Adiós a la tarifa cero de interconexión

Con el fallo emitido por la segunda sala de la SCJN hará que las empresas no preponderantes deberán pagar una diferencia a Telcel.

Por José Antonio Paredes Cortes

 

kbits-paredesEl pasado 16 de agosto la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó por unanimidad la declaración de la inconstitucionalidad de la tarifa cero de interconexión, dando así la razón al corporativo, monopolio, potentado de América Móvil propiedad de uno de los hombres más ricos del mundo en uno de los países más desiguales del planeta, pero claro está que el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en sus últimas cifras no mide la desigualdad y la acumulación de riqueza, pero eso sí, mide la pobreza con una serie de niveles acomodaticios a las estadísticas.

 

La tarifa cero significa que el agente preponderante (América Móvil, del hombre más rico de México) no podía cobrar tarifa alguna por el uso de su red a sus competidores por ser considerado una empresa dominante (por no decirle monopolio) de acuerdo al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), con la decisión de la SCJN la empresa Telcel del magnate Slim podrá nuevamente cobrar a sus competidores por las llamadas terminadas en su red, aunque a partir de ¿cuándo?, lo definirá el IFT. Cabe hacer mención que la tarifa cero fue parte de la reforma al sector de telecomunicaciones con el objetivo de buscar una mayor apertura y competencia entre las empresas.

 

Con el fallo emitido por la segunda sala de la SCJN hará que las empresas no preponderantes deberán pagar una diferencia a Telcel subsidiaria de América Móvil junto con Telmex, lo cual desde luego incrementará el patrimonio de Carlitos, el cual desde el 2014 con la promulgación de la Ley se dio a la tarea a través de sus múltiples despachos de abogados en entablar demandas para mantener su estatus Quo, es decir, seguir como en los 80s, 90s e inicios del milenio siendo monopolio, digo “agente preponderante”, con datos duros les digo que las acciones o títulos de América Móvil subieron en cuanto se dio a conocer el fallo de nuestra Suprema Corte de “justicia” de la Nación.

 

Como ver, estimado lector, estoy en desacuerdo con la decisión de los ministros de la corte, primero que nada porque esto incrementa la desigualdad de la riqueza en México, haciendo a Slim desde el primer minuto del fallo más multimillonario, cuando en contraste el INEGI y CONEVAL nos indican que la mitad de la población está en pobreza, es decir, hay 53 millones 418 mil 151 personas en dicha situación, ambos datos comprobables. Por otro lado, las empresas competidoras de Telcel al tener que pagarle por uso de su red, tendrán que subir sus costos, y pues adivinen ¿quién va pagar por este aumento? ¡Efectivamente los clientes! donde empresas como Telefónica, AT&T, Megacable, Axtel, Totalplay, etc. Así se esfuma uno de los “beneficios” de la reforma en telecomunicaciones en relación a las tarifas, asimismo se ha causado según empresas del ramo un daño irreversible al ambiente de competencia en México.

 

En los últimos años y con la promulgación de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión las empresas que son competencia de Telcel invirtieron en sus propias redes de telecomunicaciones y han ofrecido planes competitivos a sus clientes, pero con la reversa de la SCJN sobre la tarifa de interconexión cero y la declaración de inconstitucionalidad del artículo 131, las empresas no solo frenan la inversión que vienen realizando sino que tenderán a ofrecer planes caros, desde luego espero equivocarme, pero la historia y la economía demuestran que estas empresas nunca pierden.

 

Por último y no menos importante, la desigualdad de ingresos en México es un problema latente que tiene décadas, que genera pobreza y la disminución de esta es irrisoria comparado con los millones de recursos que invierte el gobierno en programas sociales fallidos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que la desigualdad sigue creciendo en todas las regiones y Estados, donde la riqueza cada vez se concentra en pocas manos, donde según Oxfam México (www.oxfammexico.org) 4 magnates mexicanos amasan en su conjunto el 9% del PIB de nuestro país, entre ellos el Grupo México (German Larrea) responsable del ecocidio del Río Sonora. En resumen, la tecnología ayuda a reducir la brecha digital y de desigualdad, pero con este tipo de decisiones solo seguirá la simulación y expansión de la desigualdad.

 

 

Lic. José Antonio Paredes Cortes, MA.

Consultor Tecnológico.

www.telesalud.mx, www.k-bits.com

Twitter: @JAParedesCortes