Es corrupción permitir que constructoras tiren escombro en colonias: David Palafox

Es síntoma de corrupción en el Ayuntamiento de Hermosillo que se permita que nuevamente el escombro rodee escuelas y sitios públicos, así como una fuga de aguas negras que por más de 30 días afecta a vecinos de la colonia Adolfo López Mateos, señaló el dirigente del PRI en Hermosillo, David Palafox Celaya.

 

Atendiendo a los vecinos que solicitaron el apoyo del partido a través del programa “Poder Hermosillense”, Palafox Celaya dijo que el alcalde Javier Gándara debe aclarar qué intereses le unen a las constructores que realizan obra pública, que ni siquiera reciben una multa por acciones negligentes y deficientes, como puede ser un puente mal hecho en Montecarlo que tirar escombros en la colonia que les guste.

 

Recordó que gobernar no es poner primeras piedras ni sonreir para la foto en el corte de listones, sino atender a la gente en sus prioridades, y si en el Ayuntamiento de Hermosillo no consideran una prioridad una fuga de aguas negras que tiene más de 30 días en la colonia, es que ni hay la sensibilidad, ni el interés de actuar.

 

Una fuga de aguas negras que pone en peligro la salud de 1,200 familias, espacios deportivos cubiertos por escombros y mala calidad de las obras, es lo que denunciaron los habitantes de la colonia Adolfo López Mateos.

 

El Presidente del PRI en Hermosillo, David Palafox Celaya, se comprometió con los vecinos a dar seguimiento al caso de los escombros tirados frente a la escuela primaria ocupando espacios recreativos, así como la reparación de las fugas de aguas negras.

 

“Exigimos al alcalde Javier Gándara que cumpla con el retiro de escombros a más tardar en los primeros días de la primera semana y diga quién es el responsable de esto y qué sanciones se van a aplicar; sería patético que nuevamente defendiera a los constructores diciendo que es un error”, puntualizó.

 

Acompañado de la Secretaria General del PRI, Iris Sánchez, Palafox Celaya recorrió la calle Jazmín y constató la situación que viven más de mil familias por una fuga de aguas negras que brota y que corre libremente por más de 400 metros.

 

Amas de casa solicitaron la ayuda del PRI en Hermosillo porque tienen más de 30 días soportando los fétidos olores de las aguas negras que a través de los coolers se introducen a sus viviendas.

 

Bautizado a manera de broma por los menores como “El Río Nilo…Ni lo huelas”, las aguas negras siguen el declive de la calle Jazmín ocasionando molestias a automovilistas y transeúntes.

 

“Queremos que venga un día el alcalde, para ver si puede soportar vivir así, tenemos niños pequeños que ya no soportan la peste que sale del drenaje, tenemos mas de diez años con este problema”, señalaron los vecinos.

El Presidente del PRI cuestionó cuantos días pasarían si este tipo de fugas se registrara frente a la casa del alcalde, y agregó que cuánto tiempo tiene que pasar para que a la gente de la López Mateos se les solucione su problema.

 

Otra irregularidad que enfrentan los vecinos de la colonia es la mala calidad del bulevar López Mateos, recién inaugurado por el alcalde, porque con las lluvias registradas ya muestra baches en la cinta asfáltica.

 

Palafox Celaya hizo un llamado al Presidente Municipal para que haga valer la garantía de la obra a la empresa constructora, responsable de la mala planeación, ejecución y supervisión.

 

“También reitero mi solicitud al alcalde para que escuche a la gente antes de hacer obras innecesarias, en el caso de esta colonia cuando vino con “Alcalde en tu Colonia” los vecinos le solicitaron la rehabilitación del drenaje y no la pavimentación del bulevar López Mateos, pero como siempre, hace lo que quiere y no lo que la gente le pide”, precisó el dirigente priísta.

 

Más campos sepultados

 

El Presidente del PRI denunció también que al igual que con los escombros de la remodelación del bulevar Kino, que fueron tirados en los campos deportivos de la colonia La Metalera, en los áreas recreativas de la colonia López Mateos, se encuentran todos los escombros de los trabajos de pavimentación del bulevar.

 

Aquí lo más grave, continuó, es que la basura, la tierra y los escombros están enfrente de una escuela primaria y un jardín de niños.

 

“El bulevar López Mateos fue construido con un propósito: que fue dotar de una vialidad a una empresa que esta al final de la rúa, aquí los habitantes pidieron otra cosa no el bulevar, pero eso sí les trajeron toda la basura y los escombros a sus espacios deportivos  y a sus escuelas”, recalcó