–PARA LOS DE A PIE– Tras la borrachera democrática viene la cruda realidad

Vendrá una luna de miel con los hombres del dinero, pero como en todo matrimonio arreglado, vendrán las desavenencias y el probable divorcio.

 Por Luis Fernando Oropeza

Se cumple una semana de una frenética borrachera democrática vivida en todo México, en la que la mayoría de los mexicanos acudió a las urnas para tomar una decisión por aplastante mayoría, optar por la alternancia, es decir, un gobierno proveniente de un partido diferente al que actualmente nos gobierna.

Andrés Manuel López Obrador supo tener la paciencia necesaria para que le democracia le sonriera en su tercer intento y es el Presidente electo, el más votado de todos los tiempos, obteniendo la votación mayoritaria en 31 de las 32 entidades federativas.

El voto a la Presidencia de la Republica no solamente le favoreció a Morena y su candidato, inesperadamente, los candidatos de Morena obtuvieron la mayoría en el Senado, en la Cámara de Diputados y en la mayoría de los Congresos Locales.

Agradecemos los mexicanos la civilidad de los candidatos no ganadores para aceptar su derrota y garantizar un proceso post electoral sin conflictos, misma civilidad que en antaño el propio López Obrador careció, aun cuando en una ocasión no tuviera la razón para protestar.

Los factores de este peculiar fenómeno de que la ciudadanía votara de esa manera por la fórmula completa de un partido, como en los tiempos de mayor hegemonía del Partido Revolucionario Institucional, son muchos, pero en general fue la materialización del mal humor social vigente en todos los mexicanos provocado por la inseguridad, los grandes escándalos de corrupción y la impunidad.

La promesa de bajar el precio de las gasolinas y la luz, subir el salario mínimo, eliminar el fuero a funcionarios y legisladores; escuela y trabajo para todos los jóvenes; convertir a Los Pinos en casa de la cultura; vender el avión presidencial; devolver al ejército a sus cuarteles; dar el doble de pensión a los adultos mayores y no aumentar impuestos ni endeudamiento del país, fueron suficientes para convencer al electorado, aunque parezcan imposibles de cumplir.

Por su parte, el Presidente electo, se ha esmerado por tomar una actitud institucional como piedra angular de la construcción de su proyecto, desde sus mensajes, llamando a la unidad nacional, hasta su reunión con el Presidente Peña Nieto, en la que acordó una transición tersa, ordenada y sin sobresaltos, para terminar con una boda con la cúpula del empresariado mexicano, en la que ambas partes se juraron amor eterno.

Vendrá una luna de miel con los hombres del dinero, pero como en todo matrimonio arreglado, vendrán las desavenencias y el probable divorcio, hay muchos que meterán ruido y empujarán a la separación, los radicales de izquierda que la hablan al oído al Presidente electo y la ultraderecha junto a la Iglesia, que le meterán cizaña a los empresarios, pero ese es tema, pero este será un tema para otra ocasión, al tiempo.

Insiste López Obrador en su discurso como Presidente electo, sobre los nuevos códigos que formarán parte en la manera de hacer gobierno en su administración, con una política de más compromiso social frente al flagelo de la pobreza, con más austeridad y sin corrupción.

Las inesperadas consecuencias de su irrebatible triunfo en las urnas, apenas comienzan a asomarse, indudablemente ameritarán un reacomodo en las estructuras políticas del poder ante la inminente hegemonía de un partido que tendrá mayoría en las Cámaras, lo que puede ser una tentación hacia el autoritarismo o un salvoconducto hacia la consecución de mejores niveles de bienestar.

A partir del primero de diciembre, entraremos a una nueva etapa, en la que serán necesarios los contrapesos que con mucho trabajo la sociedad mexicana ha ido conquistando, la libertad de expresión es una de las herramientas que servirá para observar los aciertos y los excesos del nuevo poder político en México.

 

VUELTA A LA REALIDAD

Todas las borracheras tienen su final, hasta las democráticas también, como la del pasado primero de julio y como toda borrachera, la resaca es directamente proporcional a la intensidad de la francachela y los mexicanos rápidamente estamos sufriendo la resaca del pasado domingo y volviendo a la realidad.

El primero en volvernos a la realidad fue el próximo Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa quien negó que los precios de la gasolina vayan a bajar, como reiteradamente lo prometió el Presidente electo, el propio López Obrador echó para atrás su promesa de desaparecer el Estado Mayor Presidencial, al integrar a ese cuerpo a la Secretaría de la Defensa Nacional.

La promesa de regresar de inmediato a los cuarteles al ejército para sacarlo de las calles, se pulverizó, será hasta dentro de tres años que el ejército deje de hacer labores de policía para volver a sus cuarteles

La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral multó a Morena con 197 millones de pesos por la ilegalidad de un Fideicomiso que supuestamente fue creado para dar ayuda a damnificados del terremoto del pasado 19 de septiembre.

