El buen juez por su casa empieza

Rafael Cano Franco

El Juglar de la Red

 

Por Rafael Cano Franco

 

El buen juez por su casa empieza

Desde el Comité Directivo Estatal del PAN se lanzó una fuerte campaña a fin de presionar al PRI para que emitiera una postura en torno al acueducto “Independencia” y también los acusaron de ser los promotores intelectuales del bloqueo carretero en Vícam, donde un grupo de yaquis, desconocido por  las autoridades tradicionales, fue el parapeto utilizado por los grupos de Cajeme que se oponen al “Sonora Sí”.

No puedo asegurar que la estrategia de los desplegados agresivos contra el PRI, sea una idea original surgida y operada exclusivamente por el dirigente panista Juan Bautista Valencia Durazo, tampoco puedo asegurar que fue una idea en cuya elaboración participó el gobernador Guillermo Padrés; pero donde no tengo dudas es en la participación de Palacio de Gobierno.

No dudo respecto a que en el PAN no se mueve una hoja sin que antes se enteren en Palacio de Gobierno y se autorice cualquier acción; mal estaría el gobernador Padrés Elías si no puede mantener un control sobre su partido.

Es parte de las reglas políticas no escritas.

Con esa idea fija, no concibo que la guerrita de desplegados, pase exclusivamente por la dirigencia de los partidos políticos, tampoco es aceptable decir que es un asunto que sólo compete a las cabezas al frente del PRI y del PAN.

La verdad es que la andanada la empezó el PAN, fue desde allí donde se lanzaron los primeros cuestionamientos al PRI; fue ese partido quien distribuyó volantes en diversos cruceros cuestionando a la dirigencia de Claudia Pavlovich y señalando a diputados locales y federales priístas de ser quienes se niegan a darle agua a Hermosillo.

Fue el PAN quien solicitó definiciones y hasta festinó cuando Claudia Pavlovich se mostró solidaria con Hermosillo y aceptó el beneficio de las obras del “Sonora Sí”.

Aquí en este espacio se señaló apenas ayer, que pedirle a Claudia Pavlovich convencer a los priístas opositores era algo muy difícil de lograr, tanto como convencer a los panistas que se oponen a que dieran su voto de confianza a favor de esas obras.

Pero eso no fue suficiente para el PAN y fueron más allá, ayer publicaron un desplegado donde la frase “Yo acuso” es recurrente y vuelven a señalar a los priístas como autores del bloqueo en Vícam como medida de presión en contra del acueducto “Independencia”.

Pero la estrategia se fue por el caño cuando, páginas más delante del periódico, el senador del PAN, Javier Castelo Parada –uno de los señalados en el “Yo Acuso”—le pide mesura a la dirigencia de su Partido, exige al gobierno del Estado no reprimir manifestaciones y asegura que la jueza de Cajeme, que ha emitido sentencias en contra “Sonora Sí”, recibió amenazas de muerte  en su persona y la de su familia.

Mientras el PAN se empeñaba en achacar exclusividad al PRI en las manifestaciones en contra de las obras del acueducto, uno de los suyos salió a la palestra a demostrar lo que era públicamente conocido: también entre el panismo de Cajeme hay “manos que mecen la cuna” en contra de las obras y ellos manifiestan igual activismo que su contraparte del PRI.

Desde el PRI, bien pudieran pedirle a Juan Bautista Valencia, convertido en todo un “acusón”, que no sea candil de la calle y oscuridad de la casa; o mejor todavía, decirle que el buen juez por su casa empieza.

Como en la fábula: “¿Quién le pone el cascabel al gato?”.

 

En las guerras de los ricos, los que mueren son los pobres

Ya decíamos aquí que los señores caciques de Cajeme, opositores al “Sonora Sí”, más allá de la filiación partidista, tiene como cosa común no ponerse frente a las manifestaciones, para ellos resulta más fácil utilizar como carne de cañón a quien se preste; en el caso del bloqueo carretero a miembros de la tribu yaqui que fueron azuzados por liderazgos duales de la etnia.

Para los yaquis no pasó desapercibido que a la hora de la llegada de las patrullas y los agentes policiacos, no estaba ninguno de los líderes que decían apoyarlos, es más, todos los detenidos fueron integrantes de la tribu yaqui.

