Ben Carson, figura especial en el gabinete de Trump

«Todos los que hemos trabajado para otros, de alguna manera hemos sido capturados por piratas y vendidos como esclavos». Reflexión popular

Por Dr. Raymundo Rodríguez Quiñonez

 

raymundo-rodriguez-quinonez-smllNacido en el estado de los Grandes Lagos, Michigan, dentro de la ciudad más poblada, Detroit, además, proveniente de un barrio bajo; criado por Soraya, una madre soltera, destinado quizás para operaciones a los fierros de automóviles, Ben Carson es el primer afroamericano nominado por Donald Trump como Secretario de Vivienda dentro de su gabinete Presidencial.
Catalogado como poseedor de una mente brillante, neurocirujano retirado con un sinfín de premios y condecoraciones, llega a una posición quizá no fundamental para la vida política, militar y económica del país más rico del mundo, pero eso sí, muy importante dentro del contexto familiar y social.
Carson es un ejemplo de la sociedad norteamericana y de su famoso “sueño americano”.

Médico, filántropo y político
Ben Carson es un buen hombre. Con una adolescencia marcada por los ataques de ira y con la obligación de leer dos libros a la semana, llegó a la Universidad de Yale y a la Universidad de Michigan con una beca para estudiar medicina, profesión que lo llevó a ser el primer médico en separar de la cabeza a siameses de siete meses de edad, evento que lo catapultó como una figura mundial de respeto y admiración. Fue una cirugía que duró 22 horas, asistido por 70 especialistas: ambos bebés sobrevivieron, algo que nunca había ocurrido.
Por un discurso conservador, sin gritos y sombrerazos, logró la Medalla Presidencial de la Libertad del 2008, una distinción a la más alta consideración civil del vecino país.
En una ocasión comentó que después de la esclavitud lo peor que a su país le pudo haber pasado era el Obama Care.
A sus 65 años de edad decidió postularse como candidato a la Presidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano. No figuró. Es más, en el mismo debate de precandidatos comentó a la prensa: “despiértenme si quieren que alguien me haga una pregunta”.
En noviembre de 2015 iba punteando en las encuestas, pero con el crecimiento desproporcionado del candidato Trump, perdió toda ventaja.
¿Un médico que no apoya la teoría de la selección natural de Darwin porque dice creer en la Creación, y que apoya la portación de armas de todo estadounidense? Sí, así es Ben Carson, un genio y figura, pues.

Basado en la vida real
Hollywood no se ha olvidado de él. La película Gifted Hands: The Ben Carson Story (Manos talentosas: la historia de Ben Carson), protagonizada por Cuba Gooding, habla sobre su vida y obra.
Y hablando de la farándula, Designated Survivor es una serie de Netflix que trata sobre un atentado al Capitolio, en la que mueren el presidente de los Estados Unidos, los diputados y senadores, dejando al país sin autoridad y sumido en una crisis inmediata, sin que nadie pueda tomar decisiones, con las amenazas mundiales de todo tipo, entre ellas la de los terroristas.
En esta serie se dice que el gobierno de EE.UU. está preparado para toda contingencia, incluso para una de tal magnitud.
“En cada uno de los eventos donde acude la clase política en su totalidad, resguárdese a un miembro del gabinete, el cual tomará posesión de la Presidencia en caso de un desastre”.
Pues bien, al funcionario que resguardan en esa ocasión y por lo tanto no acude al evento, es el mismísimo Secretario de Vivienda, quien posterior a la catástrofe toma protesta como presidente de la república. El mismo puesto que ocupará el médico condecorado.
Con este nombramiento, Carson tendrá mucho por hacer por los desvalidos, (en un momento él lo fue). Su misión principal: apoyar los barrios pobres de Estados Unidos.
En lo personal, me hubiese gustado que Carson hubiera sido el responsable de la Salud, pero ahí no mando yo, y como soy mexicano mi opinión ante Donald Trump le afectaría, y en una de esas la Secretaría de Vivienda se le cae. Mejor lo dejo de ese tamaño.
Gracias mil.