–CORREN RUMORES– Los dueños del PAN

Varios grupos se disputan la dirigencia nacional del blanquiazul; esto es la antesala de una verdadera revolución al interior de ese partido.

 Por Hilario Olea Ruiz

PREPARAN LA GUERRA… El PAN se prepara para una nueva guerra interna como si no tuvieran problemas y como si hubieran ganado la presidencia, porque se van a dar con todo con tal de quedarse con la dirigencia nacional. Se supone que será la próxima semana cuando se apruebe la convocatoria para elegir al nuevo comité directivo nacional y los estatales. Para que decir que Ricardo Anaya buscará seguir con el control del partido a pesar de que esto puede provocar una mayor división y que se dé una estampida de militantes y liderazgos a favor del partido dominante del momento que es Morena. Son varios los que la buscan, comenzando por Marko Cortés, gente de Anaya. También va Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla.  Roberto Gil, que dicen será el de los calderonistas. Y nos dicen que se apuntó hasta el sonorense Pancho Búrquez. Lo malo, que solo se estarán disputando los destrozos del naufragio.

 

TODO EL PASTEL… Hay molestia porque el grupo de Anaya busca quedarse con todo el pastel, pues no solo impulsan a Marko Cortés a la dirigencia nacional, sino que también quieren a Jorge Romero como coordinador de los diputados federales y a Damián Zepeda como el coordinador de los senadores panistas. Por lo pronto esto ya provocó que algunos gobernadores manifiesten su molestia, porque el grupo de Anaya no tiene nada que ofrecer y no quieren que los sigan mangoneando. En Sonora tienen posibilidades de impulsar a un dirigente estatal carnal porque todavía tienen control, pero también pueden tener en puerta una rebelión de militantes. Ya veremos, porque creemos que esto es la antesala de una verdadera revolución al interior de ese partido, porque no hay forma de que los puedan presionar como antes.

 

SE REBELA GOBERNADOR… El primer gobernador en rebelarse contra las disposiciones de Andrés Manuel López Obrador es el electo de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien fiel a su estilo bronco y claridoso, dejó en claro que no aceptará la imposición del coordinador de delegados federales y menos que sea el candidato perdedor de Morena, Carlos Lomelí. En forma rotunda advirtió: “Mi postura es clara: mi relación con el Gobierno de la República será directa con el presidente y con sus secretarios de estado, no habrá en Jalisco autoridades intermedias simplemente porque eso vulnera principios constitucionales básicos y lastima el espíritu del pacto federal”. Obvio que aquí quedan dos caminos: Una, respetar la autonomía estatal o bien, declarar la guerra y comenzar el bloque presupuestal. Obvio, que en la CONAGO ya tomaron nota de este primer enfrentamiento.

 

SEGURO SIGUE EL BRONCO… La gente de AMLO sabe que este problema no se presentará con todos los gobernadores, porque algunos ya se echaron a los brazos del presidente electo como el de Chiapas, Manuel Velasco, que se vio muy arrastrado. Pero hay otros que no harán lo mismo. Seguramente que el que sigue en pegar de gritos será el de Nuevo León, Jaime Rodríguez, porque ese no es de los que se dejan inyectar parados. Bueno, esta es una primera chamba para la próxima secretaria de Gobernación Olga Sánchez, quien tiene que tender puentes de amistad con los gobernadores, como ya lo hizo con la de Sonora. De lo contrario, tendrá una rebelión incómoda comenzando el sexenio.

 

QUEDA PARA AGOSTO… Contra todo pronóstico, esta semana salió a declarar  del delgado de la SCT, Javier Hernández, asegurando que la carretera de cuatro carriles sí va a quedar terminada para el mes de agosto, tal y como lo presumió en su gira por la entidad el titular de la dependencia, Gerardo Esparza. Caray, eso se antoja difícil porque todavía se observan muchos tramos que están en construcción. Claro, igual pueden hacer una cochinada. O bien, solamente terminar con los tramos que están a medio empezar. Porque todavía hay un montón de tramos que se van a quedar con el mismo pavimento de siempre. En fin, veremos con que vacilada nos van a salir.

 

TRANSFORMACIÓN A FONDO… La alcaldesa electa de Hermosillo, Célida López, estuvo en el tradicional desayuno de los viernes del Grupo Contrapunto Diez, donde hizo una extensa presentación de los planes que tiene para la capital. Sin duda mostró que trae completo el diagnóstico de Hermosillo y sabe por dónde va a comenzar a trabajar. Aseguró que va con todo, en la advertencia de que su visión no es llegar a meter en la cárcel a funcionarios, pero deja en claro que “no seremos cómplices de nadie”. O sea, que el que andan con chuecuras tendrán que responder por ello. Aceptó que el principal reto es la seguridad pública, pero sobre la situación financiera que vive el Ayuntamiento.

 

TRAEN TIJERA… Tiene todo listo para integrar la comisión mixta de entrega-recepción en donde participarán no solo gente de su equipo, sino asesores como abogados laborales, auditores y contadores para revisar lo que entreguen y pedir las explicaciones que consideren pertinentes. Dada la situación económica advirtió que habrá recortes en el personal de confianza, sobre todo en algunas direcciones que están demás, no solo en las oficinas municipales sino en Agua de Hermosillo. Adelantó que ya designó como nuevo secretario del Ayuntamiento a Alfredo Gómez, reconocido economista y financiero, con quien dijo los une un mismo objetivo y además tiene la sensibilidad para el cargo. De esto y mucho más se habló, pero ahí les estaremos comentando.

 

En tanto, no olviden lo que dijo el Cochito Veloz, esta vez van a rasurar hasta los lampiños. Sale.