En una nota publicada el sábado 10 de septiembre en la página 3 A, del periódico “Tribuna del Yaqui”, propiedad de la familia del diputado local del PRI, Faustino Félix Chávez, aparece lo que pudiera interpretarse como una versión particular del legislador y un deslinde de las acciones del Movimiento Ciudadano por el Agua, donde figuran Eduardo Flores, Adalberto Rosas López, Sergio Antillón, Aquiles Souque Brito, Alberto Vizcarra, Antonio Gándara, Rogelio Díaz Brown, Javier Ramos Bours, Ricardo Bours y José María Parada Almada.

La nota, firmada por el reportero Federico Chávez Manjarrez, recoge la versión de integrantes de la etnia yaqui, omitiendo sus nombre,  donde fustigan el actuar de los ricos de Cajeme que decían apoyarlos.

Cito dos párrafos ejemplificantes: Para algunos indígenas Yaquis que viven en esta comunidad (Vícam), los líderes y la gente del Movimiento Ciudadano por el Agua, sólo agarraron  de escudo a los nativos de este pueblo ya que fueron los primeros que corrieron, por previo acuerdo con los voceros de la etnia.

Otro párrafo cita entrecomillado: “Al retirar las estructuras, los aprensivos y rajones del Movimiento empezaron a correr y a subirse a sus unidades de lujo, incluso muchos abandonaron los hoteles donde se encontraban hospedados con destino a Ciudad Obregón, dejando solos a unos indígenas que se encontraban dormidos en esos momentos”.

Es como aquella frase adjudicada a los cobardes: “el que se ve en situación peligrosa, piensa con las piernas”.

Puede interpretarse como un “truene” de Faustino, pero no queda lugar a dudas que cuando menos reproche a la  actitud asumida por los líderes del “Movimiento Ciudadano por el Agua”, sí lo es.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- El Precos militar de Querobabi no solamente genera largas filas de camiones de carga y pasaje, ahora hasta los automóviles se enfrentan a filas, que aunque no son mayores a los diez minutos de espera, no dejan de generar molestia y retraso.

Se suponía que la tecnología, las modernas instalaciones y mayores áreas para revisión serían suficientes para evitar las molestas esperas a que someten a quienes están obligados a usar la carretera de Cuatro Carriles, pero quedó demostrado que el actuar “cuadrado” de los militares es un impedimento para acelerar el proceso de revisión.

2.- Llegó hasta mi escritorio una invitación para el Segundo Informe de Trabajo del alcalde de Guaymas, César Adrián Lizárraga Hernández; desconozco si fue mera cortesía o un acto de relaciones públicas, pero “haiga sido como haiga sido”, no voy a ir.

Considero que Lizárraga Hernández tenía muchos elementos a favor para generar credibilidad en los gobiernos municipales guaymenses, pero sus yerros, la opacidad de su gobierno, los actos de corrupción y la riqueza adquirida, que pretende disfrazar como adquisición familiar , los callará en su informe y así ni chiste tiene ir a un evento de mero lucimiento personal.

 

Otros Juglares:

–“Es momento de ponernos los pantalones, pero los de uso rudo y no es cuestión de género. Ponerse los pantalones es congruente en lo que se piensa y se hace, ponerse los pantalones es dejar los lugares comunes y enfrentar con audacia y valentía el futuro, es tener principios en lo privado y en lo público”, lo dijo el ex secretario de Hacienda y ahora precandidato del PAN a la presidencia de la República, Ernesto Cordero en un discurso donde estuvo acompañado de gobernadores, senadores, diputados federales y miembros del CEN del PAN.

Comentario al margen: este Juglar no sabía que el don Ernesto Cordero anduviera “bichi”, aunque si hay constancia de que a más de cien millones de mexicanos, la Secretaría de Hacienda nos baja los pantalones con cada “gasolinazo”.

 

P.D.- Estos y otros temas los podemos comentar en el noticiero “Cobertura Total” que se trasmite de lunes a viernes, de 7 a 9 de la mañana, por Radio Sonora (94.7 FM).

 

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere.