–DE PRIMERA MANO– Es gente de fuera: Gobierno del Estado

En Sonora aún se puede vivir en paz y con tranquilidad, porque sus mismos habitantes rechazan la violencia.

 Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

 

EL SECRETARIO Miguel Ernesto Pompa Corella, con la representación del Gobierno de Sonora, salió ayer ante medios de comunicación para ofrecer un mensaje en el que admitió con certeza que hay perversos interesados en generar un clima de temor e intranquilidad rumbo a la jornada electoral del próximo domingo 1 de julio.

Y conscientes de ello, aseguró Pompa, la Fiscalía General de Justicia está trabajando y ofreciendo resultados acerca de los autores de los ilícitos que de manera no fortuita se han venido presentando en nuestra tierra en los últimos días.

Por un lado, los asaltos a casas-habitación, los robos continuos de llantas con todo y rines, los asaltos a conocidas tiendas departamentales, han logrado generar una psicosis especial que alimenta el temor de salir a la calle.

Apenas hace bien el fiscal Rodolfo Montes de Oca Mena en investigar esos delitos y dar con los responsables y ponerlos tras las rejas. Es obligación del Estado actuar en consecuencia y mantener la paz y la tranquilidad.

Afortunadamente, los deseos de esas “mentes perversas” no han alcanzado consecuencias de “alto impacto”, como balaceras y ejecuciones de alta escala.

Sonora, podemos decir, se ha mantenido en el rango de una entidad donde aún se puede vivir en paz y con tranquilidad, porque sus mismos habitantes rechazan la violencia.

Históricamente, cuando se han dado registros de ilícitos de “alto impacto” como el crimen organizado o la industria del secuestro, al tiempo se ha confirmado que los autores de esos desastres son personas que no son originarias de Sonora. Es decir, vienen de fuera.

En ese aspecto, el secretario de gobierno aseguró en su mensaje de ayer que quienes pretenden generar un clima de temor y desconfianza en nuestra tierra “vienen de fuera”.

Es muy importante que la misma ciudadanía tome consciencia de rechazar la violencia en cualquiera de sus presentaciones.

Es muy importando que los mismos ciudadanos denuncien la presencia de gente extraña y sospechosa.

La mejor manera de evitar la inseguridad pública, es evitar que los malos que pretenden echar raíces en una tierra de paz como lo es Sonora, se encuentren con un gran rechazo.

 

AYER UN periódico sonorense amaneció publicando en su nota principal una denuncia por corrupción de Célida López Cárdenas, ofreciendo datos acerca de su actuación como funcionaria del gobierno de Guillermo Padrés… Se aseguró en esa publicación que la ahora candidata de MORENA a la presidencia municipal de Hermosillo, se autobenefició con obra pública… No pasaron muchas horas para que la propia Célida denunciara que había sufrido una agresión porque arrojaron lo que dio en llamar “bomba molotov” contra su automóvil cuando estaba estacionado en las afueras de una radio comercial… El asunto no pasó a mayores… No se sabe si en realidad fue una bomba de ese tipo la que se fabrica con una botella de vidrio, gasolina en su interior y una mecha, que una vez encendida es arrojada y al romperse la botella, se produce una explosión y al mismo tiempo, una llamarada… El hecho es que no pasó nada, no se sabe si la botella en realidad era de plástico… Lo que sí fue muy conveniente para Célida, fue tratar de hacer de este escándalo un gran pretexto para dos cosas: La primera, tratar de desviar la atención sobre la información publicada de sus actos de corrupción y, la segunda, apoderarse en determinado momento con su presencia en redes sociales… No le funcionó… La percepción que se generalizó es que aquello pareció más bien, un cuento chino… No pasó de ahí.

 

INTERESANTE charla de los principales directivos de la organización ciudadana “Hermosillo, Cómo Vamos”, Arturo Díaz Monge y Ernesto Urbina, con los integrantes del Grupo Compacto de Columnistas Políticos… Hicieron entrega de un documento en el que se publican los principales problemas de la ciudad capital de Sonora, resultado de una investigación seria; las posibles soluciones y el compromiso asumido por quien será la próxima o el próximo alcalde de Hermosillo para sumir esas peticiones ciudadanas… Tanto Díaz como Urbina dejaron en claro que lo más trascendente es lograr que la sociedad hermosillense se organice y, a partir de ahí, particular en el mejoramiento de nuestra ciudad en todos los órdenes… Es una magnífica iniciativa que día a día se posiciona más… Todos debemos abrazarla.