UA-91420214-1

–DE PRIMERA MANO– Dos mujeres policías en la cárcel. ¿Y sus jefes?

En Sonora se está viviendo un capítulo trascendente en lo referente a la aplicación de la justicia.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

 

quirrin smllTRASCENDIÓ ayer que como seguimiento a la investigación por tortura y secuestro de la ex trabajadora doméstica en casa de gobierno durante el “padresismo”, Gisela Peraza Villa, dos mujeres, agentes de la policía judicial, fueron detenidas acusadas de haber sido autoras materiales de dicha tortura, cuando la víctima se encontraba tras las rejas.

El abogado de Gisela, Juan Antonio Ortega, informaba ayer que tan sólo por el delito de tortura las agentes podrían alcanzar una condena mínima de 10  años de prisión. No sólo eso, el litigante dejó entrever su optimismo de que en las próximas horas se detuviera a alguien más involucrado en el caso.

“Hay más de 40 ex funcionarios implicados. Ministerios públicos y otros funcionarios ministeriales, funcionarios de los ceresos y, desde luego, Guillermo Padrés Elías y quien fuera su secretario particular (hoy diputado federal) Agustín Rodríguez Torres”, señaló.

Independientemente de que está haciendo su trabajo la Procuraduría General de Justicia en Sonora, específicamente en el caso “Gisela Peraza”, lo que se demuestra con estas detenciones, también valdría la pena reflexionar acerca de la posibilidad de que las mujeres policías obedecieron órdenes.

Es lógico entonces, concluir, que quienes fueron sus jefes están dentro de las investigaciones y tarde o temprano las puertas de la cárcel se abrirán para ellos.

En el caso que nos ocupa no hay motivo para pensar que no se está trabajando buscando los elementos probatorios que venzan cualquier amparo de los responsables.

Finalmente, habría también que llegar a la conclusión de que en Sonora se está viviendo un capítulo trascendente en lo referente a la aplicación de la justicia. Algo que podría mandar a la historia las expresiones soberbias de quienes, detentando el poder, aseguraban que podían hacer y deshacer porque al final de cuentas “no pasaba nada”.

Bueno, los hechos demuestran ahora la voluntad de que “sí pase algo”. Y está pasando.

 

DESDE palacio de gobierno se envió al Congreso del Estado una iniciativa para endurecer las sanciones a quienes ofrezcan o pretendan ofrecer el servicio de transporte bajo la modalidad de Taxi o Uber y no cumplan con la Ley y sus reglamentos… Luis Iribe, titular de la oficina del Transporte del gobierno estatal, confiaba ayer que el propósito fundamental a lograr por parte de la administración estatal es que “La sangre no llegue al río” bajo el contacto, el acercamiento con las partes y el diálogo, pero más que todo, con el estricto cumplimiento de la Ley… Como lo señalamos en este espacio ayer, las autoridades de los palacios estatal y municipal se sentaron a analizar la confrontación entre las agrupaciones de taxistas tradicionales y los operadores de Uber, para encontrarle una cuadratura al círculo y evitar por todos los medios a su alcance que el problema continúe rebasándolos… Con el endurecimiento de las sanciones va implícito el llamado a ambas partes… Todos deberán cumplir con la Ley o, de lo contrario, sufrir las consecuencias… Habrá qué esperar ahora a que la autoridad competente haga respetar la Ley y su reglamento y decida evitar privilegios a centrales priístas como la CTM que ampara a organizaciones de taxistas… Deberá ser muy importante resolver para el Gobierno tomar una decisión al respecto… O se la juega con sus centrales del PRI… O se la juega con la Ley en la mano y garantiza un buen servicio a Juan Pueblo.

 

ANTE INTEGRANTES del Grupo Compacto de Columnistas Políticos, la ex alcaldesa de Hermosillo y actual coordinadora del partido Movimiento Ciudadano en Sonora, María Dolores del Río, aseguró que el Ayuntamiento que preside “Maloro” Acosta, “apagó” las luces de la ciudad para justificar el proceso de concesionamiento del alumbrado público que ahora lleva a cabo “con el único propósito de hacer negocio”… Dejó en claro que en su opinión, el ayuntamiento tiene dinero para reponer las luminarias que no funcionen y que, además, no estaba registrado ese tema como prioritario entre los otros grandes problemas de la capital del Estado… la administración municipal que presidió María Dolores inició en el año 2003, es decir, hace casi 14 años… Precisó además contar con información que le hacen marcar una diferencia entre la concesión del servicio de alumbrado público en municipios administrados por Movimiento Ciudadano como Guadalajara y Zapopan… “Allá el Derecho de Alumbrado Público no existe y es el Ayuntamiento quien paga al empresario que ganó un contrato. En Hermosillo, el DAP no alcanzará para pagar a quien gane la licitación”, insistió.

 

FINALMENTE la Secretaría de Salud del Gobierno de Sonora levantó la veda sobre el consumo de los llamados moluscos bivalvos (almeja, ostiones, pata de mula) desde Huatabampo hasta Hermosillo, al encontrar resultados en sus análisis de acuerdo a los estándares permitidos… No sólo eso… Muchos “Amigos” restauranteros, especialistas en mariscos, estaban a punto de entrar en la desesperación por las bajas ventas.