–CORREN RUMORES– Tres ratones, tres

A pesar de sus abusos, los ex gobernadores que están en la mira de la autoridad –y el que ya cayó– cuentan con recursos para sacarle la vuelta a la justicia.

 Por Hilario Olea Ruiz

 

Hilario Olea RuizCOLA A CORRUPTOS… Le siguen dando al Club de los Corruptos y ahora fue al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, al que le salió orden de aprehensión de parte de la fiscalía estatal. Lo malo es que el bato anda huyendo y no se sabe, o si se sabe no lo dicen, para dónde anda. Unos dicen que está muy quitado de la pena en una residencia de su propiedad en El Paso. Sea, pero ya es el segundo al que le ponen cola, luego de Javier Duarte, el ex gobernador de Veracruz, acusado hasta de robarse las veladoras del altar mayor. De las tres joyitas el único que está tras las rejas es Guillermo Padrés, y todos saben que no es por gusto, sino porque le dieron tremendo apretón de aquellitos luego de meter la pata con la creación y operación de un fideicomiso donde involucró a sus hijos. Si no hubiera sido tan codicioso, ahorita también anduviera perdido.

 

¿Y LUEGO QUE? Padrés Elías ya está tras las rejas. Andan tras los dos Duartes. ¿Y luego? Vamos a suponer que los agarran. ¿Qué va a pasar? Lo mismo que con Padrés Elías, me imagino. Van a contratar a un despacho divino al que le pagarán con los millones que se llevaron de sus estados para quede ser atrapados los pongan en un penal con todas las comodidades. Van a buscar errores procesales, como el que encontraron con la Fiscalía Anticorrupción. Después buscar a un juez o varios jueces a modo, para que les acepten todo tipo de amparos y luego de unas vacaciones de unos dos o tres años, salir a gozar de los millones que por ahí deben andar escondidos.

 

RATONERAS DE ORO… Para empezar, los dos ex gobernadores que andan huyendo saben que si los ubican, sólo los van a detener. Los van a llevar a unos separos cómodos en lo que llegan sus abogados de lujo. Después los pondrán en una celda VIP con servicio todo pagado. No hay forma de que los policías les peguen una desconocida, y como si fueran viles delincuentes, les pongan una recia o les apliquen la ley fuga. Por eso, los ex funcionarios estatales de Sonora andan tan a gusto en los aviones o en tiendas gringas. Además de traer una colección de amparos, saben que lamentablemente no va a pasar nada. Sólo serán otros ratones más, saboreando queso de importación.

 

PALO AL UBER… Al que se le podría estar descomponiendo el cuadro es al sistema UBER, porque ya son algunas ciudades de donde les han dado palo. La última falla la tuvieron en Querétaro en donde el Instituto del Transporte le negó el registro porque no cumplió con los requisitos de la convocatoria para operar como un “servicio ejecutivo”. Para salvar la situación de momento los de Uber se ampararon pero lo más seguro es que pierdan el amparo y entonces las autoridades van a comenzar a levantar vehículos y multarlos con casi 50 mil pesos. Todo porque siguen tercos en no dar a conocer el nombre de dueños de concesiones y de choferes. Luego de ver esto, nada les cuesta en Sonora cumplir con lo que les piden para que operen tranquilo, sobre todo a sabiendas que la gente los prefiere sobre los taxis convencionales.

 

ENTRE BLINDAR Y MILITARIZAR… La diferencia sin duda es el enfoque y las intenciones con las que se maneja el tema. Porque en estos días algunos quieren polemizar con el tema de la llegada de los militares a Sonora, que vienen a blindar al sistema de seguridad de la entidad. Nos tocó escuchar algunas opiniones que en realidad son para meterlas a una competencia. Incluso no faltó el que comenzará a criticar a los militares porque no están actuando ante la ola de robos de casas habitación en Hermosillo. ¡Háganme el contrafavron cabor! Y ahí por el estilo. Caray, lamentable que muchos les dé por opinar y abusen del sacrosanto derecho a decir barbaridades. Pero bueno, de todos modos hubieran dicho algo. Si no llegaban los militares, porque no llegaron. Y si llegaron, porque llegaron.

 

CIRCULARAN CHOCOLATES… Asegura el dirigente de la organización de carros chuecos Odepafa, Gamaliel Cañedo Maciel, que las autoridades permitirán que durante Semana Santa los carros chocolates puedan circular por las carreteras de los centros turísticos. La condición que les ponen es que deben contar con placa de afiliación, ser conducidos por los propietarios, quienes deben tener licencia vigente y llevar en el vehículo el título de propiedad. Obvio que esto no lo han confirmado oficialmente los de la Policía Federal. A lo mejor los municipales y estatales se hacen de la vista gorda como hasta ahora, pero los federales son medios carajos. De todos modos no está demás preguntar par que no los vayan a agarrar con los dedos detrás de la puerta. Esperemos que no enreden la gimnasia con la magnesia, y por dejar circular a los carros chuecos, anden multando a los nacionales que no revalidaron placas. Porque entonces, sí que serían.

 

DÓNDE LO PONGO… El que tarde que temprano deberá quedar bien acomodado es el Raúl Guillén, quien tuvo un ligero traspiés en la elección a rector de la Unison, al quedar eliminado en la primera ronda a pesar de que se decía que era el candidato oficial. Por lo pronto ya lo andan promoviendo para ser el relevo en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que dicho sea de paso caería que ni pintado, porque limpiaría el cochinero y pondría orden en ese desastre. Pero también lo mencionan como el primer Fiscal para delitos electorales de Sonora, ahora con la nueva estructura de la Fiscalía Estatal.  Algunos le metieron aire para el ISAF, pero ahí parece que ya hay una terna bien asentada. El caso es que pronto lo veremos de regreso a las grandes ligas. Si no, al tiempo.

 

En fin, ya mitad de semana, por lo mismo recuerden lo que decía la Marianto Benavides, tanto que se quejan de los ratas y terminan comiendo del mismo queso. Sale.