–CORREN RUMORES– Los solados llegaron ya

La llegada a Sonora de mil policías militares sea aplaudida por todos los sectores, porque llegan justo en el momento que se requiere.

 Por Hilario Olea Ruiz

 

Hilario Olea RuizECHANDO MANO A SUS FIERROS… El fiscal de Guerrero, que para el colmo hasta puede resultar pariente, de nombre Xavier Olea, fue sincero al reconocer que con los medios que tiene es imposible plantarle cara a la delincuencia de ese estado. Por eso recibió con beneplácito el refuerzo de cientos de policías federales. Pero como dijo, los niveles de corrupción y de impunidad  en su estado estaban como un paciente con las venas tapadas y mucha grasa en las coronarias. Igual todas las autoridades en donde el crimen los ha rebasado reconocen que se actuó tarde y luego de un enorme saldo de muertos y de actos criminales. De ahí, que la llegada a Sonora de mil policías militares sea aplaudida por todos los sectores, porque llegan justo en el momento que se requiere, antes de que la delincuencia se desborde.

 

SE ESTÁ MILITARIZANDO… Algunos con intenciones un tanto cuanto perversas o muy anacrónicas, están criticando la llegada de esta policía militar al señalar que se está militarizando el estado. Y que prefieren, ¿que se militarice o que la delincuencia tome el control, como en su momento pasó en Ciudad Obregón y otras ciudades del estado? Como que suena incongruente que se rechace la presencia de la fuerza militar y por consiguiente, se entienda que se aplaude el auge de la criminalidad en la entidad. Es absurdo además, pensar que con la policía que tenemos actualmente en la mayoría de los municipios se pueda frenar a la delincuencia organizada.

 

LA IZQUIERDA LLORONA… Curiosamente los que más usan al ejército para reprimir cuando están en el poder, que es la izquierda llorona, son los que critican su presencia cuando se trata de salvaguardar a la población de la delincuencia. Es obvio que algunos ejemplares de esta izquierda seguramente estarán criticando la presencia de los militares. También lo harán algunos seudo intelectuales y desde luego, lo más rancio del padrecismo, que no puede aceptar que en Sonora se arreglen los problemas que dejaron. Pero sin duda, en los lugares donde hace falta seguridad y tranquilidad, ahí será bueno preguntar qué opinan de que la policía estatal se refuerce con elementos federales y militares. Esos son los que deben tener la última palabra.

 

UNA GESTION MÁS… Ya se había comentado que la Gobernadora Claudia Palvlovich tiene muy buena relación con el Secretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, y la última vez que estuvo de visita en el estado, casi es seguro que le pidió el apoyo para reforzar la seguridad y para impedir que el efecto cucaracha de Sinaloa y Chihuahua se desparrame para Sonora. De acuerdo con el titular de la SSP, Adolfo García Morales: “La Policía Militar, apoyará tareas de vigilancia en zonas agrícolas de los valles del Yaqui y Mayo; también estarán en los municipios y regiones de la sierra alta y baja, en los límites con Sinaloa y Chihuahua y en las áreas urbanas de Hermosillo y Ciudad Obregón”. Y estará dando respaldo solo hasta el mes de junio. Suficiente tiempo para limpiar y dejar blindada a la entidad.

 

SUMARSE A LA INVESTIGACIÓN… Este fin de semana las protestas por la muerte de la colega Miroslava Breach fueron generalizadas en todo el país. Aquí en Hermosillo, como ya se comentó un nutrido grupo de comunicadores se manifestaron y exigieron justicia inmediata. El problema es que todos los casos de crímenes para periodistas terminan en ser una estadística más del gobierno federal. Las quejas y protestas a veces de poco sirven. Sabemos que hay fiscalías especiales y hasta la PGR tiene una oficina para delitos contra periodistas. El problema es que al final del día estamos fuera de los casos. Y a lo mejor sería de más ayuda poder ser coadyuvantes del Ministerio Público para estar adentro. Y además, saber a ciencia cierta si realmente se está investigando o solamente se están cubriendo apariencias. Y sería bueno que Javier Corral, gobernador de Chihuahua dé el primer paso en ese sentido.

 

VOLTEAR AL NORTE… Parece que el alcalde de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta, es de los pocos que han aceptado la importancia de volver los ojos al norte y buscar fortalecer las relaciones con Arizona.  Este es un consejo que vienen dando los especialistas, considerando que la población y el gobierno de ese estado han mostrado interés en mantener una relación de amistad y de negocios con Sonora. Y seguramente el Maloro ya se dio cuenta de ello luego de una gira por ese estado y en concreto en Phoenix, en donde entrevisto con el alcalde de esa capital, Freg Stanton, a quien invitó para que pueda comprobar el potencial que tenemos de este lado para inversiones gringas. También sostuvo reuniones con empresarios y grupos de esa ciudad a los que invitó a darse una vuelta por estas tierras. Así es como se deben de atacar las crisis, convirtiéndolas en oportunidades y no poniéndose a lamentar.

 

VIVILLO Y MENTIROSO… El que resultó medio vivillo y muy mentiroso fue el dirigente del sindicato de Servicios Públicos, Salvador Díaz Olguín, quien el otro día engañó a los reporteros al hacerles creer que los empleados de esta dependencia trabajan con equipo viejo y casi destruido. De entrada muchos se fueron con la finta, pero luego se descubrió que ese equipo en realidad estaba inventariado para darlo de baja. Malo que los trabajadores se hayan prestado para en el engaño de este líder sindical, quien por lo pronto ya vacuno a los periodistas para que de ahora en adelante sus declaraciones primero tengan que pasar por el detector de mentiras. Porque resultó vivillo y mentiroso. Pero lo malo fue que el pastel se le descubrió muy fácil.

 

En fin, por lo pronto no olviden lo que decía el Palomo Errante, el que es chillón, chilla aunque le den comida. Sale.