–CORREN RUMORES– No tienen vergüenza

Se les olvida el daño patrimonial que le hicieron a la ciudad y al estado. En un acto de cinismo pretenden que la gente se olvide de todo.

 

Por Hilario Olea Ruiz

 

Hilario Olea RuizSE ACALORA LA SESIÓN…. Este lunes fue aprobado en sesión de cabildo el primer informe de gobierno del alcalde Manuel Ignacio Acosta. Desde luego que hubo observaciones de parte de los regidores de oposición, pero la que intentó tirarse a la yugular fue la regidora panista Elsa Velazco, quien además forma parte del círculo dorado del padrecismo, ya que es esposa de Carlos Tapia. Aprovechando el uso de la voz reclamó al Maloro que no había cumplido con algunas de sus promesas de campaña y además que no se veía obra municipal. Cuando pensó que había colocado unas buenas banderillas, le brincó Manolo Madero, quien de entrada le dijo: “Ustedes no tienen vergüenza”… Y de ahí le pegó una revolcada al grupo padrecista, recordándole todo el desastre que dejaron a lo largo de seis años. Ya para terminar remató diciendo: Yo que usted, mejor me iba.

 

POCA MEMORIA… Pero además Manolo Madero tiene toda la razón, al decirles a los padrecistas que no tienen vergüenza al querer reclamar por el desastre que ellos mismos provocaron. Se les olvida el daño patrimonial  que le hicieron, no sólo a la ciudad, sino al estado. Lo peor del caso es que en un acto de cinismo pretenden que la gente se olvide de todo lo que hicieron y cómo dejaron a Sonora. Creen que como ellos, los sonorenses tenemos poca memoria. Por eso fue atinado lo que el Manolo le dijo para que no se les olvide o cuando menos, que cínicamente no pretendan  hacer creer que no pasó nada.  Seguramente la esposa de Carlos Tapia no va a volver por otra. Y lo peor del caso, es que saben lo que hicieron y todavía tratan de pasar como si fueran unas blancas palomas.

 

SE CIERRA EL CERCO… ¿Qué sentiría Guillermo Padrés cuando le informaron que había sido detenido Francisco Monge, uno de sus principales operadores financieros del sexenio pasado? El popular Pancho Platas, conocido así por su capacidad para hacer dinero, fue detenido por delitos no derivados de actos de corrupción, pero detenido al fin, y será sometido a juicio. Esto, a decir de los que saben, provoca calambrinas muy duras entre los grupos de delincuentes, porque todo mundo piensa que es el siguiente. En el caso de los padrecistas, seguramente algunos ya pensaron en que siguen en la lista. Esperemos que aprovechen la recta en la Fiscalía Anticorrupción para fincarle algunas acusaciones.

 

CUÍDATE JUAN… Que por ahí te andan buscando. Igual que Juan Charrasqueado, el mentado Pancho Platas se paseaba muy campante en las fiestas de la Virgen de Loreto cuando detuvieron el vehículo en que viajaba, según el boletín de la policía. Al inspeccionarlo le encontraron droga y una arma de uso exclusivo del ejército. Y ante el temor de pisar la cárcel, le ofreció 3.5 millones de pesos de mordida a los agentes policiacos. Curiosamente esa es la misma cantidad que cabe en una hielera como la que llevaba el chavo que trabajaba para David Tinajero. A lo mejor para cuando lea esta columna el mentado Pancho ya salió en libertad, ya sabe como se la gastan algunos jueces. Pero lo importante es que ya están cayendo.

 

ADIÓS, CHIHUAHUA… Ayer se dio a conocer que Gustavo Madero renunció como diputado federal para irse a trabajar al gobierno de Javier Corral, en Chihuahua. Esto es buena noticia para Ricardo Anaya, pues le deja el camino libre en la Cámara de Diputados. Pero también tiene su lectura incómoda, porque es claro que Gustavo Madero se va a encargar de que este estado no apoye el proyecto electoral de Ricardo Anaya, porque seguramente será el próximo secretario de Gobierno y quien maneje la política interna. Con esto se abre un espacio más para Margarita Zavala.

 

MERECIDO PREMIO… Desde aquí queremos felicitar a nuestra colega Michelle Rivera por el merecido premio que recibió este fin de semana durante el Congreso Nacional de Fapermex, una organización que agrupa a 70 asociaciones de periodistas. Este reconocimiento fue por sus reportajes sobre la venta de niños en el DIF estatal durante el gobierno de Guillermo Padrés. Se llevó la estatuilla del premio “Ricardo Flores Magón”. Por cierto, este trabajo periodístico está totalmente vigente porque a la fecha no se ha podido detener a ninguno de los culpables o los que estuvieron involucrados en la venta de recién nacidos por funcionarios del DIF. Recordamos la indignación que provocó esta noticia porque era llegar al colmo de la corrupción.

 

NUEVO AMPARO… Para variar, informan que Guillermo Padrés tramitó un nuevo amparo ante la justicia federal. Se lo otorgó el juez 14 y fue de cobertura amplia, de esos todo terreno, porque  la suspensión va contra cualquier orden de investigación, localización, presentación, detención y captura  que pudiera surgir de las investigaciones que le sigue actualmente la PGR. O sea que seguramente se está cubriendo por las broncas que trae con el SAT y el manejo de recursos federales. Ahora sí que ya se ve como una burla que los jueces le sigan girando y girando amparos a pesar de todo lo que se conoce. Se nota que los despachos divinos valen lo que cobran. Y vaya que cobran.

 

LE ROBAN DOCUMENTOS… Un robo por demás extraño, aunque muy explicable, fue el que sufrió en su oficina Juan Antonio Ortega, abogado de Gisela Peraza. Resulta que el fin de semana le hicieron un boquete y se metieron a la oficina para robar documentos del caso de Gisela, además de las computadoras. Lo más raro del caso es que esta oficina casi está a un lado de la comandancia centro de la policía municipal. Se nota que los ladrones estuvieron operando con toda comodidad y sin el temor de ser sorprendidos a pesar del ruido que estaban haciendo al hacer el hoy en la pared. Con esto se demuestra que los acusados están muy desesperados por  este caso, sobre todo los principales implicados. Veremos qué rumbo toma la investigación del robo.

 

En fin, así es la vida. Por eso no olviden lo que decía doña Tulita, lo malo de traer cola, es que en cualquier momento te la pisan. Sale.