Agentes de migración de EU golpean a mexicano tras detención

SAN DIEGO.- El mexicano Roberto Pérez Pérez denunció que fue víctima de violencia extrema por parte de agentes de migración, cuyos golpes lo llevaron a perder el conocimiento, luego que intentó cruzar por la garita de San Ysidro con una visa ajena.

En entrevista con el Diario San Diego, Pérez narró vía telefónica desde la cárcel federal Centro Metropolitano de Correcciones, que estando esposado de pies y manos, agente de migración lo golpearon hasta que vomitó sangre y le aplicaron descargas eléctricas.

Pérez dijo que sin oponer resistencia fue detenido en julio pasado, unos meses después de que había sido deportado. Se arriesgó de nuevo porque quería visitar a su hija que vive en San Diego.

El mexicano contó al diario que al presentar documentos en la garita de San Ysidro, un inspector lo envió a una revisión más detallada donde otros agentes repasaron la visa y los datos del detenido.

Pérez dijo que le regresaron los documentos y lo autorizaron para seguir su camino, pero casi al salir lo detuvo otro oficial.

Luego llegaron otros agentes quienes lo llevaron a una celda donde se encontraba un detenido brasileño y ahí, esposado de pies y manos, tres agentes lo golpearon ‘durante unos cinco o seis minutos’ y le aplicaron descargas eléctricas hasta que perdió el conocimiento.

Pérez dijo que al recuperarse vomitaba sangre y aunque pidió ayuda sólo su compañero de celda lo auxilió.

Médicos del hospital Sharp dijeron dos días después a la pareja sentimental de Pérez, Rosa Elena Meza, que el preso tenía una hemorragia interna.

(Información de Notimex)