–DE PRIMERA MANO– Recorte burocrático estatal despierta nerviosismo

Reducir la nómina estatal  ha sido vista con buenos ojos por la sociedad, pero será un reto para demostrar sensibilidad y evitar injusticias con burócratas vulnerables.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

 

quirrin smllHA TRASCENDIDO que en el decreto emitido por la Gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, se incluye el anuncio de “reducir el costo de la nómina en un 15 por ciento”.

La mañana de ayer dos funcionarios de primer nivel, acudieron o fueron solicitados en espacios radiofónicos para tratar de precisar esa información, ante una evidente nube de dudas sobre el tema.

Natalia Rivera Grijalva, la jefa de la oficina de la titular del Ejecutivo Estatal, dijo con Soledad Durazo y Sergio Romano en Grupo LARSA, que se iniciaría en 90 días un estudio para “reducir el costo de la nómina estatal”, entendido esto como la detección de funciones por parte de empleados y funcionarios que pudieran llevar a cabo actividades laborales con duplicidad.

Es decir, se buscará que menos burócratas desarrollen el mismo trabajo que hoy, muchos o un número mayor lo realizan. Por ejemplo –señaló Rivera– si en una subsecretaría varios funcionarios o empleados de confianza desarrollan una misma actividad, pudiera simplificarse el trabajo reduciendo al personal, y se procederá a hacer el redimensionamiento.

Por su lado, el contralor Miguel Ángel Murillo Aispuro expresó en conversación con Juan Carlos Zúñiga, en Uniradio, que en realidad el propósito es hacer un recorte del 15 por ciento del total de burócratas que hoy laboran para las distintas dependencias del Gobierno del Estado. No aseguró un recorte para el personal sindicalizado y la reducción de la nómina sería al menos 1,500 empleados de confianza.

Desde luego, tal anuncio envía un mensaje a la sociedad de reducir la obesidad en el gobierno estatal y la opinión pública aplaude este tipo de acciones. Sin embargo, los oídos de todos los burócratas y, particularmente, de la dirigencia sindical, se abrieron desmesuradamente para dar cabida a un nerviosismo natural.

No es para menos, la historia reciente de redimensionamientos de burócratas estatales registra un rosario de injusticias. Al inicio del sexenio del gobernador Eduardo Bours, éste aplicó esta política, pero se sintió como una guillotina que cortó indiscriminadamente a burócratas con enfermedades, embarazadas o empleados con muchos años de labores. Bours tuvo qué dar marcha atrás.

Luis Antonio Castro Ruiz, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Sonora, luego de escuchar a ambos funcionarios en la radio, tomó su teléfono y buscó de inmediato una audiencia con el secretario de gobierno, Miguel Ernesto Pompa.

Total, que existe imprecisiones en el anuncio y nerviosismo en las posibles víctimas de la injusticia, que no faltan.

La acción de reducir la nómina estatal siempre ha sido vista con buenos ojos por la sociedad, repetimos, pero también se convertirá en un reto para el gobierno de Claudia Pavlovich en cuanto a demostrar eficacia, pero también sensibilidad para evitar injusticias con los burócratas más vulnerables.

 

A PESAR que desde la dirección general del Isssteson aclaran que el servicio médico para padres arancelados de burócratas continúa sin problema alguno, ha trascendido que en el Hospital San José –por poner un ejemplo– están rechazando toda solicitud de servicio con cargo al Isssteson por falta de pago de este organismo… También nos informan que no está funcionando el área de Imagenología en el Hospital Chávez… Los problemas económicos que se habían advertido en esa dependencia empiezan a presentarse… Son dolores de cabeza para el titular, Enrique Claussen, pero con baterías renovadas, este funcionario debería demostrar su capacidad y sacar el problema.

 

DIFÍCIL comprender a los manifestantes en contra de los “gasolinazos” en Hermosillo y otros municipios de Sonora, cuando toman instalaciones del Gobierno del Estado y evitan que los empleados de una agencia fiscal y que los mismos ciudadanos cumplan su propósito de llevar a cabo operaciones en esa oficina… Difícil comprenderlos cuando aseguran que sus protestas son “pacíficas”… En los hechos, confrontan y violentan… Tan simple que sería admitir su actitud.

 

PODRÍA haber dos versiones acerca de la reasignación de Luis Videgaray dentro del gabinete del presidente Peña Nieto… La primera, que es un amigo de Donald Trump… Yo me quedo con una segunda versión que consiste en el papel indigno de un Presidente de México que le da un lugar en su gabinete a un declarado enemigo de México, como lo es el próximo presidente de los Estados Unidos.