Acepta el gobernador de Chihuahua que recibió amenazas de muerte

CIUDAD JUÁREZ.- Tras aceptar que ha recibido amenazas de muerte, el gobernador de Chihuahua, César Duarte, consideró que su actitud o será de atemorizarse o esconderse, y que continuará trabajando con energía, “yo no soy un gobernador que va a estar debajo de la cama, ni detrás del escritorio, yo estaré en las calles”, señaló.

Esto, luego de reconocer el secuestro de un ex diputado de su partido, el PRI, el cual había sido amenazado de muerte, y de otros Secretarios de Estado que han estado en similares circunstancias.

Antes, dijo que esas amenazas pueden ser consideradas fundadas o no, pero que el objetivo primario de sembrar temor, no tendrá ese efecto en su persona como mandatario chihuahuense.

“Estaré presente y en donde los chihuahuenses me quieran, ese tipo de temores los dejé cuando acepté ser candidato y asumí ser gobernador”, añadió.

Más aún, abundó que en lo particular él no es un “hombre de temores”, y dijo que si ha tenido llamadas amenazantes, éstas se han investigado y como las amenazas de bomba en edificios públicos, han sido falsas, “no puede ser el miedo el que se imponga, ante la actitud que debemos tener de energía desde el gobierno”.

Sobre las amenazas de muerte hacia otros funcionarios públicos que han manifestado temor por las mismas, el mandatario chihuahuense fue enfático y claro al advertir: “el que tenga miedo que se vaya a su casa”. Nota para radio y periódico

(Información de Excelsior.com)