–RUIZ QUIRRÍN– Columna Primera Plana

*Peña Nieto despide con honores a Videgaray

*Entrega su cabeza, pero sigue siendo poderoso

*Las “mafias” en Salud-Sonora, limitan avance

 

LO QUE EN realidad valdría la pena estudiar ante la salida de Luis Videgaray Caso de la Secretaría de Hacienda, sería contemplar alguno o varios cambios en el manejo de la política financiera del Gobierno Federal. Algo que permitiera renacer la esperanza de que a Juan Pueblo le fuera mejor y lo sintiera en sus bolsillos.

Y es que habrá qué ser más claros al evaluar el desempeño del ahora exsecretario de hacienda en los primeros cuatro años del sexenio “peñanietista”: El dólar lo recibió en 13 pesos y nos lo deja en 18.50; obligó al Presidente a asegurar que las gasolinas no aumentarían de precio y tuvo qué dar reversa en una de las mentiras más “sonadas” de los últimos tiempos; obligó al Banco de México a disminuir la expectativa de crecimiento del país en cuatro ocasiones. Imposible ahora pensar en aumentar el Producto Interno Bruto de México en los dos años restantes de esta administración federal.

Con toda franqueza, Luis Videgaray demostró ser un rotundo fracaso como responsable directo de las finanzas nacionales. Ahora hay más pobres en México y quien conserva su empleo asegura ser menos feliz que antes. No estamos descubriendo el café con leche. Es una conclusión a la que habían llegado los expertos en el ramo en los últimos años.

Se había “sugerido” al Presidente de la República, cambiara de titular de Hacienda. Sin embargo, Videgaray se percibía inamovible y “como hombre más fuerte” del gabinete, puso y dispuso. No sólo a José Antonio Meade en Relaciones Exteriores primero y luego en Sedesol, sino también a Aurelio Nuño en Educación y a Enrique Ochoa en el PRI.

Y esta semana se da la renuncia de don Luis, pero no por sus sonados fracasos como titular de Hacienda, sino por ser el principal promotor de la visita de Donald Trump a México y sus consecuencias tras el encuentro con Enrique Peña Nieto.

Las razones pues, de su salida del gabinete, fueron políticas exclusivamente. Peña y Videgaray hablaron. No se podía más. A la burla nacional a Peña y la falta de respeto de periodistas “serios” que dejaban en ridículo la débil argumentación del Presidente al justificar su charla con Trump, se unió la actitud beligerante de la candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton, al rechazar tajantemente visitar México.

Videgaray, en una absoluta abyección a su jefe y amigo, le puso en bandeja su cabeza a Peña, si ello le servía para arrastrar la responsabilidad del tremendo error cometido. Y así fue. Con Trump ya no hay remedio. El tipo además ha hecho mofa del Presidente de México cada vez que puede, pero la relación con la señora Clinton, sí habría qué buscar recomponerla.

Peña admitió entonces que Videgaray pusiera los pies fuera de Los Pinos, pero le permitió continuar siendo todo poderoso. Porque Meade, perteneciendo a la esfera del “despedido”, continuará aplicando las mismas políticas financieras de su antecesor y el ascenso del amigo “de juergas” de EPN, -Luis Enrique Miranda-, a la Secretaría de Desarrollo Social, es garantía del manejo de recursos para fortalecer a Enrique Ochoa en el PRI.

¿Dónde ganan Miguel Angel Osorio, -titular de Gobernación-, o Claudia Ruiz Massieu, la agraviada canciller mexicana ignorada en la decisión de recibir a Trump en Los Pinos? En que al paso de las semanas y los meses, se dé un verdadero equilibrio al interior del gabinete presidencial, ya sin la figura más pesada en las grandes decisiones nacionales.

Osorio encabeza la carrera por la candidatura presidencial, seguido por Meade y Nuño. Aún el grupo compacto “peñanietista” está convencido de que la elección en el 2018 se dará entre tres tercios, empezando con MORENA, siguiéndole el PAN y en un modesto tercer sitio, el PRI.

Siguen convencidos de que una posible alianza con el PRD, Partido Verde y Movimiento Ciudadano, le permitirá seguir en Los Pinos y desde luego, en el poder. Porque una cosa es muy cierta y no deja lugar a dudas: el PRI no gana solo.

