–DE PRIMERA MANO– El poder público se ha abierto a la Mujer… ¿Y?

Las luchas de las mujeres se han significado por ser tratadas en igualdad de circunstancias sociales, políticas, culturales y económicas ante el hombre.

 Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

 

quirrin smllMUCHO SE ha avanzado en el establecimiento de la cultura de un trato de igualdad y equidad de la mujer frente al hombre en México.

Finalmente, las luchas de género se caracterizaron y se caracterizan aún por lograr a plenitud esa igualdad y esa equidad ante la Ley y ante los hombres.

La discriminación poco a poco se ha enviado al baúl de los recuerdos. Sin embargo, la milenaria cultura “machista” de los mexicanos tardará en desaparecer completamente. Es un defecto muy arraigado. Como que se lleva en la sangre de los hombres de nuestro país.

La lucha de la mujer por sus derechos es muy justa y sólo tiene el defecto de que para algunas féminas el mayor deseo es ser superiores a los hombres.

En realidad, en muchos aspectos las mujeres son muy superiores a los hombres. Y hacemos referencia a las capacidades innatas. En realidad, la Madre Naturaleza y un Ser Supremo -que muchos admitimos como Dios-, otorgó a cada uno de estos seres sus características esenciales.

Con el sólo hecho de pensar que sólo a partir de las mujeres el ciclo de la vida no se detiene y que tienen una extraordinaria capacidad para soportar un dolor físico que el hombre jamás ha sentido ni sentirá, daríamos inicio al listado de fortalezas de ellas sobre ellos.

Pero esa es una referencia a la Madre Natura. Las luchas de las mujeres se han significado por ser tratadas en igualdad de circunstancias sociales, políticas, culturales y económicas ante el hombre. Y el avance, sencillamente, ha sido muy significativo.

En términos del poder público, éste se abrió a favor de las mujeres hace cinco décadas, cuando la sonorense Alicia Arellano y la campechana, María Lavalle Urbina, lograron como mujeres los primeros escaños en el Senado de la República.

Enseguida, en 1979, Griselda Álvarez Ponce de León se convirtió en la primera gobernadora de este país, al ganar las elecciones para ocupar ese cargo en su Estado, Colima. Después se darían en sus respectivas entidades, muchas más.

Meses después, el entonces presidente José López Portillo hizo de Rosa Luz Alegría, la primera secretaria de Estado.

En nuestros días, casi la mitad del número se senadores en la Cámara Alta, son mujeres. Hay también decenas de diputadas federales, diputadas locales (En Sonora la mitad de integrantes del Congreso son legisladoras) presidentas municipales y regidoras.

El poder público se ha abierto completamente para la mujer en México. Ahora, el cuestionamiento sería esperar que las mujeres que hoy ocupan cargos públicos de enorme relevancia, respondan con capacidad  a la confianza popular depositadas en ellas.

Porque una cosa es designar a una mujer para un cargo público, sólo por el hecho de ser mujer o en cumplimiento de una obligación legal y otra muy distinta, es que algunas mujeres se ganen por su inteligencia y liderazgo, el cargo público que ocupan.

¿Hay qué ponderar que las mujeres han vencido los obstáculos para llegar al poder?, desde luego que sí, pero ahora estaríamos a la espera de sus resultados a favor de Juan Pueblo, como también los hombres están sujetos al escrutinio y a la posibilidad de pisar la cárcel si hace mal uso de los recursos públicos.

Hasta ahora hemos observado a muchas mujeres en el poder, mostrar una sensibilidad que el hombre no tiene. Estamos seguros de que al tiempo, tendremos la oportunidad también de ver que las mujeres tienen la cualidad de demostrar mucho más que algunos hombres, que son capaces de utilizar el poder para servir y no para servirse.

Hoy, 8 de Marzo, se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer, pero la verdad es que todos los días debemos de mirarlas como el complemento en nuestras vidas, nunca como una competencia.

 

AYER el titular de la Secretaría del Trabajo del Gobierno de Sonora, Horacio Valenzuela Ibarra, conversó un par de horas con los integrantes del Grupo Compacto de Columnistas Políticos y algo que dejó muy en claro, es que la cultura de la extorsión laboral por los conocidos abogados “Coyotes”, poco a poco está desapareciendo y una clara evidencia de ello, es la consignación y sujeción a proceso del llamado “Coyote Mayor”, un enfermero y abogado que tiene su plaza en el Instituto Mexicano del Seguro Social y que tenía cuando menos 20 años “cazando” fuera de las juntas de conciliación y arbitraje, trabajadores a quienes utilizar en contra de sus patrones… Por otro lado, no ocultó su satisfacción por presumir a un Estado de Sonora con una tranquilidad laboral, necesaria para generar la confianza que permita al empresario, nacional o extranjero, invertir en nuestra tierra.

 

PUES LO QUE sea de cada quien, la diputada federal Sylvana Beltrones está a punto de lograr que en el Senado de la República aprueben su iniciativa para reformar la Ley de Salud en el país y se genere un Registro Nacional de Cáncer, por regiones… A partir de ello, se modificarán las políticas públicas en beneficio de quienes padecen y quienes no padecen algún tipo de esa enfermedad.