–DE PRIMERA MANO– Existe ya una abierta descomposición social

No existe firmeza, liderazgo y muchos menos eficacia y eficiencia en la puesta en marcha de las recientes reformas.

 Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

 

quirrin smllCUANDO UNA Nación, como México, carece de proyecto y todo mundo camina por sus propios caminos, sin rumbo ni dirección, se acerca al vacío. Y es tanto el hartazgo, que muchos han sido capaces de lanzarse a ese vacío y sin paracaídas.

Así, se impuso un nuevo Sistema de Justicia Penal, sin pies y sin cabeza, excepto para los delincuentes que han tomado ese nuevo marco legal como una liana salvadora. Hay quien ahora está exigiendo se amplíe el listado de delitos graves para garantizar la prisión preventiva y evitar que verdaderos criminales recobren en horas, su libertad.

Hay otros criterios, serios y profesionales, el más reciente de la Barra Mexicana de Abogados, que se atrevieron a publicar un desplegado en donde consideran una regresión dicha ampliación de delitos graves y responsabilizan a la falta de capacitación la escasa credibilidad de ese nuevo sistema de justicia penal.

No existe firmeza, liderazgo y muchos menos eficacia y eficiencia en la puesta en marcha de estas reformas. Es como si se hubiese reimpuesto la pena de muerte en un país como el nuestro, donde las venganzas políticas predominarían sobre el derecho para deshacerse de enemigos.

Ha resultado muy difícil implementar nuevas leyes que llevan fines de perfeccionamiento, en una Nación donde la corrupción se cosecha todos los días y a todas horas. ¿Y el responsable de todo es el gobierno? Desde luego que no.

Hace unos cuantos días escuché un anuncio del Partido del Trabajo, donde una madre se quejaba de la falta de leche para alimentar a su pequeña hija “porque el gobierno nos aumentó las gasolinas y todo aumentó de precio”. Jamás hace alusión a la responsabilidad que como padres tenemos de trabajar y superarnos para garantizar el pan y el vestido para nuestros hijos.

Lo peor lo estamos viendo estos días. En varias regiones de la república, hay grupos de ciudadanos que son capaces de enfrentar a los cuerpos de seguridad para proteger su actividad ilegal.

Hace unas cuantas semanas, en el centro de la república, decenas de personas llenaban depósitos de gasolina de fugas en los ductos provocados por los llamadores “huachicoleros”. Pero lo hacían a los ojos de agentes policíacos, quienes simplemente se dedicaban a observar.

En el norte, en Chihuahua, grupos de indígenas, mujeres y hombres, cerraron filas en la sierra para evitar que elementos del ejército mexicano llegaran hasta los lugares donde presumiblemente se cultivaba droga.

Hace apenas unos cuantos días, fue abatido por el gobierno federal un líder del narcomenudeo en Tláhuac, en la ciudad de México, conocido con el remoquete de “El Ojos”. Al sepelio y frente a los ojos de la policía, decenas de personas despedían a su ídolo con cantos y “porras” y lanzando consignas contra la autoridad.

Sin duda alguna, este tipo de escenarios tan terroríficos son consecuencia de la descomposición y degradación de una sociedad que ya no cree absolutamente en nada ni en nadie.

Es muy triste admitirlo, pero el gobierno (Y no el Estado, como reza el estribillo) del Presidente Peña Nieto, es un gobierno fallido. Con todas sus nefastas consecuencias, incluido, desde luego, la ausencia total de la autoridad y la corrupción circulando por las venas de los poderosos en todos los órdenes.

Una verdadera tristeza.

 

A LAS SIETE DE la tarde de ayer, miércoles, se redactó un boletín por parte del grupo de nueve profesionales que deliberaron durante muchas horas para la designación de los cinco integrantes del Consejo Ciudadano para la vigilancia del Sistema Estatal Anticorrupción en Sonora… Un paso muy importante en la lucha que da nuestra entidad para sentar las bases de un sistema que advierta y prevenga a todo servidor público y los riesgos que correrá si abusa de su cargo y realiza o tolera actos de corrupción… Los cinco integrantes y el tiempo que estarán al frente de esa representación, según el resultado de la evaluación por el comité seleccionador, son los siguientes: El primer presidente por un año será Alberto Haaz Díaz; por dos años Aarón Aurelio Grajeda Bustamante; Aquiles Fuentes Fierro, por tres años; Reyna Elizabeth García Moraga, por cuatro años y Miriam Monreal Vidales, por cinco años… Tres hombres, dos mujeres y a pesar que hubo sólo el registro de 10 féminas participantes… Dependerá de ellos ahora hacer historia positiva o negativa… Por lo pronto habría qué esperar a ver si alguno de ellos rechaza el pago por ese servicio o si admitirá al Gobierno como su patrón… En el caso de Haaz Díaz, fue funcionario en materia de presupuestos, colaborador de Jesús Alberto Cano Vélez, cuando éste ocupó la Secretaría de Planeación del Desarrollo con Manlio Fabio Beltrones… Los demás también tienen su historia… Ya hablaremos de ello.