No pasó la prueba del ácido

El Juglar de la Red

 

Por Rafael Cano Franco

 

Conteo:

Cuenta regresiva: faltan 2 días para que la pandilla del Nuevo Sonora se vaya.

 

 

Moisés Gómez Reina, coordinador de la bancada panista que llegará al Congreso del Estado el 16 de septiembre, acudió a platicar con el grupo Contrapunto 10, se trataba de una reunión que para los periodistas implicaba hurgar sobre el comportamiento que ese grupo legislativo tendrá en la LXI legislatura; mientras que para el diputado era una especie de prueba de ácido: exponer sus argumentos para después recibir una retroalimentación sobre los mismos.

Le aseguró que no pasó la prueba.

Gómez Reina llegó al grupo tal y como lo esperábamos, con un discurso de generalidades, tratando de establecer como principio fundamental que Guillermo Padrés no fue tan mal gobernante y que en todo caso lo que se dice de él solamente está en los medios de comunicación.

Habló de los 417 mil votos que obtuvo el PAN y hasta sacó un dato que pareciera apantallador: “mientras que Eduardo Bours, en el 2009, dejó un saldo en activos del Gobierno del Estado de 20 mil millones de pesos, Guillermo Padrés le dejará a Claudia Pavlovich un saldo de 57 mil millones en activos”.

Lo de la cifra de votos obtenidos por el PAN es un sofisma: esos votos no significan un respaldo ciudadano a Guillermo Padrés y aunque así fuera, hay 470 mil que votaron en contra y esos son los que determinaron el rumbo de Sonora.

En el caso de la millonada en activos, ni siquiera Gómez Reina pudo mencionar dónde están esos activos y aunque quedó de mandar una relación, al momento de redactar esta columna no llegaba; pero además, habría que comparar activos contra pasivos, ahí es donde está el problema.

El Coordinador de los Diputados del PAN en la LXI legislatura, mencionó que a pesar de que el juicio mediático es severo con Guillermo Padrés y de que el juicio ciudadano, expresado en las urnas, tampoco resultó favorecedor, será hasta que se realicen los procesos judiciales –en caso de que se hagan—cuando el gobernador Guillermo Padrés pueda ofrecer pruebas de descargo en su favor.

Aquí volvió a “patinar” y es que Gómez Reina no tuvo elementos para explicar las razones de la Procuraduría General de Justicia para no investigar las denuncias penales en contra de varios funcionarios allegados a Padrés Elías; se limitó a hablar de respetar los procesos…¡¡el problema es que ni siquiera se iniciaron esos procesos!!

Gómez Reina es un tipo inteligente y entendió que sus argumentos no solamente eran pobres, simplemente son inconsistentes e increíbles; si bien no aceptó su error, también resultó evidente que le “cayó el veinte” de que para defender a Guillermo Padrés se requiere mucho más que un grupo legislativo de 13 diputados, donde por cierto se aprecian fracturas aún antes de empezar a trabajar.

 

La corrupción cuesta cara

Durante la presentación de las conclusiones del equipo de transición que trabaja en el Ayuntamiento de Hermosillo, el alcalde electo Manuel Ignacio “El Maloro” Acosta fue muy claro al señalar que la corrupción cuesta muy cara y en el caso de la Capital el precio a pagar es que luego de tener el primer lugar en calidad de vida, en tres años caímos hasta el lugar 38.

Señaló que las conclusiones presentadas por su equipo, se mostró que en el Ayuntamiento actual, que preside Alejandro López Caballero, se dilapidaron los recursos públicos además de que es evidente el descuido existentes en todas las áreas del gobierno municipal.

“Maloro” Acosta precisó que la corrupción representa hipotecar el futuro de las familias por muchas generaciones, perder calidad de vida y competitividad, inseguridad y caer estrepitosamente en los últimos lugares de los indicadores nacionales.

Con esa claridad, el alcalde electo no solamente estableció la magnitud de los problemas que enfrenta Hermosillo, es también un reclamo público a la indolencia y frivolidad con que se tomaron decisiones en el gobierno de López Caballero.

Pero quedarse en el reclamo público no ayuda de mucho; por eso se comprometió a que pasado el 16 de septiembre se empezarán a revertir los problemas que agobian a los hermosillenses y para ser más precisos dijo que ya tiene una agenda para las primeras 52 semanas del primer año.

 

Que PGR atraiga venta de niños

La diputada federal Sylvana Beltrones, atenta a lo que pasa en Sonora, informó que el grupo parlamentario del PRI presentará un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución ante el Pleno de la Cámara de Diputados para que la Procuraduría General de la República atraiga las investigaciones por violación de Derechos Humanos y los delitos de trata, tráfico de menores y delincuencia organizada, derivada de la venta de niños por funcionarios del DIF Sonora.

No solamente se trata de que intervenga la PGR, también la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; además solicitan que la indagatoria gire en torno a la actuación del Ministerio Público estatal, lo cual se traduce en que se investigue el grado de complicidad del procurador Carlos Navarro Súgich, toda vez que no existe explicación lógica para que no se hubiese procedido desde el momento en que se detectó la operación de compra-venta de niños en DIF Sonora.

Será este jueves 10 de septiembre cuando se incluya en el orden del día de la sesión legislativa y más allá de todo, lo que debe ser altamente acalambrante para algunos es que el apellido Beltrones aparezca como promotor de este exhorto, el mensaje es claro y solo los muy torpes no lo pueden entender.

 

Otros Juglares:

–“Arreglaremos este desastre: en seguridad, pésimo; infraestructura, muy mal; desarrollo social no existe; Centros Hábitat, cerrados desde hace meses; patrullas en malas condiciones; las calles en estado deplorable. Pero con estrategia, disciplina y trabajo en equipo, durante los próximos 36 meses estaremos concentrados en un solo objetivo: que a Hermosillo le vaya bien”, lo dijo el alcalde electo, Manuel Ignacio “El Maloro” Acosta al presentar las conclusiones a las que llegó su equipo de transición al analizar la situación en la que recibirán el Ayuntamiento de la Capital.

 

Gracias por su atención, hasta el viernes si Dios quiere. ¡¡Salud!!