Denuncian hostigamiento a periodistas en Chihuahua

Acusan a la Fiscalía General del Estado por actos de intimidación y adedrentamiento; el Foro de Periodistas de Chihuahua demanda cese a las agresiones. 

A través de un comunicado de prensa, el Foro de Periodistas de Chihuahua exgió al Gobierno estatal de Chihuahua a detener los actos intimidatorios contra la prensa, a raíz de que personas armadas sin identificarse acudieron al domicilio de un periodista de El Diario para interrogar a su familia sobre publicaciones de hace más de 15 años

A continuación el comunicado:

El Foro de Periodistas de Chihuahua exige al Gobierno del Estado de Chihuahua y a la Fiscalía General del Estado (FGE) que cesen los actos de intimidación y amedrentamiento en contra de periodistas locales, como el que sufrió el pasado miércoles un compañero de El Diario de Chihuahua y su familia.

Por tales hechos, el afectado –cuyo nombre se mantendrá en reserva por seguridad de él y su familia– interpuso la queja 561/2018, ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), solicitando para él y su familia la activación del Protocolo de Protección para Periodistas, luego de que tres personas armadas y sin identificarse, acudieron a su domicilio a interrogar a su esposa delante de sus hijos, solicitando información y datos personales, justificando su actuación en el sentido de que era por reportajes que el periodista publicó hace más de 15 años en otro periódico de circulación estatal en donde laboró.

Los hechos ocurrieron el miércoles 7 de noviembre, el jueves 8, presentó denuncia penal ante la Fiscalía Zona Centro por amenazas a su trabajo y en contra de quien resulte responsable, la cual quedó asentada bajo el número de expediente 19-2018-0027221 ante la Unidad de Atención al Público.

El Foro de Periodistas tiene conocimiento de casos similares, donde agentes estatales y ministeriales, en algunas actuaciones sin  identificarse, acuden a domicilios de  periodistas a solicitar información personal y sobre su ejercicio profesional, provocando intimidación en los familiares, violando el principio de privacidad y de Libertad de Expresión.

En el caso más reciente, hubo niños que presenciaron lo sucedido y quienes se atemorizaron al observar a las personas armadas con pistolas fajadas a la cintura, quienes nunca revelaron sus identidades ni dejaron citatorio o documento alguno de comparecencia.

Pese a que el reporte de los hechos fue inmediato a las autoridades investigadoras, transcurrieron casi 27 horas para que el fiscal de la Zona Centro, Carlos Mario Jiménez se comunicara y reconociera que dichas personas armadas eran agentes estatales adscritas a la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), y donde garantizaba que no había riesgos en la integridad física del periodista ni de su familia.

Exigimos al gobernador Javier Corral Jurado y al fiscal general César Augusto Peniche, den seguimiento puntual a la queja presentada ante la CEDH y la denuncia penal promovida, a fin de que dichos agentes sean sancionados por evidentes faltas cometidas en el procedimiento, y paren los hostigamientos por parte de la autoridad estatal hacia los trabajadores de los medios de comunicación de Chihuahua.