UA-91420214-1

–DE PRIMERA MANO– No es suficiente la regulación “Anticorrupción”

Se requiere voluntad para castigar la corrupción y luchar contra la impunidad.

 Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

 

quirrin smllSONORA CUENTA ya con una Ley Estatal Anticorrupción. Dependencias y organismos como la Fiscalía General del Estado y el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, han madurado lo suficiente entonces para cambiar sus “dientes de leche” y pasar a tener unos fuertes colmillos para castigar a los corruptos.

Eso está muy bien. Sin duda. Porque la bola pasa a la cancha de estos organismos y se convierten en sujetos obligados a actuar de oficio o ante alguna denuncia que pretenda desnudar a quien hace mal uso de los recursos públicos.

La pregunta que flota en el ambiente es, ¿será suficiente con eso? Y la respuesta no se deja esperar: No. No es suficiente con eso.

Se requiere voluntad para castigar la corrupción y luchar contra la impunidad que es lo que más ha causado una vida de miseria a los más desprotegidos.

Anteponer el deber, la Ley, sobre cualquier interés personal o político que resulte. Es, al mismo tiempo a la adecuación del marco jurídico, la construcción de un deber ser de parte de los funcionarios responsables de aplicar en su sentido más estricto, la Ley del ramo.

La sociedad exige transparencia, rendición de cuentas y castigo a quienes impunemente se aprovechan de los cargos públicos y de sus amigos en los cargos públicos, para enriquecerse.

Aquí deben también combinarse dos elementos para construir esa nueva cultura: Que quienes gobiernan demuestren con hechos que están dispuestos a castigar la corrupción y la impunidad, trátese de quien se trate y la ciudadanía por su lado, que también colabore como la otra parte, la que en apariencia es víctima, para denunciar el abuso de los servidores públicos y ante funcionarios encargados, en verdad, de aplicar la Ley.

Si alguna de esas partes falla, todo será una simulación y Juan Pueblo continuará decepcionado, frustrado e impotente ante los abusos de quienes, según la Ley, deberían de servirles.

 

BUENA CHARLA del empresario Servando Carvajal con los integrantes del Grupo Compacto de Columnistas Políticos, que tuvimos por marco, por cierto, el recién aperturado “Mulatos, Coffee Shop”, el esfuerzo empresarial de nuestra colega y amiga, Soledad Durazo Barceló… Servando reitera su inquietud como hombre de negocios, asumiendo una actitud crítica con sus mismos “pares” del mundo empresarial, con los políticos, los periodistas, con todos… “No estamos cumpliendo a cabalidad con nuestro rol. El Gobierno en vez de facilitar obstaculiza el esfuerzo de quienes se animan a abrir una empresa, por más modesta que sea, fomentando con ello la informalidad y nosotros como sociedad tenemos a nuestros gobernantes y funcionarios como jefes, cuando en realidad son nuestros empleados. La gente ahora es antisistema, sencillamente porque nadie cree en nada”, lo dice y lo dice con ansiedad, con pasión… Informó que está convencido de que él hace su parte… Informó que mañana inaugurará su tienda número 80 de la cadena de Súper del Norte, aunque le dará el nombre de “Santovalle”, al igual que las cinco tiendas que operaban como Vimark… “Será lo mejor que ofreceremos en el concepto de autoservicio. Será amplia y el ambiente y la comodidad, lucirán”, expresó Carvajal… Esta tienda “Santovalle”, está ubicada en los boulevares Gómez Farías y Kino, de Hermosillo y está diseñada para servir a un perfil de clase media y media-alta… En el tema de su futuro político, Servando dejó muy claro que su objetivo en este momento es cien por ciento empresarial y por lo tanto, su objetivo en el 2018, es meter a “Súper del Norte” a operar en Bolsa… Reveló también que pronto estará en Sinaloa y que cuenta con “socios estratégicos” entre los empresarios de las tiendas “Súper” de Chihuahua.

 

LA CRISIS que llamaremos “De los estantes vacíos” en las farmacias de los hospitales del Gobierno del Estado y del Isssteson, aumenta cada día… Quienes tienen dinero o pueden conseguirlo, compran su medicamento donde pueden y quienes no tienen dinero, simplemente hacen caras y gestos ante tal impotencia.

 

EN VERDAD, para avergonzarnos como país, lo que le sucedió a unos chavos mexicanos muy talentosos… He aquí la nota:

Gustavo Hernández, de 22 años, suspendió sus estudios de ingeniería en Veracruz, se mudó a Francia y tiene una pequeña empresa que lanzará una app para viajeros en México, Perú, Chile y Francia este mes. Mientras en Europa consideran que su idea podría alcanzar niveles de aceptación y negocio como Uber o Airbnb, en México le cerraron las puertas durante dos años… Con la aplicación llamada Loggap, Gustavo y dos de sus compañeros fueron reconocidos en la French Tech Ticket 2017, una iniciativa que busca llevar a Francia a los talentos internacionales en materia de innovación. Ganaron una beca por 25 mil euros, visa de trabajo, capacitación y alojamiento en una incubadora de start-up en París por seis meses… En los últimos dos años intentó por todas las vías conseguir financiamiento para desarrollar la aplicación en México, pero en este país “si eres joven no te toman en serio”, dice Gustavo.