Madonna deja insatisfecho al público chileno

El espectáculo en el Estadio Nacional capitalino comenzó con dos horas de retraso y la desilusión de 40 mil fanáticos.

 

Un retraso de 120 minutos en el inicio del show de Madonna provocó la indignación de millares de fanáticos que soportaron durante horas una torrencial lluvia primaveral, para presenciar un concierto que, además, fue recortado en 40 minutos.

 

El espectáculo en el Estadio Nacional capitalino, penúltimo concierto de su «MDNA TOUR» se inició a las 23:28 horas locales cuando muchos de los 40 mil espectadores comenzaban a retirarse del recinto, agobiados además por la lluvia y el frío que afectó anoche a Chile central.

 

«Hola Santiago, gracias por la paciencia», dijo la «reina del Pop» al iniciar su presentación, cinco horas y media después de haber llegado al Estadio, lo que provocó la reacción del público que exigía la devolución del dinero y lanzó gritos a favor de Lady Gaga.

 

El diario Las Ultimas Noticias consignó este jueves que la intérprete se limitó a dar explicaciones como «soy humana», en medio de accesos de tos y «lidiar con un constante jadeo».

 

Según Radio Cooperativa, los asistentes se retiraron del recinto con la determinación de poner denuncias en el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), para solicitar la devolución del dinero de la entrada, por lo que algunos lo calificaron como un show «mediocre».

 

El diario La Tercera sostiene que esta gira de Madonna es «notoriamente menos espectacular, de ritmo más trabado y abundancia de discursos» si se compara con la primera aparición de la cantante en Chile, en 2008.

 

La disconformidad también hizo eco en las redes sociales, donde la espera y la reducida extensión del show, en comparación con otros países, fueron las quejas más reiteradas.

 

El director de la productora Time 4 Fun, Francisco Goñi, explicó que «ella (Madonna) exigió tener un meteorólogo aquí en el costado, viendo cuando iban a haber ventanas en la lluvia, cuando iban a bajar las precipitaciones, para poder subir al escenario».

 

Añadió que la primera parte del concierto fue sacada «por su seguridad (de Madonna) y la de su gente. El clima no nos permitía eso» y dijo que en algún momento, en la tarde, se pensó en cancelar el concierto, pero que la artista se negó.

 

Madonna ofreció la semana pasada dos conciertos en Buenos Aires y regresará a Argentina tras su paso por Chile, para poner punto final a la gira «MDNA», con una actuación que tendrá lugar el próximo sábado en la ciudad de Córdoba.

(milenio)