López Obrador se negó a renunciar al financiamiento público para Morena, dijo que el dinero de ese financiamiento sería entregado a las víctimas del temblor del 19 de septiembre.

El INE solo pudo encontrar que el dinero de este fideicomiso fue cobrado por cercanos colaboradores de López Obrador, la duda si el dinero fue a parar a manos de los damnificados seguirá creciendo en las próximas semanas.

Se derrumban como castillo de naipes las propuestas de campaña de López Obrador, es apenas una semana, lo que quiere decir que no es la misma ser oposición que gobierno.

 

LAS CONSECUENCIAS EN SONORA

Como sucedió en todo el país, las consecuencias de la implacable voluntad popular a favor de Morena y sus candidatos, nunca fueron calculadas ni por los más expertos en ingeniería electoral, todos los pronósticos locales fallaron como en la mayoría de las entidades del país.

En Gobierno del Estado, deberán de valorar bien el nuevo escenario político que se configurará a partir del mes de septiembre con el Congreso del Estado en contra y la Presidencia Municipal ocupada por una mujer que trae ambición de llegar más allá de Palacio Municipal y que no muestra intenciones de llevar una relación cordial, el choque será inminente.

Se espera una fuerte sacudida en el equipo de la Gobernadora para enfrentar la segunda mitad de su mandato, que luce complicado por las nuevas condiciones políticas que le podrían resultar adversas.

En el PAN Sonora deberá de haber una fuerte reestructuración en sus filas, por el momento no existe ninguna figura que puede tomar el liderazgo de los principios del PAN, tuvieron que recurrir a una figura proveniente del PRI, como Antonio Astiazarán para presentar competencia en el proceso electoral, resultando más votado hasta que el candidato Presidencial Anaya.

Por su parte en el PRI, deberán de hacer un proceso similar, aunque aparentemente hay más cuadros que puedan enfrentar los nuevos tiempos aquí en Sonora, en el tricolor habrá que estar atento quienes serán los que comiencen con el proceso de reconstrucción de ese partido, que en los últimos 25 años ya le han extendido varias veces su certificado de defunción y se ha sabido adecuar a los tiempos. ¿Será su final?

 

REPRUEBAN AL IEE

Mal le fue al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana en el proceso electoral, no supieron convencer a la ciudadanía para participar como funcionarios de casillas, pasado el mediodía de la jornada electoral y no estaban instaladas casi la mitad de las casillas en el estado.

Probablemente este factor haya influido para que no se presentara la participación que se tenía esperada y que superaría el 60% del padrón electoral. Desafortunadamente Sonora no superó la media nacional y se quedó con el 52% de electores que acudieron a las urnas a votar.

Tampoco dieron pie con bola en la capacitación, pues hubo mucha desorganización en los centros de votación, por que los funcionarios no sabían que hacer en caso de presentarse alguna anomalía.

Para acabarla de amolar, a la Consejera Guadalupe Taddei, le tronó el Programa de Resultados Electorales Preliminares, al recibir la penosa distinción de ser de los más ineficientes en el país.

Total, el IEE Sonora es una institución con sueldos de primer mundo y con resultados del tercer mundo.

 

SE ELIMINARÁN DELEGACIONES FEDERALES

Para los que estudiamos administración pública, resulta interesante el ajuste orgánico que pretende aplicar el Presidente electo, al eliminar las Delegaciones Federales en los estados y substituirlas por una Coordinación General de Gobierno.

Esa nueva visión viene aparejada con la determinación que todos los procesos de contratación los va concentrar Secretaria de Hacienda y las nuevas coordinaciones en los estados van a ser responsable de la ejecución y seguimiento de las obras y programas sociales, las Coordinaciones como proyecto, representan grandes ahorros en servicios personales y gastos de operación, faltará contrastarlas con la realidad para verificar su utilidad.

En las nuevas estructuras organizacionales, tendrá que haber Subcoordinadores de programas por Ramo, van a conservar la esencia y funciones sustantivas de las actuales delegaciones, pero concentrada en una sola Unidad Administrativa.

Será una Macro Dependencia Federal en cada una de las 32 entidades, y como será un solo interlocutor federal válido ante los gobiernos estatales y municipales, así como los distintos sectores productivos empresariales

Automáticamente los Coordinadores, se convertirán en aspirantes a gobernadores por el gran poder político y operativo que van a concentrar, en fin, entramos a una nueva época con una nueva visión de gobernar.

 

RETAZOS INTERESANTES

1.-Kitty Gutiérrez resultó ser la candidata a Diputación local más votada en Hermosillo para el PRI; con 17 mil 471 votos.

2.-  Con la asistencia confirmada de todos los gobernadores de las 32 entidades federativas, la Conago se reunirá el próximo jueves con el Presidente elector López Obrador.

 

Podemos interactuar a través de mi cuenta de Twitter @feroropeza20  o en mi correo electrónico luiso@hmo.megared.net.mx