Complace Amaury Pérez

Los hermosillenses disfrutaron de una Noche de Cabaret  impregnada de romanticismo y calidez, al escuchar las melodías del cantautor cubano Amaury Pérez, uno de los máximos exponentes de la Nueva Trova Cubana, en el marco de las Fiestas del Pitic 2011.Puntuales a la cita, los asistentes esperaron con ansias el arribo del cantautor al escenario; de pronto, con las luces apagadas, se escuchó su voz cantando a capella:

“Ese hombre que entra al bar, sin sombra que le ladre, ése que pisa y pasa sin rostro y sin señales, pide su trago solo, de espaldas a la calle, bebe su trago solo, inmóvil, devorándose”, versos de “Él vino triste”, el tema con que  inició la velada.De entrada, Amaury dedicó su concierto al mejor requinto de México, Chamín Correa, quien no pudo asistir a la novena edición de las Fiestas del Pitic 2011 a causa de una intervención quirúrgica de urgencia.

Narró que él se encontraba en La Habana cuando le pidieron acudir a esta ciudad y, la verdad “vine porque quiero mucho a Hermosillo”, en recuerdo de su primera visita, cuando por fallas técnicas en el Auditorio Cívico se fue la luz y hubo de cantar a capella junto con cientos de sus fans; “ahí supe por qué se llama Hermosillo: por lo hermosa que es su gente”.

Amaury saludó a las miles de personas que lo acompañaron en ese viaje de recuerdos, al interpretar  por 90 minutos, 16 composiciones, historias que cuentan sobre el  amor y el dolor de la vida al ser vivida.”Con dos que se quieran”,  “Te amaré”, “Cuando no estés con él”,  “Se te olvidaron”, “Amigos como tú y yo”,”Ya no me vas a querer”, “A donde el agua”, “Mi amor”, “Soneto”, “Dame el otoño”, “Abecedario”, “Acuérdate de abril” y “Encuentros”, fueron otras de las interpretaciones que se escucharon en las Noches de Cabaret 2011.

Previo a cada melodía, Amaury se encargó de explicar al público el significado de los temas, el por qué los creó, además de la relevancia en su vida. “Amigos como tú y yo”, es la historia basada en los fuertes lazos de amistad existentes entre Amaury y Silvio Rodríguez, otro de los fundadores e impulsores de la Nueva Trova Cubana.

La noche transcurrió envuelta en notas de añoranza y poco a poco se acercó el momento de la despedida del cantautor cubano. El gran número de personas que disfrutó de la velada romántica se levantó de sus asientos al término de “Acuérdate de abril” y así, de pie, ovacionó por varios minutos al artista que dio por concluido su concierto, mas ante la insistencia de sus seguidores interpretó una melodía más, “Encuentros”, con la que se dio fin al mágico momento.