienen que ser llevados ante la justicia.

Además, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, quien participó en los debates del Consejo, calificó el incidente de «asesinato realizado por un estado» e instó al Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu a pedir disculpas inmediatas por lo sucedido.

Davutoglu pidió también la apertura urgente de una investigación internacional,  así como una acción legal «contra los autores y las autoridades responsables» y el fin del bloqueo de Gaza.

Por su parte, el embajador adjunto de Estados Unidos ante la ONU, Alejandro Wolff, subrayó que Washington esperaba «una investigación creíble y transparente sobre lo sucedido», al tiempo que pidió al Gobierno de Netanyahu que abra también su propia investigación al respecto.

Estados Unidos consideró, igualmente, que la distribución de asistencia humanitaria a través de una acción como la realizada por esa flotilla no era la más apropiada.

«Los mecanismos no provocadores y que no buscan la confrontación son los que debe utilizarse en beneficio de la población de Gaza. La entrega directa (de la asistencia) por vía marítima no es apropiada ni responsable y, desde luego, tampoco es efectiva bajo estas circunstancias», señaló Wolff.

Agregó que este incidente subraya la necesidad «de avanzar rápidamente en las negociaciones que han de conducir a una paz global en la región» y reiteró que la «única solución viable» al conflicto es llegar a un acuerdo negociado entre las partes, que «acabe con la ocupación que comenzó en 1967» y desemboque en dos estados viviendo independientes en paz y seguridad.

(Con información de EFE)

1 Comment Posted

  1. Los activistas fueron advertidos de no entrar a aguas territoriales israelíes, y si ya saben que Israel «es brava la perra y que le quiten los perritos», ¿para qué le buscan? Las aguas de Israel se extienden hasta unos 300 km en alta mar, y el buque turco navegó hasta 64 km de la linea base. Además, hay bloqueo naval israelí a esa área, y Turquía lo sabía. Israel les advirtió previamente de que no hicieran tal viaje, y hasta les ofreció que descargaran la ayuda en puertos israelíes y de allí se enviarían por medio de la ONU a Gaza, pero quisieron provocar a Israel, y el desenlace fue muy lamentable. Los videos de los activistas y de la Naval israelí muestran cómo atacaron a los soldados israelíes, y éstos están entrenados para responder, no son civiles. Los soldados fueron atacados con barras de hierro y armas de fuego, otros con armas blancas y a puñetazos. Si un barco con activistas trata de entrar a Turquía con activistas judíos o cristianos pidiendo más libertad de culto, los turcos no lo permitirían, y si sacan armas los van a reprimir, pero que no lo haga Israel porque entonces sí está mal. Israel tiene derecho a defender su territorio como cualquier otro país. Los activistas tenían la oportunidad de entregar su ayuda como lo hacen los demás países a través de los puertos israelíes, pero quisieron provocar y allí están las lamentables consecuencias.

Comments are closed.