Dictaminan diputados proyecto de nueva ley de transporte

El proyecto quedó aprobado para que sea considerado en una sesión extraordinaria del Pleno, una vez que éste sea convocado por la Diputación Permanente.

La Comisión de Transporte y Movilidad dictaminó hoy la iniciativa remitida por la titular del Ejecutivo estatal, que contiene una nueva ley de transporte y que modifica la Constitución local, la Ley de Gobierno y Administración Municipal, así como la Ley de Ingresos y Presupuesto de Ingresos del Estado para el ejercicio fiscal de 2018.

Por mayoría de los integrantes de la dictaminadora que preside el diputado Jorge Luis Márquez Cázares, el proyecto quedó aprobado para que sea considerado en una sesión extraordinaria del Pleno, una vez que éste sea convocado por la Diputación Permanente.

A nombre de los legisladores del Partido Acción Nacional que integran la Comisión de Transporte y Movilidad, el diputado Javier Dagnino Escobosa informó que se abstendrían de votar el proyecto de dictamen, ya que será en la sesión del Pleno donde darán a conocer su postura.

La iniciativa fue remitida a este Poder Legislativo el pasado 12 de julio por la Gobernadora del Estado asociada al Secretario de Gobierno, en la cual se establece que se abrogará la Ley 149 de Transporte para dar paso a una nueva legislación en la materia, con el fin de transferir la operatividad del sistema de transporte a los municipios.

En el proyecto se plantea la adecuación del marco normativo a las circunstancias actuales de cada municipio y en atención a las necesidades de los ciudadanos. Se concede a los municipios mayor participación en las políticas públicas de movilidad.

El proyecto de nueva ley de transporte otorga atribuciones y facultades necesarias a los municipios para normar, coordinar, aprobar y diseñar el programa de operación del servicio de transporte urbano y taxi colectivo, así como vigilar, fiscalizar y sancionar cuando la prestación del servicio esté fuera de la Ley.

Los ayuntamientos adquirirían facultades para el diseño operativo de rutas, horarios de servicio, cantidad de unidades en cada ruta, entre otras, además de que podrán emitir su opinión sobre la determinación y modificación de las tarifas de servicio público de transporte urbano, masivo y alquiler colectivo que se presten dentro de su demarcación territorial.

El proyecto plantea la vigilancia a los concesionarios para que cumplan con las condiciones de legalidad, comodidad y seguridad que correspondan a la categoría del servicio, de acuerdo con los términos de su concesión, y podrá suspenderse la circulación de las unidades autorizadas cuando no reúnan las condiciones mínimas de comodidad, seguridad, higiene o vida útil que se requiera para la prestación del servicio público de transporte.

Los servicios de transporte suburbano, de carga, escolar, taxis de sitio, transporte especializado de personal, entre otros, que no tienen una demarcación geográfica en un solo municipio, seguirán regulados por una nueva institución gubernamental denominada: Consejos Municipales Ciudadanos del Transporte.

Éstos sustituirían a  las tres instancias que actualmente operan, como son la Dirección General de Transporte, el Fondo Estatal para la Modernización del Transporte, FEMOT, y el Consejo Ciudadano de Transporte.

De ser aprobado por el Pleno el dictamen, los municipios tendrán 90 días para adecuar su marco normativo y estructura de gobierno para iniciar con las nuevas facultades que les sean conferidas.

A la reunión asistieron los diputados Jorge Luis Márquez Cázares, presidente; Iris Fernanda Sánchez Chiu, Javier Dagnino Escobosa, Ramón Antonio Díaz Nieblas y Teresa María Olivares Ochoa, secretarios