Presenta Barack Obama a su nuevo jefe de Gabinete

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama anunció formalmente el viernes la partida del secretario general de la presidencia, Rahm Emanuel, a quien consideró «extraordinariamente bien capacitado» para su nuevo reto: la candidatura a alcalde de Chicago.

El presidente designó como nuevo secretario interino a su asesor Pete Rouse, calificándolo de consejero sabio y diestro.

Ambos funcionarios flanquearon al presidente cuando formuló los anuncios en la Casa Blanca.

«No habríamos podido lograr lo que logramos sin el liderazgo de Rahm»», afirmó Obama. Emanuel se va después de casi dos años en el cargo para aspirar a la alcaldía de Chicago.

La partida fue un secreto a voces y Obama bromeó que se trató del «anuncio con menor suspenso de todos los tiempos»», aunque representó una transición importante para la presidencia.

El ambiente en la Casa Blanca reflejó que no se trató de un cambio rutinario. Miembros del gabinete y altos funcionarios colmaron la Sala Oriental, por lo general reservada para visitas de jefes de estado, para escuchar el anuncio oficial.

Rouse, que ocupará el cargo de manera interina, es un asesor de confianza que ha pasado buena parte de su carrera como secretario general del Senado.

«Hay un dicho corriente en la Casa Blanca»», dijo Obama. «Que Pete lo arregle. Y lo hace»».

Ni Emanuel ni Obama mencionaron directamente que aquél buscará la alcaldía. Pero Emanuel calificó Chicago como «la más grande ciudad en el país más grande del mundo»». Y dijo a Obama que «estoy entusiasmado por la perspectiva de nuevos desafíos y ávido de ver lo que puedo hacer para engrandecer aun más nuestra ciudad natal»». El presidente y Emanuel se abrazaron tres veces durante el acto.

Fiel a su costumbre, Rouse se mantuvo quieto y en silencio junto al presidente. Obama lo describió como poco afecto a las cámaras y los micrófonos, en contraste con Emanuel. Las diferencias fueron aparentes durante el acto.

El cargo que deja Emanuel es el más exigente e influyente en la Casa Blanca, después de Obama. Quien lo ocupa está encargado de establecer prioridades para el presidente, manejarse en medio de los egos de los altos funcionarios y los asuntos importantes, y mantener la Casa Blanca concentrada en sus objetivos.

Aunque el lema de oro es que no hay nadie irremplazable, algunos lo creen así de Emanuel, un individuo desbordante de ideas y energía con experiencia en política exterior, campañas proselitistas, comunicaciones y el proceso legislativo.

(Información de EFE)