Captura PEI a presunto homicida de la mujer encontrada en la carretera a la mina Nico

Agentes de la Policía Estatal Investigadora, del departamento de Homicidios de Hermosillo, detuvieron el día de ayer en Puerto Peñasco al presunto homicida de la mujer que fue encontrada sin vida el pasado sábado 30 de julio en el kilómetro 14+500 de la carretera a la mina Nico.

Se trata de José Ángel Solís Sanez, de 32 años de edad, quien se encuentra confeso de haber asesinado por celos a quien en vida respondía al nombre de Teresa Badiana Bórquez Soto, de 37 años de edad.

La víctima fue encontrada sin vida el pasado 30 de julio alrededor de las 14:30 horas, debajo de un árbol a la orilla de la carretera a la mina Nico, a la altura del kilómetro 14+500 en avanzado estado de descomposición.

Derivado de las indagaciones realizadas por los elementos del Departamento de Homicidios de la PEI, coordinados por el Agente del Ministerio Público del Fuero Común especializado en homicidios y lesiones graves dolosas, se logró establecer la identidad del presunto homicida y de que este se había dado a la fuga a la ciudad de Puerto Peñasco, donde lograron aprehenderlo el día de ayer en calle Melquiades Palacios esquina con Constitución.

Sobre los hechos el hoy detenido manifestó en su declaración ministerial que fue el jueves 28 de julio, alrededor de las 09:00 horas, cuando la víctima lo cito en la parada del camión que se encuentra en bulevar Progreso y Solidaridad.

Añadió que posteriormente se trasladaron a bordo de un vehículo tipo sedan, cuatro puertas, marca Crown Victoria con rumbo a la carretera a la mina Nico deteniéndose en la orilla de la rúa, a la altura  del kilómetro 14+500 para tener relaciones sexuales de común acuerdo en el interior del carro.

El presunto homicida agregó que posteriormente tuvieron una discusión ya que la hoy occisa quería terminar la relación sentimental que sostenían desde hacía tres años porque era casada, lo que le provocó un ataque de celos y desesperación por lo que asfixió a la víctima con sus propias manos.

Al darse cuenta que la hoy occisa estaba sin vida, abundó, la bajó del vehículo y la dejó tirada entre algunos matorrales, donde fue encontrada el 30 de julio, para posteriormente irse en un camión de pasajeros a Puerto Peñasco donde fue detenido por los agentes de la PEI.

El presunto homicida fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común especializado en homicidios y lesiones graves dolosas.