El asunto de ISSSTESON es prioridad de la Universidad: Enrique Velázquez

Desde inicios del año, la institución médica suspendió los servicios que otorgaba a los trabajadores de la UNISON.

 Por Antonio López Moreno

El Rector de la Universidad de Sonora, Enrique Fernando Velázquez Contreras, manifestó que la prioridad para el alma mater en este momento es el asunto que ocurre con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (ISSSTESON), ante la sugerencia presentada por parte del Partido de Morena y que consiste en modificar la Ley Orgánica de la Máxima Casa de estudios en el estado.

Y es que Jorge Taddei Bringas, a quien el presidente electo Andrés Manuel López Obrador nombrara coordinador de su gobierno en Sonora de cara al inicio de su administración, declaró recientemente que desde las trincheras de su partido buscarán reformar la Ley Orgánica de esta institución educativa mejor conocida como “Ley 4”.

Por lo anterior, el titular de la rectoría de la UNISON, externó que cada ley es perfectible, así como también auguró confianza en el trabajo del también académico universitario Jorge Taddei, pero precisó que la prioridad para la máxima casa de estudios es el problema que existe con ISSSTESON.

“Bienvenidas todas las leyes que ayuden a las mejoras de la institución, pero lo que si quiera ser muy enfático ahorita, es que el principal problema de la Universidad de Sonora no es la Ley Orgánica; ahorita en este momento es la cuestión del tema de ISSSTESON”, dijo Velázquez.

Asimismo anunció que buscará una reunión con el maestro Taddei para externarle las inquietudes y situaciones que viven los trabajadores de la Máxima Casa de estudios, en miras de que se pueda exhortar a las autoridades a resolver el problema que viven los trabajadores y académicos de la universidad.

Cabe destacar que el ISSSTESON, desde inicios del presente año, puso fin a los servicios que otorgaba a los trabajadores y académicos de la Universidad de Sonora, y desde entonces los sindicatos de académicos y empleados (STAUS y STEUS), promueven amparos para evitar la suspensión de los servicios.