 

¿Estará entregando el poder Peña? Pero, ¿a quién?

 

POR LO PRONTO el señor Andrés Manuel López Obrador anda muy preocupado por levantar la popularidad de Enrique Peña Nieto… “No quiero reconstruir a partir de los escombros”, escribe y es clara su tendencia a recomponer su beligerancia con sectores importantes de la población como la iniciativa privada y la Iglesia… “El Peje”, trae un equipo en este momento trabajando en buscar, encontrar y convencer a fuertes empresarios a lo largo y ancho del país, de sostener conversaciones con él, “porque es el próximo Presidente de México”…

HAY TAMBIÉN versiones al más alto nivel que están considerando la posibilidad de que Peña Nieto ya esté entregando el poder, tal y como lo hizo en su momento Ernesto Zedillo en franco acuerdo con los Estados Unidos y cuidando los intereses del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial o bien, como también sucedió con Felipe Calderón y su inusitado apoyo al entonces candidato del PRI a la presidencia en el año 2012… Tanto Zedillo como Calderón les dieron la espalda a los candidatos presidenciales de su partido, Francisco Labastida y Josefina Vásquez Mota, respectivamente… Desde luego, hay información privilegiada, al más alto nivel, que no nos permite justificar plenamente a Enrique Peña Nieto y su torpeza de recibir a Trump en Los Pinos, pero de lo que está convencido el pueblo de México y los mexicanos que radican en los Estados Unidos, es que el fantasma de Antonio López de Santa Ana (el presidente que vendió más de la mitad del territorio nacional a los Estados Unidos en el siglo XIX) envolvió al actual inquilino de Los Pinos… Porque sin duda alguna, pasará a la historia este hecho como el más grande error del sexenio… Y en política se comete un error… Lo demás son consecuencias.

¿Y QUIEN SERÍA el interesado en involucrar a Manlio Fabio Beltrones en los posibles nuevos nombramientos en el gabinete presidencial?… Un par de horas antes del anuncio del Presidente de los cambios en su equipo la mañana del miércoles, el nombre de Manlio sonaba muy firme para asumir Sedesol o Gobernación… Periodistas con fuentes confiables como Pepe Cárdenas y Ricardo Alemán, dejaron correr esa versión… Minutos antes de los anuncios, Joaquín López Dóriga escribió que era falsa la versión de la inclusión de Beltrones en el gabinete y todavía precisó que Peña y el sonorense no hablaban desde el pasado 30 de agosto… MFB retuiteó a Joaquín y desapareció por completo el rumor… Si no fue una “autopromoción”, alguien aprovechó el escenario para tratar de hacerle más daño al también expresidente del CEN priísta.

 

Las “mafias” al interior de la Secretaría de Salud

 

