Recuerdos de la primera visita de Juan Gabriel a Hermosillo

El 30 de agosto de 1975, cuando se presentó por primera vez el Divo de Juárez en la capital Sonorense, fue recibido a botellazos.

Por Hilario Olea Fontes

A pesar de haber sido recibido a botellazos y pedradas en su primera presentación en Hermosillo, Juan Gabriel tuvo la gentileza de componer una canción para la capital sonorense.

Así lo platica el empresario Rubén Leyva Castro, quien por muchos años fue su promotor artístico y organizador innumerables giras en Sonora, en México, Estados Unidos y Sudamérica.

Accidentado debut

Este 2016 se cumplen 41 años de la primera participación de Alberto Aguilera (nombre real del artista) en tierras sonorenses. Fue tan desastrosa que es prácticamente un milagro que haya querido regresar en muchas ocasiones posteriores.

Levya Castro relata que, después de llegar a un acuerdo con el cantante fijaron su debut para el público hermosillense. Se escogió al Xochimilco –que en ese entonces no era un restaurante como actualmente lo es, si no una especie de terraza acondicionada para bailes populares–, porque Leyva frecuentemente realizaba espectáculos musicales en ese lugar.

 

juanga2
Juan Gabriel, el Divo de Juárez.

Sin embargo, y aún con cuatro discos grabados y una carrera artística en ascenso, los parroquianos del Xochimilco, lugar que ya se encontraba enclavado en el barrio de Villa de Seris, no aquilataron la calidad del cantautor.

Ahí había un pequeño escenario al que subió Juan Gabriel. Cantó algunas de sus canciones con la entrega que siempre lo caracterizó. Pero la condición alcoholizada de algunos asistentes provocó que a medio concierto empezaran los botellazos y las pedradas.

“Una persona, cuando él (Juan Gabriel) estaba cantando en la sexta canción, desde el centro del lugar levantó una botella y se la lanzó directamente a la frente. Por fortuna, se acostumbraba que en el templete uno se podía subir, y yo estaba enseguida de él, él estaba cantando, y yo estaba a un metro de él.  Entonces vi cuando esa persona levantó la mano con una botella, inmediatamente me fui hacia Juan Gabriel, lo jalé, porque venía la botella directamente hacia él, se estrelló en la pared, tiré el micrófono y salimos corriendo”, explica.

Algunos de los asistentes se contagiaron y se unieron al lanzamiento multitudinario de botellas de cerveza y piedras. Los objetivos eran el artista y el empresario.

“Con la juventud que teníamos, éramos delgados los dos, salimos corriendo directamente al automóvil y nunca nos alcanzaron”, recuerda.

Una canción para Hermosillo

A pesar del trágico suceso –que afortunadamente no pasó del susto–, Juan Gabriel pasó por alto el desaire y encontró en la calidez de la gente que sí lo quería y apreciaba un motivo para hacer una de sus composiciones.

“Al día siguiente (del concierto) desayunando en restaurante el hotel donde se hospedaba, a eso de las 11 de la mañana, él sacó una hoja de papel, me la muestra y me dice: ‘mira, le compuse una canción para tu ciudad Hermosillo’”, describe Leyva.

juanga5
Juan Gabriel compuso la canción «Hermosillo» el 31 de agosto de 1975.

A decir del promotor y gran amigo de Juan Gabriel, la razón de haber compuesto la canción “Hermosillo” a la capital sonorense fue su recibimiento inicial fue muy entusiasta. Leyva, su esposa, y sus amigos cercanos lo atendieron como se merecía, le ofrecieron un gran ambiente fraternal.

De hecho, en la parte donde dice “La sonrisa de una gran señora,
La amistad de un señor elegante”, hace referencia a la esposa de Leyva a y a su persona.

Además de este gran detalle, el empresario conserva cientos de fotografías, obsequios personales y detalles que Juan Gabriel tuvo con él durante todo el tiempo que trabajaron juntos. Pero lo más importante, conserva el manuscrito original de la canción que garabateó con pluma en una hoja de papel, el 31 de agosto de 1975.

