Reivindica iglesia mexicana a Hidalgo y Morelos ante El Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO.- Obispos de México reivindicaron el papel de la Iglesia en el proceso de independencia de su país, aunque reconocieron la existencia de posiciones diversas y contradictorias en la institución católica durante aquel periodo.

En entrevistas por separado con Notimex, los prelados del Nayar, José de Jesús González; coadjutor de Papantla, Jorge Carlos Patrón Wong, y auxiliar de la Ciudad de México, Adolfo Miguel Castaño, defendieron el papel de sacerdotes y laicos en el movimiento iniciado en 1810.

“La Iglesia ha sido siempre parte del corazón de México; eso no puede cambiar, es un hecho histórico. Cuando hablamos de Iglesia hablamos de sacerdotes, religiosos y muchos mexicanos laicos. México ha sido construido a través de una fe”, dijo Patrón Wong.

Estableció que próceres como Miguel Hidalgo o José María Morelos asumieron, en su tiempo, el valor de la religión católica, el valor de la Virgen de Guadalupe y el valor de la dignidad humana, aunque sufrieron también oposiciones de todos los sectores.

Empero, recordó, igualmente fueron sepultados con los más altos honores y se reconoce en ellos a hijos de la Iglesia.

“En el siglo XXI las nuevas generaciones de mexicanos nos están exigiendo que no tratemos de dar lecturas con base en la confrontación, sino más bien de la unión y la comunión”, añadió el coadjutor de Papantla.

Por su parte, José de Jesús González aseguró que los obispos mexicanos se sienten “en cierta manera” envueltos y como parte de la independencia de México.

Confesó sentirse orgulloso porque fue un sacerdote, Miguel Hidalgo, el iniciador del movimiento independentista al levantarse en armas. Eso “demuestra que estuvimos allí”, sostuvo.

Aceptó que “la historia está mezclada” y agregó: “Existe un reconocimiento de parte de la Iglesia de que en su interior existieron opiniones diversas, no todo fue justo y recto. La Iglesia reconoce sus errores, de los sacerdotes y de quienes participaron”.

Para el obispo Adolfo Miguel Castaño Fonseca, es necesario entender cada acontecimiento histórico en su contexto y recordó que en tiempos de la independencia “existieron incomprensiones”.

“Especialmente en esta celebración nos unimos a un deseo de todo el pueblo de redescubrir nuestros valores, nuestras raíces, en esta búsqueda legítima de vivir en la libertad, en la justicia, en la verdad, en el respeto”, dijo.

“La Iglesia se sitúa en esta actitud ante el Bicentenario e invita a todos los fieles y a las personas de buena voluntad, más allá de la manifestación folclórica, la manifestación artística, a la búsqueda de una verdadera independencia de muchas cadenas que nos pueden oprimir”, ponderó.