Mantendrá Hacienda el gasolinazo en 2011

A partir de enero el gobierno decidió aumentar 8 centavos cada mes

El incremento en los precios de la gasolina que aplicará el gobierno federal a partir del próximo año será similar a lo concretado en 2010, afirmó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Desde diciembre del año pasado, el gobierno aplicó la política de deslizamiento de combustibles con lo que desde entonces los precios de la gasolina se incrementaron de manera mensual y gradual.

A partir de enero de 2010, Hacienda aumentó mensualmente el precio de la gasolina Magna 8 centavos, el de la Premium 4 centavos, en tanto el diésel reportó un incremento de 8 centavos.

Información de la Asociación Mexicana de Gasolineros (Amegas) señala que con esta política a octubre del presente año el precio de la gasolina Premium es de 10.02 pesos por litro, el de la Magna, 8.60 y el diésel se ubica en 8.96 pesos por litro.

Durante la conferencia de prensa con motivo del informe de las finanzas públicas al tercer trimestre, el titular de la Unidad de Política de Ingresos de SHCP, Juan Manuel Pérez Porrúa, explicó que este aumento paulatino no implica que las tarifas en México se ubicarán por arriba de los precios internacionales.

Precisó que en Estados Unidos la cotización promedio del combustible es de 8.86 pesos por litro, en Chile, de 13.07; Brasil, 18.28, Canadá, 12.19; Reino Unido, 22.1, y en México, de sólo 8.60 pesos por litro.

Con esta política “no pretendemos llegar hacia esos precios más altos; hay muchos países en que la gasolina es mucho más cara”, aseguró Porrúa.

“La Ley de Ingresos que se aprobó tiene implícito considerar un aumento paulatino, ningún aumento abrupto”, mencionó.

Riesgos en tipo de cambio

El titular de la Unidad de Planeación Económica de SHCP, Miguel Messmacher, explicó que las proyecciones de 2011 para la economía mexicana y el precio del barril de petróleo se ubican en niveles confiables.

Sin embargo, advirtió que la apreciación del peso mexicano frente al dólar estadunidese puede provocar una afectación en los ingresos petroleros.

“El tipo de cambio afecta los ingresos públicos preponderantemente por los ingresos petroleros; nosotros exportamos petróleo, después esos ingresos en dólares por las exportaciones los convertimos a pesos y se materializan en ingresos en pesos, que son los que incluimos y que dan sustento a las estimaciones en la Ley de Ingresos”, detalló.

Ante un posible faltante de recursos por este hecho, Messmacher dijo que se hará uso de los fondos de estabilización, los cuales se compensarán por diferentes fuentes de ingresos, y en última instancia, si esto no fuera suficiente, se realizará un ajuste por el lado del gasto.

Agregó que el dólar ha perdido valor frente a otros activos globales y explicó que “no son sólo tipos de cambio sino también precios de materias primas. ¿Qué sucede?, que en este proceso donde el dólar pierde valor el peso se aprecia, acompañado también de un aumento de los precios de las materias primas, en particular del petróleo”, concluyó.

(Milenio)