Los “Funerales” de Rubén

En la charla, cuenta también una anécdota que detalla claramente la amistad entre el empresario y el artista.

En junio de 2015 falleció Rafael Leyva Castro, hermano del empresario artístico, sin embargo un periódico consignó erróneamente el nombre y se publicó el nombre de “Rubén Leyva Castro”. La noticia llegó a oídos de Juan Gabriel y éste se consternó con el suceso.

Inmediatamente empezó a tratar de buscar información relativa a los funerales de su amigo sonorense, de tal suerte que se comunicó con el periodista de espectáculos Manuel Borbón –también gran amigo del Divo de Juárez– para saber más detalles del deceso.

Finalmente se enteró de la confusión y logró comunicarse directamente con el licenciado Rubén Leyva, quien en ese momento se encontraba radicando en la ciudad de Mexicali.

“Qué bueno que tú estás y qué lástima que tu hermano haya fallecido”, le dijo en esa conversación telefónica.

El magno concierto de 25 años de carrera artística

Rubén Levya organizó infinidad de conciertos de Juan Gabriel: Hermosillo, Ciudad Obregón, Nogales, Guaymas, Caborca, San Luis Río Colorado, Agua Prieta; pero también Mexicali, Tijuana, Culiacán, Puebla, por mencionar algunas plazas artísticas.

Para celebrar el 25 aniversario de carrera artística de Juan Gabriel, en el año 1985, el empresario acudió a la residencia de su amigo, en Los Ángeles, California, y planificaron la gira internacional. El Divo le pidió que él personalmente coordinara estos conciertos. Y aceptó.

juanga3
En 1985 se realizó el más grande concierto que ha tenido Hermosillo.

Sin embargo, sólo había que librar un pequeño obstáculo: Leyva ocupaba el cargo público de Delegado de la Reforma Agraria en Sonora y requería el permiso de Manlio Fabio Beltrones, quien se desempeñaba como Secretario de Gobierno durante el mandato de Rodolfo Félix Valdez.

Cuando se apersonó para solicitar una licencia que le permitiera atender la gira del 25 aniversario de carrera artística de Juan Gabriel, Leyva recibió la autorización, pero a cambio de un par de condiciones: que el primer concierto fuera en Hermosillo, y que cantautor aceptara comer en la residencia de Beltrones Rivera. Ambas concesiones fueron atendidas.

En Hermosillo, en 1985, se llevó a cabo el concierto más grande que hasta el momento ha visto la capital sonorense. Al estadio “Héroe de Nacozari” entraron 35 mil personas con boleto pagado.

Proyectos pendientes

A pesar de que hacía tiempo que no trabajaban juntos, Aguilera y Leyva se mantuvieron en contacto de manera permanente.

ruben leyva castro
Lic. Rubén Leyva Castro, promotor artístico de Juan Gabriel.

Recientemente platicaron sobre la posibilidad de reactivar una serie de conciertos multitudinarios en México y Estados Unidos. Pero el proyecto más novedoso tenía que ver con la apertura de una cadena internacional de restaurantes de nombre “Noa Noa”.

Había gran ánimo y voluntad. Leyva sería el encargado de llevar a cabo tan importante tarea. Ambos acordaron entrarle al proyecto, pero no sin antes dejar en claro la postura del artista: “Pero el primero que sea en Ciudad Juárez, porque te conozco; vas a querer hacer uno muy grande en Hermosillo y me vas a desfasar a Ciudad Juárez. Que sea el número uno en Ciudad Juárez”.

En eso quedaron la última vez que platicaron el Divo de Juárez y el Señor Elegante.

*La información fue tomada de la entrevista realizada por Francisco Javier Ruiz Quirrín a Rubén Leyva Castro, en el noticiero radiofónico de Toño 88.9 FM, el día 29 de agosto de 2016, en Hermosillo, Sonora.