“La música ya no es arte”: Brian Eno

brian_enoEl multifacético Brian Eno expresó durante su conferencia magistral, en el cierre de la primera edición de Tag DF, que el auge de la música como máxima expresión artística ha terminado.

 

“En el siglo XIX la novela literaria era el máximo referente; entre los años 40 y 50 fue el cine; la música lo fue de la década de los 60 hasta principios de los 90, donde dejó de ser arte”, expresó Eno.

 

El músico inglés enfatizó que actualmente en las plataformas de internet no se aprecian “los estándares viejos que regían la música, se van olvidando. Hoy en día se mezcla con el cine, en YouTube principalmente”.

 

Pasado. Luego de explicar la evolución de la tecnología en la música, desde las grabaciones en acetato, las cintas, hasta las pistas digitales, Eno recordó por qué esta expresión se convirtió en arte durante la segunda parte del siglo XX.

 

“Ocurrió cuando la música comenzó a ser como la pintura; los principales músicos de la década de los 60 salieron de escuelas de arte, fueron ellos quienes se dieron cuenta que podía perfeccionarse parte por parte.

 

“Los grandes representantes aceptaron que la música tiene que apreciarse en la construcción y no en la ejecución. Mientras en escuelas especializadas seguían haciendo lo mismo, nosotros pensábamos en hacer pinturas de sonido, y ahora tampoco se hacen”, enfatizó el productor de U2 y el extinto David Bowie.

 

Experiencia. Eno señaló que tanto los descubrimientos históricos de Copérnico y Darwin, y las distintas expresiones artísticas, fueron los motivos que lo llevaron a experimentar con la música y crear, sin proponérselo, el subgénero ambient, en su álbum Music for Airports (1978).

 

Una de sus vivencia ocurrió en México: “Decidí visitar el Museo de Arte Moderno, para buscar algo interesante, no le encontré hasta que salí y vi a unos grafiteros; pensé que había más vida en ellos, que en todo el lugar.

 

“No porque el museo tenga algo de malo, sino porque está concentrado en contraposiciones en competencia y conflicto, mientras que los grafiteros se dejaron llevar por su instinto”, contó.

 

Mensaje. El artista aconsejó a los nuevos talentos que para lograr que la música sea un arte nuevamente, “como productores necesitamos buscar a gente que rompa lo hábitos, porque son los que hacen daño.

 

“Nos damos cuenta que ellos hacen su trabajo mejor mientras se arriesgan a algo nuevo, porque al no saber donde están, hacen las cosas con más cuidado, que los que se mantienen en su zona de confort”, finalizó.

(crónica)