Deportes no image

Publicado el 13 de septiembre de 2010 | por miriam

0

América rompe hegemonía de Monarcas

Con más contundencia que buen juego, al mejor estilo de Manuel Lapuente, el América sacó petróleo de las pocas ocasiones en las que pisó el área del Morelia y se adjudicó tres valiosos puntos en la siempre difícil visita al José María Morelos.
Con un claro 2-0, el cuadro de Manuel Lapuente acabó con una cadena de cinco juegos sin ganar ante Morelia y recuperó el liderato de su grupo, el 2, al llegar a 12 unidades y dejar atrás a Toluca (10 puntos) y San Luis (10).

América terminó con una racha de cinco años sin poder ganarle a Morelia en el estadio Morelos. Desde el Apertura 2005, las Águilas no ganaban en esta entidad y ayer lo hizo, con los goles de Vicente Matías Vuoso a los cinco minutos y de Miguel Layún al 58.

Un gol tempranero de Vicente Matías Vuoso, a los 5’, marcó el derrotero del encuentro, en el que las Águilas jugaron cómodamente al contragolpe y supieron rematar la faena gracias a un groso error de Federico Vilar, aprovechado con sobriedad por Miguel Layún, a los 58’.

Pero además de los goles, fundamental para el éxito del equipo de Televisa, fueron las intervenciones de un monumental Guillermo Ochoa, quien como en sus mejores tiempos, salvó varios desaguisados frente a tu acosado marco Llamó la atención que de inicio, dos flamantes seleccionados nacionales, Elías Hernández de Monarcas y Enrique Esqueda de América, no encontraran sitio en las alineaciones titulares de sus respectivos equipos.

Si los visitantes tenían previsto atacar o no, nunca se sabrá, pues un gol de Vuoso a los cinco minutos, en medio de un tremendo descuido defensivo purépecha, propició una ventaja tempranera a la cual las Águilas decidieron defender con gran convicción.

Más allá del buen trabajo de sus centrales, Mosquera y Valenzuela, para que América mantuviera su meta en cero fue fundamental el desempeño de su arquero, Guillermo Ochoa, quien tapó exitosamente remates complicados de Miguel Sabah, Luis Gabriel Rey y Hugo Droguett.

El trabajo del juez central, Ricardo Arellano Nieves, fue muy cuestionado por Tomás Boy al término del encuentro. Su labor, en efecto, fue muy poco rigurosa para castigar infinidad de patadas y agresiones, y dispareja, ya que a Vuoso le perdonó una segunda tarjeta amarilla tras una dura falta y a Miguel Sabah sí le enseñó la segunda tarjeta amarilla por simular un faul.

El segundo gol del América se produjo tras una increíble falla de Federico Vilar, quien al salir a cortar un servicio que no lucía tan complicado, no controló el balón y lo dejó a expensas de Layún, quien con tiempo y espacio, entendió que el gol estaba a su merced sin necesidad de alocarse.

(Crónica)

Tags:


Sobre el autor



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Lapidario

    Bueno, noticia sería que el Gobierno de Sonora solicitara autorización para hacer una obra pública.

  • EHUITV

  • Columnas