ALREDEDOR del secretario de Salud del Gobierno de Sonora, Gilberto Ungson Beltrán, nadie duda de dos aspectos… Es un excelente cirujano… Es un exitoso médico que ha hecho escuela de su práctica profesional en los últimos 25 años… El otro aspecto es que cuenta con las mejores intenciones de hacer un buen papel como titular de una de las áreas más sensibles del gobierno como es la Salud… Lo que sí ha logrado hasta ahora es meter orden y valor al colapso heredado en ese sector por parte de su antecesor Bernardo Campillo García, a quien por cierto se le ve caminando sonriente por los pasillos del hospital CIMA, creyendo ingenuamente quizá que los sonorenses se han olvidado que fue uno de los colaboradores más corruptos del “padresismo”… Bueno… Pero Ungson tiene qué lidiar con algunas inercias… No sólo es el gremio de los viejos médicos que se favorecen sexenio tras sexenio conservando sus plazas, cerrando los ojos y tapándose los oídos para “dejar hacer y dejar pasar” como en el sexenio 2009-2012… También existen mafias sindicales que ahogan y protegen a egoístas e insensibles y cuyos intereses superan toda voluntad de recomponer lo descompuesto… Y tiene nombre y apellido… El dirigente sindical en Salud, del gremio más amplio, -Mario Villalobos-, ha servido al Partido Acción Nacional y sus dirigentes a efecto de conservar sus privilegios personales… Se dejó utilizar por Guillermo Padrés y Bernardo Campillo en el pasado sexenio, para generar las plazas suficientes en el sector, que permitieran incrustar en la nómina del gobierno, a agentes panistas que lograran permanecer aún después de terminar el gobierno “padresista”, con la condición de continuar trabajando para los intereses albiazules… Y los ejemplos están precisamente en la nómina de la Secretaría de Salud… Todavía, la existencia de más de cien plazas de “aviadores” ahí, ha sido denunciada y documentada periodísticamente y Villalobos ha sido intocable… ¿De dónde se desprende su fuerza? ¿Quién le apadrina?… Bueno, también tiene nombre y es nada más y nada menos que el dirigente nacional de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala, quien por cierto se da el lujo de hablar a nombre de Beltrones, haciendo creer que éste último avala todas sus gestiones… Con este tipo de mafias, no se puede avanzar y hacer muchos cambios… Estas inercias permiten –por ejemplo-, que en el Hospital General del Estado sigan operando grupitos de extorsionadores asociados con empleados que obligan a gente muy pobre, a adquirir equipo y medicamentos “fuera del nosocomio” como condición para ser atendidos… Señoras y señores, simplemente ¡eso no se vale!

SALUD no es la única dependencia con recomendados ligados a operaciones “padresistas” en aras de la subsistencia política… Lo inconcebible, es que priístas en apariencia avalan dichas recomendaciones en base al compadrazgo y al parentesco o simplemente a la amistad… Como botón de muestra, en la Secretaría de Educación y Cultura, quien firmaba como director administrativo y avaló algunas operaciones financieras con Jorge Luis Ibarra, ahora firma sin empacho alguno como director de compras… También, con una “P” en la frente se ubica al titular del Órgano de Control Interno de la SEC… En fin… Y lo peor es que a pesar de que se les cobijó en el actual sexenio, cada vez que pueden, traicionan… Ese es el problema con esas “herencias”… Que cobran ahora, pero no dejan de mirar al pasado al que los ligan muchos intereses y compromisos… Eso tampoco no se vale.

 

“Newton” y la cultura de la prevención

 

NO SE INICIÓ la coordinación de las instancias de gobierno federal, estatal y municipales, con el anuncio de la segura presencia del huracán “Newton” en Sonora… En realidad, dicha coordinación empezó a establecerse desde los meses de mayo y junio… Toda esa cultura de prevención, de atención personalizada a los más vulnerables, de los eficaces llamados y traslados de personas a los albergues, la información puntual de parte de las unidades estatales y municipales de protección civil, sin duda, fueron razones para lograr el saldo blanco ante los daños por la presencia del huracán en todo el Estado… Fue el cumplimiento de una instrucción de parte de la Gobernadora Claudia Pavlovich quien de manera personal y directa escuchó necesidades de la población e instruyó sus soluciones… Por ello, es que cuando hay que decir lo bueno de las acciones de los gobernantes, hay qué hacerlo… Con motivo de la presencia y las consecuencias por “Newton” en Sonora –ahora sí- el gobierno funcionó y de manera eficiente y eficaz, tanto en la prevención, como en la previsión y en la atención oportuna de los problemas… Enhorabuena.

POR CIERTO, Claudia Pavlovich está a sólo cuatro días de cumplir su primer año al frente del Poder Ejecutivo Estatal… Creo que como lo ofreció, ha sacado adelante lo urgente, está atendiendo lo necesario y falta aún lo importante, lo que detone el desarrollo del Estado… ¿Existe ahora otro rostro en Sonora?… Por la aceptación que tiene la Gobernadora, ha quedado atrás el pesimismo y la decepción y se respira aire fresco de optimismo… Esperemos siga así.

QUÉ BUENA foto me enviaron… Era inicio de los setentas… Los niños –entre ellos- Ernesto Gándara Camou, Soraya Platt y Elsa Gloria Mazón, tuvieron la oportunidad de saludar a la entonces joven promesa artística, José-José, quien tenía tan solo 19 años de edad… Creo que ha llovido, ¿no?