Protegen la visita papal contra dinero del narco

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Víctor Rodríguez Gómez, afirmó que el crimen organizado no se infiltrará en las finanzas de la planeación para la visita de Benedicto XVI a nuestro país en marzo próximo e indicó que buscarán evitar que ingrese “dinero mal habido” en la preparación del viaje papal.

Referente a la participación de los fieles, o a la posible infiltración de dinero sucio para la organización de esta visita del Santo Padre, en nuestro país lo hemos visto en varias ocasiones, ha habido esos riesgos, pero cada una de las parroquias tiene, pudiéramos decir, el control de quienes dan su donativo.

Como los donativos son de poquito en poquito, no hay la posibilidad de que entren capitales de personas que no lo han obtenido de una manera legal o justa”, explicó.

Aseveró que no hay temor en cuanto a la seguridad del líder de la Iglesia católica, ya que será custodiado por el Estado Mayor Presidencial al tratarse de una visita de Estado y se contará con los fieles católicos quienes se convertirán, dijo, en guardias del bienestar de Benedicto XVI.

Respecto a la cuestión de la seguridad, yo pienso que el Papa viene como pastor a México para encontrar al pueblo católico, y viene precisamente como motivo de esperanza, yo pienso que es especialmente muy importante que él no tenga miedo.

No hay que tener miedo a pesar de todas las dificultades que tenemos y la mejor protección del Papa es el pueblo mexicano.

El Papa viene con el mismo espíritu, la misma mentalidad, no hay que temer”, manifestó por su parte Christophe Pierre, nuncio apostólico en México.

Itinerario

Sobre el costo de la visita, Rodríguez Gómez, representante de la CEM, dijo que todavía no existen cálculos y sostuvo que los sistemas bancarios donde podrán ser depositados los donativos para la visita garantizan que no habrá posibilidad de que ingrese dinero ilícito.

Bajo el lema “Contigo a la Fe, discípulos de Jesús”, el Papa Benedicto XVI realizará su primera visita pastoral a nuestro país, concretamente al estado de Guanajuato, del viernes 23 al lunes 26 de marzo próximo, así lo confirmaron la CEM y el nuncio apostólico. Ésta será la sexta ocasión que un pontífice visite nuestra nación.

Al término de las consultas llevadas a cabo con el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y de la Conferencia Episcopal que lo han invitado, y luego del detallado estudio realizado por los responsables de los viajes del Papa, conjuntamente con autoridades federales y miembros del gobierno de Guanajuato, el Santo Padre ha aprobado el programa que le fue sometido.”

Actividad de mayor interés

De acuerdo con Rodríguez Gómez, el Papa llegará proveniente de la ciudad de Roma, Italia, al Aeropuerto de León, Guanajuato, la tarde del viernes 23 de marzo y será recibido en una ceremonia oficial por el presidente Felipe Calderón, la Conferencia Episcopal y el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago.

Durante su permanencia en México, el pontífice se hospedará en la residencia de las religiosas del Colegio Miraflores; al día siguiente, Benedicto XVI se trasladará a la Casa del Conde Rul, donde tendrá un encuentro oficial con el presidente Calderón Hinojosa.

Al finalizar la cita, el jerarca católico saludará y bendecirá a los niños y fieles católicos congregados en la Plaza de la Paz, en la ciudad de Guanajuato.

Durante la mañana del domingo 25 de marzo, Benedicto XVI presidirá la actividad de mayor importancia de su visita ante aproximadamente 400 mil representantes de todas las diócesis de México, una misa multitudinaria en el Parque Bicentenario en el municipio de Silao, en las faldas del Cerro del Cubilete, sitio donde se encuentra el monumento dedicado a Cristo Rey.

Por la tarde del mismo día, el Vicario de Cristo visitará la Catedral de León donde se reunirá para el rezo de las Vísperas y dirigirá un mensaje a todos los obispos de México y a los representantes de los episcopados de América Latina y del Caribe.

Rumbo a Cuba

El 26 de marzo por la mañana, Benedicto XVI dejará nuestro país para dirigirse a Santiago de Cuba, región que visitará hasta el 28 de marzo; será despedido por las más altas autoridades civiles y religiosas de México.

El secretario general de la Conferencia del Episcopado de México aseguró que se buscará hacer una visita digna del Papa a nuestro país evitando la comercialización de la imagen del pontífice. “No tenemos por qué vender la imagen del Santo Padre”, dijo.

Para definir o proponer a la organización de los viajes del Santo Padre que sea en Guanajuato, tiene que ver primero con la altura, descartando la Ciudad de México, tiene que ver también con la cuestión geográfica en el centro del país y está relacionada con que las visitas que hizo en su tiempo Juan Pablo II habían tocado ya en distintas capitales de los estados.

También se buscó que fuera un lugar que no había tenido esta gracia de la vista del Santo Padre, ésa es fundamentalmente la razón por la que los obispos propusimos que fuera ese lugar.”

Se explicó que los boletos para el ingreso a los actos que realizará Joseph Ratzinger en Guanajuato se repartirán entre las 91 diócesis que componen la República, con el objetivo de que el mayor número de católicos mexicanos pueda asistir.

(Información de Excelsior.com)