Estados Unidos renueva alerta de viaje a México

WASHINGTON.- El Gobierno de Estados Unidos renovó hoy la alerta de viaje para los estadunidenses que deseen visitar o residan en México debido al alto nivel de violencia en el país, especialmente en la zona fronteriza.

El Departamento de Estado de EU afirmó que aunque la mayoría de las víctimas son mexicanos vinculados con actividades delictivas, existen “riesgos serios” también para los estadunidenses.

Como ya había hecho en su alerta de mayo, el Gobierno renovó el permiso para que vuelvan a EU los familiares de los funcionarios de sus consulados en Tijuana, Nogales, Ciudad Juárez, Monterrey, Matamoros y Nuevo Laredo, cuyas oficinas fueron atacadas con explosivos el pasado abril.

Además, prohibió a sus funcionarios que se desplacen en automóvil en viajes oficiales desde Estados Unidos hasta su lugar de trabajo en México, a menos que sea una localidad fronteriza, debido al elevado número de robos y tiroteos en las carreteras.

Tampoco pueden coger taxis en la calle en la Ciudad de México, sino que están obligados a contratarlos en paradas establecidas.

El Departamento de Estado explicó que el nivel de violencia es menor en lugares turísticos y aconsejó a los visitantes estadunidenses no salir de esas zonas.

El mayor peligro está en la frontera, señala el documento, en particular en Ciudad Juárez, que triplica desde el 2006 el número de asesinatos de cualquier otra localidad mexicana.

En 2009 murieron allí más de 2 mil 600 personas, según el Gobierno mexicano, y en marzo de 2010 la lista de muertos incluyó a tres personas vinculadas al consulado estadunidense en esa ciudad.

El departamento de Estado aconsejó a los estadounidenses no viajar a Ciudad Juárez y la región de Guadalupe Bravo, al sureste de esa ciudad del estado de Chihuahua, así como a Nuevas Casas Grandes y alrededores.

También pidió no visitar el estado de Michoacán, donde opera “La Familia Michoacana”, una de las organizaciones de narcotraficantes más peligrosas del país.

Asimismo, recomendó “cautela extrema” en Guerrero y el sur de Nayarit.

(Información de EFE)