Rusia es un obstáculo para la paz en Siria: Clinton

La secretaria de Estado de EU criticó la postura rusa de «apuntalar» el gobierno de Al Asad mientras las tropas incrementan la ofensiva.

 

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, arremetió este jueves contra Rusia por el conflicto sirio, asegurando que el gobierno del Kremlin ha sido un obstáculo para lograr la paz.

 

“Creo que están efectivamente apuntalando el régimen en un momento en que deberían estar trabajando por la transición”, dijo Clinton a reporteros en Dinamarca.

 

La declaración ocurre mientras Estados Unidos, Rusia y otras potencias mundiales buscan soluciones a la persistente violencia en Siria, que ha durado casi 15 meses, y ha causado la muerte de entre 9,000 y 14,000 personas.

 

Junto a otros países, Estados Unidos se ha dedicado a apoyar el plan de paz del enviado especial de Naciones Unidas a Siria, Kofi Annan. Estados Unidos espera que Rusia pueda persuadir al presidente Bachar Al Asad de adherirse al plan y evitar un mayor deterioro del país con una prolongación de la guerra.

 

“Demando que el gobierno sirio actúe bajo su compromiso con el plan de paz de Annan. Una comunidad internacional unida demanda que el gobierno sirio actúe bajo sus responsabilidades con su pueblo”, dijo Clinton. También pidió a los líderes de la sociedad y el Ejército sirios que usen su influencia para evitar una guerra civil abierta.

 

“Estamos trabajando muy duro para enfocar los esfuerzos de aquellos como Dinamarca o EU, que están horrorizados por lo que está sucediendo, para tal vez triunfar ante aquellos que aún apoyan al régimen dentro y fuera de Siria”, dijo.

 

Clinton aseguró que el mundo mira “con horror” la masacre en Houla y que “los responsables deben responder”. En cuanto a la matanza, una investigación gubernamental determinó que “grupos terroristas armados” y no fuerzas de seguridad cometieron la masacre en Houla, informaron este jueves funcionarios sirios. La declaración se pronuncia después de que las Naciones Unidas difundieran una postura contraria.

 

Las fuerzas sirias bombardearon este jueves Houla, días después de que hombres armados fueron de puerta a puerta matando a familias enteras en sus casas, dijeron activistas de la oposición. Los ataques comenzaron poco después de que los observadores de la ONU salieron de la ciudad, dijo un residente local a CNN, quien no quiso dar su nombre por razones de seguridad.

 

Las tropas del gobierno dispararon decenas de morteros y cohetes, matando a dos personas, según activistas de la oposición. Un niño fue asesinado por disparos de francotiradores, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.